Sebastian Korda, la promesa que sigue los pasos de su padre

Sebastian Korda, la promesa que sigue los pasos de su padre

El joven de 17 años se consagró campeón del Australian Open junior y ya tendrá su primer experiencia en el circuito ATP. Conocé más de su historia. Por Damián Tiscornia.

Los Grand Slams suelen ser esos torneos en los que alguna promesa confirma su buen momento deportivo y la proyección que puede llegar a tener en un futuro no muy lejano. Además, son los torneos donde los mejores tenistas del ránking buscan tener muy buenas actuaciones para continuar creciendo en el ránking. O, por qué no, donde el público comienza a conocer a tenistas que son protagonistas de historias increíbles.
Y la última edición del Australian Open nos permitió conocer a un joven tenista que carga sobre sus espaldas con un apellido que en su momento consiguió muy buenos resultados en el circuito ATP y dejó bien representada a República Checa: Sebastian Korda, quien a sus diecisiete años se consagró campeón del primer Grand Slam del año en juniors tras derrotar en la final al Chung-Hsin Tseng.
Nacido el 5 de julio del año 2000 en Bradenton, Estados Unidos, Sebastián Korda es una de las grandes promesas que tiene el tenis norteamericano, que con las camadas que están surgiendo en los últimos años no es difícil imaginar que en los próximos años Estados Unidos sea un gran animador de la Copa Davis. Tras consagrarse campeón del Australian Open, este jugador diestro y que juega con un revés a dos manos actualmente se encuentra en el puesto 842 del escalafón mundial, aunque su carrera en el circuito profesional recién comienza.
Petr Korda fue uno de los grandes tenistas que tuvo el circuito en la década de los noventa. A lo largo de su carrera consiguió diez títulos en singles, destacándose el Australian Open en 1998. Además, en 1992 llegó a la final de Roland Garros, perdiendo en la final ante Jim Courier. En una entrevista con el sitio web de la Atp, el exjugador nacido en Praga habló sobre el presente de su hijo: “Es bastante increíble, es una gran sensación. Estoy muy feliz por él, está disfrutando de su experiencia en este viaje tan especial”, declaró.
De todas formas, sorprendió al afirmar que no deseaba que sus hijos fueran tenistas. “Nunca quise que mis hijos jugaran al tenis. Nos hubiera encantado que jugaran a otros deportes para que puedan establecer sus propios objetivos. Si alguno de nuestros hijos sigue nuestros pasos, entonces los objetivos ya estarán establecidos para ellos. Es muy difícil para un niño salir de una sombra como esa, lo normal es que luego se pasen toda la vida intentando superar lo que hicieron sus padres”, sostuvo.
Pero, más allá de cuáles hayan sido los deseos de Petr, lo cierto es que el presente que vive su hijo es espectacular. De hecho, recibió una invitación especial para disputar el ATP 250 de Nueva York, torneo que se disputará entre el 11 y el 18 de febrero. “Estoy ansioso por llegar a Nueva York y seguir los pasos de mi padre. Este será mi primer torneo grande hasta la fecha en el ATP World Tour, y estoy deseando jugar junto a grandes jugadores del circuito”, declaró Sebastian tras conocerse la noticia.
“Tiene un juego muy completo. El saque es un diferencial en él, se mueve increíblemente bien para su envergadura y tiene mucha mano, un talento natural”, afirmó sobre Dean Golfine, quien en su momento asesoró a tenistas como Andy Roddick y Todd Martín, entre otros.

CATEGORIES
TAGS
Share This