Rafa Nadal, más invencible que nunca

Rafa Nadal, más invencible que nunca

El tenista español Rafa Nadal lo vuelve a conseguir. Ha tenido que esperar más de diez años para reinar de nuevo en el Abierto de China. Hoy lo ha conseguido frente al australiano Nick Kyrgios, al que ha batido en dos parciales, 6-2 y 6-1 después de poco más de hora y media en la pista. Por Laura Álvaro Sánchez.

En la final disputada en el Abierto de China entre el español Rafa Nadal, líder de la ATP y máximo candidato a alzarse con el triunfo en China, y el australiano Nick Kyrgios, décimo noveno de la lista mundial y octavo cabeza de serie, se ha impuesto el balear en el quinto enfrentamiento entre ambos, que se ha saldado con la victoria por 6-2 y 6-1 después de una hora y 32 minutos de duración en el torneo chino.
El resultado del encuentro da una idea del ritmo arrebatador que ha tomado el partido desde que Nadal con su fuerza titánica ha arrollado a un australiano, convencido de que podría combatir a Nadal, después de que la última vez que se cruzaran las caras, en el Masters 1000 de Cincinnati de la presente temporada el de Australia, le eliminara en los cuartos de final del certamen y en dos sets, 6-2 y 7-5. Pero hoy Rafa era mucho Rafa y no se dejó amilanar por su rival en ningún momento.
Se trata del sexto título del número uno del mundo en lo que va de temporada, después de los conseguidos en Roland Garros, Abierto de Estados Unidos (ambos torneos de Grand Slams), así como el Conde de Godó, el Masters 1000 de Montecarlo, y también el del Mutua Madrid Open. De igual forma, hoy ha jugado su novena final y ha llegado a las 60 victorias en esta temporada, con 75 títulos en su haber. Cifras de infarto que recuerdan la gran temporada del mallorquín, con una forma espectacular para el tenista de 31 años.
Nadal no ganaba el Abierto de China desde hacía 12 años, donde el año pasado llegó a los cuartos de final, y fue eliminado concretamente por Grigor Dimitrov, al que el tenista balear fundió en las semifinales en el día de ayer. Después y en este mismo certamen, también alcanzó dos finales, en las ediciones de los años 2013 y 2015, aunque ambas las perdió ante el serbio Novak Djokovic. El manacorense acaba con muy buen sabor de boca el torneo, llegando a lo máximo, y pensando en su próximo reto: el Masters 1000 de Shanghái.

CATEGORIES
Share This