Connect with us

Análisis

¡¡¡Fernando Verdasco gritó 500!!!

Published

on

El español derroto al italiano Paolo Lorenzi por 7-5 y 6-4 por la primera ronda del Masters 1000 de Madrid alcanzando su victoria número 500 en el circuito profesional, logrando una marca que pocos tenistas pueden disfrutar. Por Javier Ayala.

Desde que era un niño ya se notaba la pasión que sentía por el tenis, todos los días repetía la misma secuencia, “Fernandito” corriendo con el uniforme escolar para sentarse a ver el entrenamiento de su actual entrenador, Ignacio Truyol, y el que en el pasado lo era, Juan Luis Rascon Lope en la cancha anexa al restaurant que la familia Verdasco poseía en Boadilla del Monte en Madrid.

Con apenas siete años, mientras que jugaba contra el frontón imitando a sus ídolos, tenía la ilusión que alguna de las tardes lo invitaran a intercambiar unos golpes con los mayores.

Juan Luis recuerda: “ Fernandito era un chaval al que le encantaba el tenis, su familia vivía junto al Restaurante La Cañada, donde estaba la pista en la que yo entrenaba con Nacho [Truyol] y él venía a vernos esperando que pudiésemos jugar con él. A veces pegábamos unos pelotazos y desde entonces ya se le veía muy talentoso a pesar de tener siete años”.

Al pasar los años, los que lo vieron desde pequeño y comentaban las cualidades del español, el tiempo les dio la razón, con apenas 16 años, Fernando, logro su primer punto para el ranking mundial en un future en Madrid en el año 2000.

Luego de dos temporadas en el circuito, el verdadero nivel del Verdasco salió a la luz, fue en ese momento en donde podía competir de igual a igual con cualquier contrincante.

“Cuando saltabas a la pista a jugar contra él sabías que iba a ser complicado, tenía unos tiros increíbles. Cuando estaba fino y bien apoyado hacía muchos winners”, comento Rascon Lope que mas alla de los intercambios tenísticos de chico, se terminaría enfrentando en la final de future de canarias en el año 2002. “En esa época ya se le veía su potencial, hacía juegos impresionantes, pero era una montaña rusa. Todas las opciones del partido pasaban por él, para bien o para mal. Se veía que si limaba eso, sería muy bueno”.

Para Verdasco competir en los niveles anteriores al circuito ATP no era suficiente, la intención de él era jugar en los torneos principales del circuito. “Fernando viajaba con una ilusión tremenda. Fue una etapa complicada, porque él conocía su potencial, pero quería salir de los torneos menores”, menciona Jesús Manteca, su entrenador en aquella temporada. “Tenía cierta desilusión porque sobre el papel tenía tenis para estar donde deseaba, pero aún tenía que entender que debía pasar un proceso, quemar ciertas etapas”.

Luego de varias clasificaciones en los torneos de Mallorca, Estoril, Saint Polten, Umag, finalmente en el polvo de ladrillo de Sopot, en Polonia, lograría la primera de las 500 victorias al vencer al argentino Mariano Puerta, cuando todavía era número 389 del mundo. “Tenía poco que perder y mucho que ganar, porque al fin y al cabo jugaba contra jugadores consolidados. Había que dejarse la piel, porque tenis tenía de sobra. Mi trabajo era hacerle ver que tenía que impartir su juego, porque si estaba concentrado y con confianza llegarían los resultados”, indica su entrenador de aquel entonces. Tras casi dos horas de juego, “Estaba en

una nube”, advierte Manteca, quien lo acompaño en toda la gira. “Coincidía con jugadores que ya estaban consolidados en el circuito ATP. En el caso de Sopot era un torneo masculino y femenino, y le hizo mucha ilusión ganar su primer partido porque era una demostración de que podía estar arriba. Ahí despuntó y dio muestras del potencial”. Por su parte, el propio Verdasco recuerda hoy que “perdí el primer set y luego acabé ganando, fue un partido bastante extraño, pero fue especial porque fue mi primera victoria”.

