Fabio Fognini, el italiano que no consigue controlar su carácter

Fabio Fognini, el italiano que no consigue controlar su carácter

El tenista italiano volvió a estar en el ojo de la tormenta en el último Us Open después que la organización decidiera expulsarlo del torneo por insultar a una jueza de silla. Por Damián Tiscornia.

Fabio Fognini volvió a ser noticia en la última edición del Abierto de los Estados Unidos. Y no fue por los buenos resultados que obtuvo dentro de la cancha, sino por haber estado envuelto en un nuevo escándalo dentro de ella. Uno más a una extensa lista que este jugador nacido el 24 de mayo de 1987 protagonizó a lo largo de su carrera deportiva desde que es profesional.
En el último Us Open el italiano insultó a una juez de silla en el partido que por la primera ronda del último Grand Slam del año perdió ante su compatriota Stefano Travaglia, jugador que accedió al cuadro principal luego de superar la clasificación. A pesar de haber pedido disculpas por el exabrupto que tuvo, la organización decidió expulsarlo del torneo, no sin antes recibir una multa de 24.000 dólares.
La sanción recibida, sin embargo, podría ser aún mayor si quienes están a cargo de los Grand Slams deciden excluirlo del Australian Open del próximo año. El propio Fognini declaró que aceptaría la sanción. “Si los responsables de los Grand Slams deben prohibirme participar en el próximo Abierto de Australia, aceptaré las consecuencias porque nuestros actos tienen consecuencias y debo pagar por lo que hice”, dijo a la cadena Sky. Y agregó: “Soy consciente de la gravedad de mi error, asumo la responsabilidad. Se tomará una decisión. Pero avanzo que pasaré página con esta mancha que no se limpiará jamás”.
No es la primera vez que Fabio Fognini está en el ojo de la tormenta por protagonizar un incidente dentro de una cancha de tenis. En 2014, por ejemplo, debió abonar 27.500 dólares por insultos y ‘comportamientos obscenos’ hacia el supervisor Wayne McKewen y el árbitro James Keothavong en Wimbledon. La multa que recibió fue la más alta en una primera ronda del certamen británico; un año atrás tuvo que pagar 10.000 dólares por otra discusión con un árbitro.
Pero podemos remontarnos al 2013, cuando en el ATP 250 de Niza Fogna tuvo importante cruce con el francés Gael Monfils, con quien intercambió insultos en el partido que jugaron por la segunda ronda del torneo. Ese mismo año, en el Master 1000 de Cincinatti tiró de forma vergonzosa un partido ante el checo Radek Stepanek, cuando en el último game los jueces le cantaron falta de pie y él, como consecuencia, pisó deliberadamente la línea hasta perder el partido, lo que provocó el abucheo del público presente.
Se podrían seguir enumerando los problemas que tuvo este italiano que por su conducta hace acordar al austríaco Daniel Köellerer, quien se caracteriza por tener este tipo de conductas y el 31 de mayo del 2011 fue suspendido de por vida luego de comprobarse que estaba involucrado en amaños de partidos. Podríamos recordar el episodio que protagonizó contra Novak Djokovic en el Australian Open del 2014. O cuando en el Master 1000 de Monte Carlo insultó al árbitro brasileño Carlos Bernardes, calificándolo de “pedazo de mierda”.
“No habrá próxima vez. Sé lo que digo, no lo haré más. Es debido a mi carácter. Trabajo con un preparador mental y pienso que estoy en la vía correcta, por lo que no puedo explicar este error. No tengo nada contra las mujeres. Dijeron que soy sexista y no lo soy, siempre he respetado a las mujeres”, fue una últimas promesas que realizó. ¿Su complicado carácter le permitirá cumplirla?

CATEGORIES
TAGS
Share This