El tenis NO es 80 por ciento mental

El tenis NO es 80 por ciento mental

Foto: Roberto Dell’Olivo/Ubitennis

En el primero de una serie de artículos especiales, el psicólogo deportivo danés Adam Blicher escribe sobre la importancia de la mentalidad de una persona en el tenis. Blicher es miembro de la Asociación internacional de Entrenadores Mentales Deportivos. Por Staff de Ubitennis Italia, traducida por Raúl Herrera Rasmussen.

A menudo escucho que el aspecto mental es el parámetro de rendimiento más importante dentro del tenis. Algunas personas llegan a decir que el aspecto mental representa alrededor del 80 por ciento del rendimiento en el deporte blanco.

Eso es absolutamente una tontería! Puedes ser el jugador mentalmente más fuerte del mundo, pero si tu derecha sigue estrellándose contra la red, realmente no importa.

La razón por la que a menudo tendemos a pensar que el aspecto mental es más importante que los otros parámetros de rendimiento: sea el aspecto técnico, táctico y físico, es que pasamos mucho menos tiempo practicando esas habilidades. Por ejemplo, cuando un jugador está practicando encontrar su foco, el jugador a menudo dirá “hmm, esto realmente no funciona para mí” después de tres o cuatro intentos. Sin embargo, si un jugador trabaja con su golpe de derecha, nunca escuchará a ese jugador decir “derecha, no, eso no es realmente para mí” solo porque lo ha perdido tres o cuatro veces.

El problema es que a veces los jugadores no tienen la humildad para trabajar en sus habilidades mentales. No siempre entienden que tomará tiempo desarrollarlas. No naces mentalmente fuerte o mentalmente débil. Por supuesto, algunos jugadores serán mejores para lidiar con los nervios, cerrar partidos o mostrar un buen carácter bajo presión, al igual que algunos jugadores se mueven naturalmente mejor o aprenden la técnica correcta más rápido. Pero obtener una ventaja mental sobre tu oponente sin duda requiere mucha práctica.

Otra razón por la que tendemos a sobreestimar o malinterpretar la importancia del aspecto mental es que algunos padres o entrenadores piensan que las habilidades mentales son una solución a corto plazo. Los padres algunas veces contactarán a un psicólogo deportivo y le dirán “Mi hijo tiene un problema. Tienes que arreglar a mi hijo”. Piensan que cinco consultas y algunos ejercicios marcarán una diferencia permanente para el niño. Pero pensar de esa manera es una utopía. Al igual que el golpe de derecha o el saque, el aspecto mental tendrá caídas de vez en cuando. Algunos días, será excelente, pero en otros, te encontrarás luchando todo el día. Esto enfatiza por qué es tan importante practicar las habilidades mentales de manera regular.

Sin embargo, no importa cuánto practiquemos un aspecto de nuestro juego de tenis, éste nunca será perfecto. Si siempre es tu revés el que tiende a fallar durante los partidos, entonces no importa cuánto lo practiques, probablemente seguirá siendo uno de tus puntos débiles. Lo mismo aplica para el aspecto mental del juego. Si eres realmente malo para cerrar los partidos, probablemente nunca será tu mayor baza. Con el tiempo, sin embargo, comenzará a ser más fácil si se incorpora en las rutinas de práctica.

Entonces debemos recordar que entrenar las habilidades mentales nunca será una solución permanente. Todavía tendremos altibajos en nuestro desempeño en ellas. Algunos días, será increíblemente fácil para nosotros cerrar los partidos, lidiar con las trampas o jugar cuando estamos

adelante en el marcador. Otros días, esas mismas habilidades serán extremadamente difíciles de realizar.

CATEGORIES
TAGS
Share This