Desde aquel partido, Fernando Verdasco acumula 16 temporadas sumando triunfos consecutivamente en el circuito profesional. En todo este trayecto, logro llegar al número 7 del ranking allá por el año 2009, cuenta con 93 semanas en el top ten y 7 títulos en su haber. Valencia 2004, Umag 2008, New Haven 2009, San Jose 2010, Barcelona 2010, Houston 2014 y Bucarest 2016, y además 16 finales conseguidas, destacándose la del 2010 en Montecarlo.

Como luchador que es y todos conocemos, en cuanto a los partidos a cinco sets, posee un record de 23-21, donde la victoria más relevante fue contra Rafael Nadal en el abierto de Australia en el 2016 o en la cuarta ronda en el año 2009 frente a Andy Murray. No obstante, esta temporada estuvo al borde de su primera final de grand slam también en Australia, donde perdió la batalla en el quinto set frente a “Rafa”.

“Es difícil quedarme con un solo recuerdo de esas 500 victorias. El primer torneo que gané en Valencia fue muy especial, pero también los partidos en el Abierto de Australia 2009 con Tsonga y Murray. También fue muy bonito ganar el título en San José ante Andy Roddick o el Godó (Barcelona Open) frente a Robin Soderling. Añadiría también la primera victoria en el Mutua Madrid Open. Es difícil quedarse con uno”, valora el español.

Podemos añadir que es el único jugador que evito que Nadal alcanzara como mínimo las semifinales en Madrid, cuando lo venció en el año 2012 en la cuarta ronda.

Sin profesionalismo, disciplina, responsabilidad, pero por sobre todas las cosas, con mucho trabajo, no se lograría dimensionar semejantes logros, mas allá que a esta altura, se vuelvo todo un poco más complicado. “Ahora tengo 34 años y tengo que pelear frente a jugadores con 21, 22 o 23 años que son mucho más jóvenes. Tienen muchos menos kilómetros en sus piernas”, afirma con una sonrisa. “Yo sólo tengo que trabajar muy duro y mantener mi motivación alta para poder ganarles”.

“Está claro que siempre tienes alguna crisis en tu vida, te gusta jugar pero quizás te apetece ir a la playa o desconectar unos días con tus amigos. Pero cuando estoy fuera una semana, lo echo de menos. Sólo quiero volver a la pista, al gimnasio, seguir mejorando y trabajando duro para estar a un alto nivel y ser capaz de pelear frente a los mejores jugadores del mundo”.

Este Mutua Madrid Open quedara en la historia para Fernando, aunque no ha llegado al final del camino. “Espero tener tiempo para mejorar en más cosas y estar unos años más en el circuito”.

Análisis

Juan Martín del Potro y el camino perdido por su lesion

Published

on

A falta de unos días para que se cumpla un año de la dura lesión de Juan Martín en el Masters 1000 de Shanghái, el argentino regresará al circuito para recuperar todo lo perdido durante este periodo. Por Javier Ayala.

El 14 de octubre de 2018 será recordado por Juan Martín del Potro como uno de las más frustrantes de su carrera, y eso que tiene otros cuatro días en el ataúd de los recuerdos.

Disputando los octavos de final del Masters 1000 de Shanghái, el argentino por un resbalón donde apoyo la rodilla para no caer, sufrió la fractura de la rotula derecha, obligándolo a abandonar y despedirse de la temporada.

Durante el año pudo disputar 12 encuentros, con ocho victorias y cuatro derrotas, destacándose el partido con Novak Djokovic en el Masters 1000 de Roma, pero su marcha se detuvo en Queens, donde la lesión se agudizó nuevamente.

Hoy en el puesto 103 del mundo, saliendo del lote de los 100 después de algunos años tras llegar a pisar el número 3, Juan Martín anuncio su vuelta para la semana próxima en el ATP 250 de Estocolmo, pero todo es una incógnita.

La lesión hizo que Del Potro se pierda la valiosa oportunidad de acceder al número uno del mundo, ya que tenía serias chances de alcanzarlo, pero el destino no lo quiso.

