Connect with us

Masters 1000

Juan Martín del Potro, el Pibe 400

Iván Tricárico

Published

on

Luego de superar fácilmente al canadiense Milos Raonic, el tenista argentino alcanzó su tirunfo número 400 como profesional. Mañana, su premio será enfrentarse mano a mano por el título de Indian Wells a su amigo, el suizo Roger Federer. Por Iván Tricárico.

Lograr el primer punto ATP no es fácil. Conseguir la primera victoria en el circuito grande, tampoco. Alzar el primer trofeo ATP, mucho menos. Conseguir 400 triunfos, casi una misión imposible. Una vez más, el hombre de las proezas lo hizo posible. Esta tarde, Delpo sumó su victoria 400, siendo así el segundo jugador de su país en lograrlo luego de Guillermo Vilas.

“Jamás me hubiera imaginado tanto. Es muy especial llegar a esa cifra después de todo lo que he pasado, de todos los sacrificios”, reconoció el tandilense, quien hace 2 años estuvo al borde del retiro luego de pasar por cuarta vez por el quirófano.

¿Cuál fue el primer triunfo en el tour del bonaerense? Fue hace doce años, el lunes 30 de enero de 2006, cuando tenía tan sólo 17 años y ocupa la 159° plaza del ranking mundial. Como no podía ser de otra manera, su primera victoria fue a lo grande. Sí, porque derrotó por 6-2 y 6-2 en nada más que 55 minutos al español Albert Portas por la primera ronda del ATP de Viña del Mar.

“Recuerdo que me había tocado jugar contra un argentino muy joven en ese momento, con no muchas referencias y salí a la cancha muy confiado en que iba a ganar, aparentemente era una muy buena primera ronda y el chico que salió no lo conocía, era muy alto, y le pegaba muy fuerte, sobre todo en el servicio. La verdad es que me pasó por encima, jugó muy bien”, le comentó el ibérico al Diario La Nación sobre la derrota sufrida ante el actual número 6 del mundo, quien por entonces era una de las máximas promesas del tenis argentino.

Meses más tarde, Delpo hizo su debut en un Grand Slam en Roland Garros, perdiendo ante el español Juan Carlos Ferrero, ex número 1 del mundo y campeón en París. Meses más tarde, la Torre de Tandil se metió entre los mejores 100 jugadores del planeta y cerró ese 2006 en el puesto 91.

En 2007, ganó su primer partido en un Grand Slam, en el Abierto de Australia ante el italiano Alessio di Mauro. Días antes, había llegado hasta las semifinales del ATP de Adelaida. Ese mismo año, firmó cuartos en Nottingham, sobre césped, y los octavos de final en el Masters Series de Miami, Cincinatti y Madrid.

Al poco tiempo de meterse en la conversación, Juan Martín se convirtió en una realidad. Ganó su primer, y único Grand Slam, hasta el momento, al conquistar el US Open 2009, venciendo nada más ni nada menos que al español Rafael Nadal y al suizo Roger Federer.

Pero en la carrera de Del Potro no todo fue color de rosas. Las lesiones lo golpearon duro. En 2010, prácticamente no pudo jugar debido a los problemas en su muñeca. Años más tarde, y luego de un regreso triunfal, en 2014 volvió a parar, hasta 2016. Tres operaciones más en su muñeca lo tuvieron prácticamente al borde del retiro. No obstante, fiel a su estilo, no se dio por vencido y “por amor al tenis y a sus fans”, volvió a resurgir entre las cenizas. En 2016 tocó el cielo con las manos una vez más, se colgó la medalla de Plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y fue el líder de la conquista Argentina de la Copa Davis a finales de ese año.

Desde su regreso, el tercero, al circuito en febrero de 2016 en Delray Beach, Delpo le ganó a los mejores: Federer, Nadal, Andy Murray, Novak Djokovic, Stan Warinka, Marin Cilic y David Goffin. Alzó los brazos al cielo en 81 partidos de los 110 que jugó, una marca superior al 72 por ciento.

Este domingo, volverá a tener su gran chance. Luego de tres finales perdidas, el argentino buscará ante el actual monarca del tenis mundial su 1° título Masters 1000, el 22° de su carrera y el segundo consecutivo.

ATP

Daniil Medvedev: “Necesitaban la irrupción de nuevos jugadores y yo se los he dado”

Published

on

El ruso conquistó el Masters 1000 de Shanghái, cuarto título de la temporada, y sigue con la fantástica racha acechando al Big 3 en el ranking mundial. Por Javier Ayala.

