Marco Cecchinato, el italiano que cortó las aspiraciones de Cuevas

Marco Cecchinato, el italiano que cortó las aspiraciones de Cuevas

El jugador nacido en Palermo derrotó al experimentado jugador uruguayo y de esta manera avanzó a la segunda ronda del Master 1000 de Roma. Por Damián Tiscornia.

Invitación especial. Eso es lo que por falta de ránking necesitan algunos jugadores para poder disputar el cuadro principal de un torneo o la etapa clasificatoria. Muchas veces los wild cards, tal como se las conoce popularmente en el tenis, la organización se la concede a algún jugador de proyección para que pueda continuar adquiriendo experiencia en el circuito y en otras a grandes tenistas que están volviendo de una larga lesión o por muy poco no pudieron clasificar al cuadro principal de los torneos.
Y este parece ser que fue el criterio utilizado por la organización del Master 1000 de Roma, que le dio una invitación especial a Marco Cecchinato para que disputara el cuadro principal del torneo. Un jugador que se encuentra atravesando por el mejor momento deportivo de su carrera deportiva gracias a las muy buenas actuaciones que tuvo en el circuito ATP y en el circuito Challenger, donde llegó a dos semifinales y se consagró campeón en Santiago de Chile.
Nacido el 30 de septiembre de 1992 en Palermo, “Ceck”, tal como es apodado, comenzó a jugar al tenis a los siete años junto a su tío, que es entrenador. ¿Habrá sido él quien le transmitió el amor por este deporte? Nadie lo sabe; lo cierto es que en su familia no había ninguna persona vinculada al tenis; su madre Stefania es secretaria y su padre Sergio, que también es su representante, es gerente.
Quien posee en su cuerpo técnico a Umberto Ferrara como preparador físico, creció teniendo como ídolo al ruso Marat Safín y tiene a la arcilla como su superficie favorita para jugar. Entrenado en la actualidad por Cristian Brandi, Cecchinato es diestro y le pega de revés a una mano, tal como lo hace Pablo Cuevas. Al salteño, justamente, derrotó en el día de hoy en la primera ronda del Master 1000 de Roma, su torneo favorito. Fue 2-6, 7-5 y 6-4 el marcador que lo depositó en segunda ronda, instancia en la que enfrentará al belga David Goffin.
La victoria conseguida no hace más que confirmar el gran momento deportivo por el que atraviesa este jugador que lleva ganados cinco títulos Challengers en singles. Hace apenas dos semanas salió campeón del ATP 250 de Budapest, venciendo en la final al australiano Jhon Millman. Lo meritorio de la conquista fue que ingresó al cuadro principal como lucky looser, lo que convirtió en el tercer jugador en dos años en haber conseguido tal logro.
En julio de 2016 se dio a conocer que podía llegar a ser sancionado con 18 meses sin jugar y un multa de 40.000 euros por parte de la Federación Italiana de Tenis, por haber arreglado varios partidos y haber confiado información sobre la condición física de su compatriota Andreas Seppi, así como aprovecharse de información confidencial sobre un partido para apostar. Al recurrir dicha sanción pudo seguir jugando hasta que hubiese sentencia firme.
Pero ese pasado parece haberlo dejado atrás este jugador que es fanático del Milán y desea culminar el año entre los mejores cincuenta del ránking. Él y junto a Mateo Berrettini son las mayores esperanzas de renovación que tiene el tenis italiano, que poco a poco se va despidiendo de los experimentados Andreas Seppi y Paolo Lorenzi…

CATEGORIES
TAGS
Share This