La rotunda caída en el ranking es como consecuencia de haberse perdido toda la temporada y no poder defender los puntos de la temporada 2018 que fue una de las mejores del argentino.

Delpo no pudo defender los títulos conseguidos en Acapulco e Indian Wells, las finales alcanzadas en Auckland, Los cabos, US Open y Beijing, y las semifinales de Miami y Roland Garros, sumado a los cuartos de final de Wimbledon y Cincinnati.

Sin lugar a dudas una temporada impresionante del argentino que llego a posicionarlo en el puesto número 3 del escalafón en el mes de agosto para que en el día de hoy lo vean caer 100 casilleros para salir del Top 100 del mundo.

Finalmente, este jueves, luego de vistiar al doctor Ángel Ruíz Cotorró, quien lo operó, decidió no apurar la máquina y regresar al circuito recién en 2020. Habrá que esperar al 20 de noviembre, día en que Juan Martín jugará una exhibición en Buenos Aires ante el gran Roger Federer.

Continue Reading

Análisis

Emiliano Troche, una de las esperanzas del tenis charrúa

Damián Tiscornia

Published

on

El juvenil uruguayo es una de las grandes promesas que tiene el tenis de aquel país para en un futuro ser quien ocupe el lugar de Pablo Cuevas. Por Damián Tiscornia.

Un partido entre los franceses Arnaud Clement y Nicolás Mahut fue lo que le demostró a Emiliano Troche los deseos de jugar al tenis. Por lo menos así lo declaró en una entrevista que concedió al portal Tenis con estilo. En aquel momento, según recordó, tenía en su casa una paleta y así comenzó a jugar al frontón contra la pared.
“Al poco tiempo me di cuenta que era lo quería ser. Mis primeros entrenadores fueron Leticia Demichelli, Mariana Fugazot, Ignacio Salgues y Diego Demichelli, quien es mi entrenador actual junto a Marcelo Filippini, quien se sumó al equipo hace tres años”, declaró el juvenil en dicho portal.
Emiliano forma parte de una camada de tenistas que está comenzando a hacer sus primeras armas en el tenis y que cuanta con la capacidad para ser quien suceda a Pablo Cuevas en la élite del tenis mundial. Entre ellos se encuentran Francisco Llañes, Juan Martín Faumeaux y Ezequiel Passarino. Claro está que sin el apoyo suficiente es muy difícil poder llegar a destacarse en el circuito.
“Es cierto que hay una buena camada de tenistas y tuve la suerte de compartí con varios de ellos desde chico mucho tiempo, viajes y experiencias que ayudaron en nuestra formación. Jugar afuera de Uruguay nos dio experiencia a la hora de crecer como tenistas y personas. Competir con los mejores genera mayor performance y sirve para ver en qué nivel estamos y que debemos mejorar”, dijo al respecto.
El jugador nacido el 7 de abril del 2001 también habló de lo que significa poder crecer tenísticamente teniendo a Pablo Cuevas como referencia y espejo a seguir. “Tener a Pablo es una motivación tremenda para todo tenista uruguayo. Que de un país tan chico salga un jugador tan grande y con tan buen nivel, es muy meritorio y nos sirve para darnos la ilusión de querer llegar a ser como él o como Martín Cuevas y todos los que llegaron en su momento”, dijo al respecto.
“Acá en mi país se nace con la idea que es imposible ser tenista. (…). Yo estoy convencido que con mucho esfuerzo, dedicación y hambre de gloria se puede llegar”, recalcó en otro pasaje de la entrevista.
En la serie que protagonizó Uruguay contra República Dominicana el pasado mes de septiembre en el Carrasco Lawn Tennis Emiliano fue convocado por Enrique Pérez Cassarino por primera vez, dado que anteriormente había estado en el equipo como sparring. Al respecto, contó cómo fue esa experiencia y entrenar junto a Pablo y Martín Cuevas. “Fue una muy linda experiencia. En los descansos durante los entrenamientos te daban consejos y te ayudaban en lo que podían, como obviamente lo hacían el capitán Enrique Pérez Cassarino y Facundo Savio”, declaró.
En el corto plazo su principal objetivo es alcanzar las semifinales en los torneos ITF que dispute, poder ser profesional y sumar su primer punto en los torneos Future. “Parece poco pero para mí es sumamente importante”, dijo.
¿Cómo se definirá como jugador? “Me considera un jugador ofensivo y mi golpe más fuerte es la derecha, me gusta que el dominio de los puntos pase mí, un factor que puede ser negativo para mi juego. Puedo variar los efectos y manejo bien el saque. En la parte a mejorar, es el revés y el smash en ciertos momentos”.

