Kyle Edmund, la revelación que tuvo el Mutua Madrid Open

Kyle Edmund, la revelación que tuvo el Mutua Madrid Open

El británico de 23 años fue la gran revelación que tuvo el torneo que se disputa en la Caja Mágica. Conocé más sobre su historia de vida. Por Damián Tiscornia.

No hay dudas de que permanentemente el tenis mundial va renovando las figuras que serán animadores en los próximos años. Hay una generación, integrada entre otros por los españoles David Ferrer, Guillermo García-López, Fernando Verdasco y el croata Ivo Karlovic, que poco a poco le va dejando su lugar a las grandes promesas van surgiendo. La “Nueva Generación” como se la dio en llamar mediáticamente. Son varios los tenistas que integran esa camada; uno de ellos es el británico Kyle Edmund.
Nacido en Johannesburgo el 8 de enero de 1995, Edmund es una de las grandes promesas que tiene el tenis británico, aunque juega como profesional desde el 2012. Si bien nació en la capital de Sudáfrica, a los tres años se fue a vivir junto a su familia a North Yorkshire, un condado de Inglaterra que se encuentra al norte de Londres.
“Kedders”, tal como es apodado, es hijo de un gerente de una empresa constructora y una ama de casa, comenzó a jugar al tenis casi por casualidad cuando tenía diez años, tomando clases en el mismo club que su hermana Kelly solía practicar natación. Un dato más que curioso se podría resaltar: pese a que su superficie favorita es la arcilla, Roland Garros no es su torneo preferido, sino que lo es Wimbledon.
En los Grand Slams, justamente, consiguió muy buenos resultados en su etapa como junior: llegó a las semifinales en el Abierto de los Estados Unidos (2011) y en Wimbledon (2013) y a los cuartos de final en el Australian Open y Roland Garros (2012). Además, se consagró campeón de dobles en Estados Unidos (2012) y en Roland Garros (2013).
Si bien es profesional desde el 2012, sus primeros años lo tuvo como protagonista en el circuito Challenger, donde consiguió puntos importantes para crecer en el ránking. Si bien jugaba algún torneo ATP, no fueron buenos los resultados que obtuvo, perdiendo la mayoría de las veces en las primeras rondas.
A partir del 2016 se podría decir que empezaron a llegar los mejores resultados para el jugador que actualmente es entrenado por Fredrik Rosengren. Llegó a los cuartos de final en Doha, en Queens, en Beijing, fue semifinalista en Amberes y llegó a los octavos de final en el Abierto de los Estados Unidos. Además, disputó los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, ganó tres Challengers (Maui, Dallas y Roma) y consiguió importantes triunfos ante Richard Gasquet, Jhon Isner y el alicantino Davis Ferrer.
Pero, sin lugar a dudas, este 2018 está siendo el mejor año de su corta carrera. Llegó a los cuartos de final en Brisbane, a las semifinales en el Australian Open y a la final del ATP 250 de Marrakech, perdiendo en la final ante el español Pablo Andujar. Ahora en el Mutua Madrid Open confirmó su gran momento deportivo, tras llegas a los cuartos de final del torneo, dejando por el camino a Novak Djokovic y David Goffin. Su gran actuación en la Caja Mágica le permitirá ser top 20 a partir del próximo lunes, lo que será su mejor ránking hasta el momento.
“Kedders”, tal como es apodado, creció teniendo como ídolos a los jugadores británicos y al ruso Marat Safín. Quién diga, por qué no, que si continúa teniendo muy buenos resultados en el circuito los juveniles que vayan surgiendo crezcan teniendo como ídolo a él…

CATEGORIES
TAGS
Share This