Abrumador lo de Daniil Medveded en la ciudad china de Shanghái, sin ceder sets en toda la semana, venció al alemán Alexander Zverev para conseguir su cuarto título del año y se afianza en las primeras posiciones del ranking quedando mucho más cerca de los tres mejores.

Tan solo una hora y 14 minutos le llevo al ruso derrotar al alemán, por lo que se mostró muy conforme y con una gran felicidad por lo que le está pasando luego del encuentro, “Esto es increíble. Si me hubiesen dicho antes que ganaría este torneo no me lo hubiera creído. Shanghái es uno de los Masters 1000 más prestigiosos que hay en el calendario. Si lo analizas detalladamente, en los últimos nueve años solo han podido ganar tres jugadores. Es especial estar en ese palmarés y continuar con esta buena dinámica de buenos resultados que estoy cosechando en estos últimos meses”.

Algo que llamo la atención de muchos es que al finalizar el encuentro, al ruso no se le movió un pelo por haber triunfado y lo explicó en la conferencia y también dijo que él les está dando lo nuevo que se pedía para el circuito, “En estos últimos tiempos todos hablaban de que necesitaban la irrupción de nuevos jugadores. Algo nuevo y yo se los he dado. A pesar de que no suelo celebrar mucho mis triunfos, estoy muy feliz por lo que estoy consiguiendo. Simplemente mantengo la calma, a sabiendas que estoy haciendo mi trabajo y que aún tengo que seguir mejorando ciertas cosas si quiero seguir progresando como tenista. Ahora descansaré para llegar fresco a los próximos torneos”.

El moscovita cortó una racha de cuatro partidos perdidos consecutivamente con el alemán, y se va satisfecho con el objetivo, “Tenía un partido complicado ante un jugador con el que siempre había perdido. Hace unas semanas me pasó lo mismo con Coric, al que nunca antes había vencido y al que también derroté contundentemente en la final de San Petersburgo. Hoy salté a la cancha un poco nervioso por lo que me jugaba, pero a medida que pasaban los minutos me iba encontrando mejor en la cancha. Sascha puede estar contento del gran torneo que ha hecho, ya que ha derrotado a jugadores de gran nivel y estoy seguro de que si mantiene este nivel, conseguirá muy buenos resultados de aquí en adelante”.

Daniil no puede creer todo lo que paso en esta temporada, pero sabe que no puede relajarse y pretende seguir con esta racha positiva, “Parece que estoy viviendo un sueño. Es algo escandaloso lo que me está pasando en estos últimos meses, pero todo esto se ha realizado a base de esfuerzo y mucho trabajo. Ahora no podemos relajarnos, tenemos que seguir trabajando para acabar el año de la mejor manera posible. Nunca voy a olvidar este 2019”.

Continue Reading

ATP

Alexander Zverev: “Siento que estoy yendo por el camino correcto, pero obviamente aún tengo que mejorar”

Published

on

El principito no pudo con el gran nivel de Daniil Medvedev y no pudo levantar el título del Masters 1000 de Shanghái, pero se va muy conforme de Asia por lo conseguido la ultima semana. Por Javier Ayala.

El joven alemán de 22 años salió a la cancha central de Shanghái con la intención de lograr su cuarto título de Masters 1000, pero el ruso Daniil Medvedev fue más y no pudo lograr el objetivo.

Más allá de la derrota, Sascha se mostró conforme con lo logrado esta semana y que fue una inyección de confianza para lo que resta de la temporada, “Siento que he jugado de mis mejores partidos esta temporada, venciendo a jugadores de gran renombre y demostrando una vez más que si estoy bien puedo jugarle de igual a igual a cualquier jugador. Siento que estoy yendo por el camino correcto, pero obviamente aún tengo que mejorar en ciertas cosas para volver a mi mejor nivel. Llegar a una nueva final de Masters 1000 es muy bueno para mí y espero que me sirva de motivación para los próximos torneos”.

El número 6 del ranking mundial lleno de elogios al ruso, “Es un jugador excelente y muy completo en todas las facetas del juego. Como todos los tenistas tiene sus puntos débiles, pero él te los intenta cubrir para que no puedas atacarle por ahí. Esta ha sido su sexta final de manera consecutiva, y estoy totalmente seguro que si sigue manteniendo este nivel de juego, conseguirá llegar a la novena, décima o undécima si se lo propone. No tengo dudas de que estamos ante un jugador que es capaz de todo y que en estos momentos es el mejor jugador que hay en el circuito”.