Continue Reading

Análisis

¿Cómo es un día en la academia de tenis de Patrick Mouratoglou?

Published

on

Una de las mejores academias del mundo, que intenta sacar a los mejores jugadores del circuito, es dirigida por el entrenador de Serena Williams, y UbiTennis te cuenta lo que es un día en el complejo. Por Javier Ayala.

Generalmente la vida de un chico se basa en ir todos los días a la escuela y luego si poder disfrutar de realizar algún deporte, con la intención de convertirse en algo más serio o que solamente sea un hobbie en su vida, pero hay chicos que realizan todo lo contrario.

En este caso, vamos a ver como es un día en una de las academias de tenis mas reconocida del mundo, la del entrenador de la estadounidense Serena Williams, el francés Patrick Mouratouglou.

En este complejo los chicos llegan con sus padres para empezar a jugar al tenis, mientras que los progenitores se quedan degustando un café o mientras miran como sus hijos entrenan duro para un día poder convertirse en profesionales.

En el sur de Francia, a pocos kilómetros de la cuidad de Niza, con un estilo a campo, se encuentra el espectacular complejo de Patrick, quien lo fundó en el año 1996 y que no pensaba lograr semejante espacio.

Con una tonalidad de colores verdes, azules y rojos, el paisaje es sacado de una película y que mejor que entrenar en un lugar donde reina la paz y el aire puro. El complejo cuenta con cuatro edificaciones principales, dos hoteles, un lugar de descanso y desayuno, un resorte con spa y la increíble pisciana con forma de raqueta que se lleva todas las miradas. Una de las novedades de la academia, es la construcción de un nuevo edificio realizado específicamente para los padres que llevan a los chicos a entrenar y no se sientan tan lejos de sus seres queridos.

Después de todos los lujos y beneficios, también está la escuela, “El programa de la escuela de tenis es algo de lo que estoy muy orgulloso. Tenemos niños de todo el mundo, entendemos que es difícil separarlos de su familia. Es por eso que construimos un complejo donde, después del entrenamiento, la familia puede reunirse nuevamente. Esto es bueno para los niños, que rondan en unos 200 que asisten al programa de tenis y escuela”, comenta Patrick.

A pesar de este mega proyecto, Mouratouglou también pensó en los jóvenes que quieren jugar y tratar de convertirse en estrellas pero que no tienen los recursos necesarios para conseguirlo, y creó una fundación para dicho fin, “Que ayuda a los jóvenes talentos que no pueden permitirse el lujo de entrenar o volar aviones para jugar en torneos hasta que sean económicamente viables, y así salir del programa para dejar espacio a otros”. Entre quienes se vieron beneficiados con este proyecto, podemos mencionar a la estadounidense Coco Gauff, el griego Stefanos Tsitsipas y el australiano Alexei Popyrin.

Transcurridos 23 años de la fundación, Patrick nunca se imagino que este complejo sea lo que es al día de hoy, lo cual se lo debe mucho a los patrocinadores que ayudan a llevar a cabo un proyecto tan grande. Durante los primeros 13 años, una gran marca internacional lo acompañó, pero es hora de continuar con nuevos rumbos, “Llevamos muchos años con otra

marca, que en ese momento tenía las características que necesitábamos. Ahora, sin embargo, ha llegado el momento de casarnos con un socio mucho más alineado con nuestros objetivos: innovar, ser más dinámicos para mejorar y conquistar nuevos mercados. Queremos crecer juntos para crecer, Asics comparte nuestra misma filosofía”.

