Semifinales de Roland Garros, el comentario de Ubaldo

Semifinales de Roland Garros, el comentario de Ubaldo

Maldito es, pues, el desempate del segundo set de la primera semifinal de slam en 40 años, en la que Cecchinato tenía tres puntos de set, dos con el servicio de Thiem, y uno por su cuenta. Alli podría convertir todo a cursiva el mosquetero Alejandro Dumas, habiendo escrito “40 años después” y en cambio llegó el terrible golpe del austriaco. El tercer set fue una formalidad y será Dominic Thiem – 23 años después de su compatriota zurdo Thomas Muster – el que jugara la final de Roland Garros ante Nadal listo para la ”undécima”. Por Ubaldo Scanagatta, traducido por Javier Ayala.

El guionista de “Cecchinato en París” ficción no era el mismo que el de la obra maestra de la realidad del ’97 “Guga Kuerten en Roland Garros”.

Pero el guión, en la estela del desempate ganado por Cecchinato por 13 a 11 ante Djokovic, parecía canalizado incluso ayer precisamente en esa trama. El austríaco Thiem, # 8 en el mundo y casi imposible jugar en sus juegos de servicio (tres puntos perdidos en el primer set, gano 75 si se cuenta el único quiebre sufrido en 4-3 para él, otros 5 puntos en 6 turnos de saques, con una velocidad hasta 220 km por hora hasta que el desempate del segundo), que se adelantó 6-3 en el tie-break, pero con un desafortunado descenso a la red detrás de un segundo servicio (“Loco!”, llamó a su entrenador Bresnik) y una volea fácil dejada en la red, Cecchinato logró ganar los 3 set points (7-6, 9-8 y 10-9) que Thiem saco realmente bien con dos grandes servicios en los dos primeros, y en el tercero, un silencio no menos bello que los extraordinarios inventados por Ceck (4 ganadores en ese desempate de 22 puntos).

En el tie-break Thiem ha ganado dos consigna (8-7 y 11-10) y la quinta fue la vencida porque se equivocó Ceck.

Cecchinato perdió 75 76 (12-10) 61, pero se fue de Roland Garros entre aplausos. Mi sensación, incluso si Thiem era definitivamente superior, es que finalmente tenemos un jugador. El chico tiene personalidad y ambición. Nos dará otras satisfacciones. Tiene un amplio margen de mejora – el servicio puede progresar, servir a 190 km no es como golpear a 220 km- y el chico y su equipo, el entrenador Simone Vagnozzi y su preparador físico Ferrara parecen ser capaces de consolidarlos.

“Thiem es más fuerte que yo, él es uno de los primeros 3 jugadores en esta superficie. El empujo tanto, siempre me presionó… Estoy orgulloso de haber jugado a la par con él durante 2 horas y 2 sets. Tenía mis posibilidades en ese desempate, si lo ganaba…”.

-Entonces…

“Entiendo que puedo jugar con todos. Estoy en el top 30, es el sueño que tuve cuando era niño. Pero quiero entrar en los primeros 20. Trabajaré aún más duro”.

– ¿El recuerdo más hermoso?

“El Chatrier resuena con “Forza Marco”en cada punto mío. Mi corazón estaba latiendo fuerte”

¿Tu secreto para esos extraordinarios momentos?

“¡Lo guardo!” Y se ríe.

Y ahora?

“Ahora pasto, Eastbourne, luego Wimbledon… con poco tiempo para preparar”.

– Ahora todo será más difícil.

“Soy un nuevo Ceck”.

¿Estás decepcionado?

“Justo después del partido, sí. Para los muchos italianos, míos, quería darles una victoria … pero les di tantas emociones “.

Hace un año, en estos días…

“Hace un año jugaba un challenger en Caltanissetta…”

CATEGORIES
TAGS
Share This