Comenzando el encuentro de manera incorrecta, pudo recuperar pero ya era demasiado tarde, “Entré muy mal al partido haciendo que mi rival se pusiera rápidamente con break arriba. Luego es cierto que reaccioné y me volví a meter de lleno en el partido. Cuando mejor me sentía en el partido, fue cuando cometí un par de errores que hicieron que mi rival se llevara el primer set. Se me hizo muy cuesta arriba el partido desde ahí y en el segundo set no hubo color. Daniil continuó con el nivel desplegado en el primer set y eso le valió para llevarse el segundo set y por tanto, el partido”.

Esta actuación le permite a Zverev quedar a un paso de clasificar al ATP Nitto Finals, por lo que rescató lo conseguido en la gira por el continente asiático, “Este torneo me ha venido muy bien para mis aspiraciones de clasificarme para Londres. Hace unos meses lo tenía bastante complicado, pero mis grandes actuaciones en Pekín y Shanghái han hecho que ahora lo tenga algo más fácil. Aun así tengo que continuar a buen nivel, ya que este año todo está mucho más igualado y cada partido adquiere una importancia tremenda. Espero poder clasificarme a Londres e intentar revalidar el título conseguido hace un año”.

Continue Reading

ATP

Roger Federer: “Estoy muy feliz, fue un partido realmente difícil”

Published

on

El suizo sacó adelante un partido complicado, donde no se vio su mejor tenis, y avanzó a los cuartos de final en China, donde se enfrentará a Sascha Zverev por un lugar en las semifinales. Por Javier Ayala.

Tras sufrir más de la cuenta, el helvético pudo ganar su partido de tercera ronda frente al belga David Goffin por 7-6 (7) y 6-4 para alcanzar los cuartos de final del anteúltimo Masters 1000 de la temporada, para verse las caras con el joven Alexander Zverev por un lugar entre los cuatro mejores del certamen.

El partido comenzó con un trámite parejo, donde no se sacaron ventaja hasta el undécimo juego donde el belga pudo romper el saque quedando de cara a quedarse con el primer parcial. Las dudas de Goffin se hicieron presentes y no pudo aprovechar tres bolas de set y Roger recupero el servicio. En el tie break, el belga tuvo dos pelotas mas para set que tampoco pudo aprovechar y en su primera chance el suizo se quedaría con el primer parcial.

El segundo set un quiebre de ventaja para el numero tres del mundo hicieron la diferencia para que en una hora y 54 minutos de partido, Federer se quede con el encuentro.

Más tarde en sala de prensa, Roger elogio el juego del número 14 del mundo, “Realmente él fue capaz, no sé si decir que dictó el juego, pero creo que fue muy claro en su selección de tiros; cuándo hacer y qué hacer. Pienso que tomó muy buenas decisiones, y se ponía detrás de la pelota súper rápido, lo que creo que me hizo muy difícil conectar tiros ganadores desde la línea de fondo, porque estaba llegando a todo”.

A pesar de haber estado sobre las cuerdas en el primer set, Roger se mostró conforme con el rendimiento y sabe que debe mejorar, “Creo que mi servicio fue sólido. Estaba golpeando bien y realmente nunca tuve problemas con él. Pero, por supuesto, de repente, estar con break abajo, a veces requiere un juego diferente y un impulso diferente. En general, estoy muy feliz. También por la forma en que me sentí al devolver, cómo me moví, fue muy sólida. Estoy muy feliz. Pero sin duda, fue un partido realmente difícil. Creo que ese primer set quizás terminó siendo clave. Y fue duro. Él sacó para el set con 6-5. Ambos tuvimos oportunidades, pero probablemente él tuvo algunas más, debo admitir. Tuve que jugar algunos golpes muy precisos y siempre muy cerca de las líneas. Podrían haber sido errores, lo sé. Fui un poco afortunado de ganar ese primer set, pero jugué bien y luché muy duro”.

Las últimas palabras del suizo fueron dirigidas al público, quien lo alienta constantemente, “Por supuesto, por eso me encanta jugar en pistas grandes porque a veces te ponen en situaciones realmente incómodas. El marcador crea una especie de presión que sientes del público, porque quiere ver más. Quieren ver más, ver una mejor jugada mía, una mejor toma de decisiones. Entonces, sí, puedes trabajar tu mente desde ahí. Pero creo que con experiencia sé que preferirían verme ganar el partido, no jugar tan bonito y espectacular, sino verme en la próxima ronda en lugar de que intente golpear tiros creativos todo el tiempo para complacerlos y luego perder. Así que al final, lo hago lo mejor que puedo. Les agradezco todo siempre, hoy nuevamente fue especial jugar frente a tantos fans míos, así que sí, pueden crear presión, sin duda, no hay duda al respecto”.

Continue Reading
Advertisement code here

Tendencias