Roma le sienta bien a Novak Djokovic

Roma le sienta bien a Novak Djokovic

El actual número 18º en el ranking derrotó al georgiano Nikoloz Basilashvili (74º) por 6-4 y 6-2 por la segunda ronda del Masters 1000 que se disputa en el Foro Itálico y sobre tierra batida. Por Diego De Mizrahi.

En octavos de final jugará frente al español Albert Ramos Viñolas (41º), quien viene de derrotar al estadounidense John Isner en tres sets y todos definidos en tie break. El historial entre ambos jugadores está 5 a 0 a favor del serbio. El último enfrentamiento entre ambos fue sobre superficie dura este año en el Abierto de Australia con un contundente 6-2, 6-3 y 6 -3.

Djokovic demostró muy buen nivel frente al georgiano, cometió pocos errores no forzados, estuvo fino con su saque, mejoró su derecha y tuvo algunas equivocaciones en algunos tiros cortos que pudo sobrellevar a lo largo del partido.

Novak Djokovic había vencido en la primera ronda del Masters 1000 de Roma por 6-1 y 6-3 al ucraniano Alexandr Dolgopolov (54º) en 55 minutos de juego. En sus cinco enfrentamientos previos, el serbio ganó todos los encuentros frente al tenista nacido en Kiev.

El serbio fue campeón en Roma en cuatro oportunidades (2008,2011, 2014 y 2015) y finalista cuatro veces (2009, 2012, 2016 y 2017) y buscará ganar ritmo y ganar varios partidos de cara al segundo Grand Slam del año, Roland Garros, que comenzará dentro de dos semanas.

Novak Djokovic, exnúmero uno del mundo, está teniendo una temporada irregular y viene de caer en el certamen previo en segunda ronda del Masters 1000 de Madrid ante el británico Kyle Edmund (22º) por 6-3, 2-6 y 6-3.

Djokovic viene cosechando malos resultados en la temporada 2018 tras una larga inactividad debido a sus lesiones. La caída de Djokovic comenzó después de que ganó su primer título de Roland Garros en junio de 2016 y tras acumular 12 Grand Slams.

Después de una serie de actuaciones por debajo de su nivel, Djokovic tuvo que retirarse contra el checo Tomas Berdych en los cuartos de final de Wimbledon del año pasado por una lesión en el codo que lo mantuvo marginado hasta el Abierto de Australia de enero de este año.

El serbio, de 30 años, perdió en el ATP 500 de Barcelona ante el eslovaco Martin Klizan (122º), en la primera ronda de los dos primeros Masters 1000 de la temporada en Key Biscayney y Miami y en la segunda ronda de Montecarlo ante el austriaco Dominic Thiem por 6-7(2) 6-3 6-2.

El serbio, de 30 años, admitió que los últimos 18 meses ha estado probando cómo responde su cuerpo y se ha comprometido a trabajar duro para volver a la senda de la victoria.

Es evidente que la confianza del serbio no es la mejor y no lo favorece ninguna superficie, ni tierra batida ni cemento. Sus resultados muestran que está falta de ritmo y muy lejos del nivel que supo alcanzar cuando ganó Grands Slam y estuvo al tope del ranking mundial

CATEGORIES
TAGS
Share This