Al recorrer los caminos de la academia, todos miran a Mouratouglou como si fuera una estrella, y en el mismo instante se dan cuenta de quién es el hombre que está a cargo de semejante proyecto. Una de las preguntas que nos hacemos todos es como hace para llevar adelante tantas cosas juntas, compromisos con la televisión, entrenar a Serena Williams y estar pendiente de todo lo que sucede en la academia, y solo tiene palabras de elogio a su personal , “Mi excelente personal. Es gente demasiado preparada con la que cuento al 100%; hay dos opciones que puede elegir cuando tiene que elegir a las personas que necesitan ayudarlo: tomar a las personas peor que usted para que su figura se destaque mejor o elija la mejor, mi elección”.

Así que conozcamos al personal y los métodos de entrenamiento en el campo. Después de un calentamiento obligatorio, una buena media hora de gimnasia cuando ni siquiera son las 9 am, es hora de ingresar a la cancha y hacer los mismos ejercicios que los campeones. Hay niños que ya toman el camino de los vestuarios, listos para ir a la escuela y regresar al entrenamiento por la tarde. Jugadoras y jugadores que buscan puntos WTA o ATP golpeando con fuerza bajo un sol muy cálido, las pequeñas gradas se llenan fácilmente para verlos cortar la pelota con cada disparo.

Todo está organizado en la academia, cada cosa tiene un lugar para ser practicado. Los entrenadores explican los diferentes tipos de ejercicios organizados según palabras clave específicas. En un campo, de hecho, se practica el servicio y la devolución, los primeros dos tiros del juego tratando de centrar los conos colocados en las esquinas estratégicas del rectángulo de servicio y responder siempre tratando de poner la pelota en el campo. Luego, depende de un ejercicio de acercamiento a la red, esperando el momento adecuado para ir a la línea del frente después de una secuencia de intercambios cruzados, otro finalmente para dar un cambio de velocidad en el intercambio después de encontrar la regularidad desde abajo. Todo está planificado al máximo.

Hay una gran atención a todos estos componentes, pero serían en vano sin una preparación física adecuada. Los jugadores de tenis tienen un gimnasio dedicado, con bandas para entrenamiento TRX en exhibición y áreas donde puedes tomar órdenes de Gerald Cordemy, el jefe de la sección de acondicionamiento físico que también ha trabajado con Serena Williams y Benoit Paire. Y aquí pasamos a los profesionales, así como a los de los programas intensivos de la semana o el fin de semana, tenistas de todos los niveles, desde el jugador del club que quiere mejorar su juego hasta el gerente que quiere sudar bajo un agradable sol de septiembre y luego pasar la tarde en la piscina o en el gran spa del complejo.

El rasgo de unión, además del lugar, también es ASICS, Anima Sana In Corpore Sano. Para explicar la filosofía detrás de la elección de este acrónimo está Gary Raucher, Jefe de Producto y Marketing de Asics Europe. ”Ganar es una cuestión de fortaleza mental, tanto para el profesional como para el aficionado. El estrés se está convirtiendo en un flagelo global, por eso el tenis nos permite afirmar la misión de nuestra marca y es ofrecer alivio a través del rendimiento deportivo en todos los niveles con el mejor equipo, siguiendo el pensamiento del fundador Kihachiro Onitsuka quien, en Japón, pensó bien en elevar la moral de una nación sobre el terreno para los efectos secundarios de la guerra a través del deporte”.

Tenemos muchas esperanzas, tanto Asics como Patrick, de que entre los jóvenes que, mientras tanto, han dejado la escuela y están comenzando de nuevo la forma de entrenamiento, hay alguien capaz de recoger la herencia de Djokovic, Monfils y Goffin. Las tareas, las harán después de salir del entrenamiento. Siempre hay tiempo para estudiar para convertirse en un campeón no.

Continue Reading
Advertisement code here

Tendencias