Connect with us

Primera plana

Rafael Nadal: “Pensaba que a los 32 años ya estaría retirado”

Published

on

Una vez consumado el titulo Nº11 en el polvo de ladrillo de Roland Garros, el español se tomara unos días para descansar para volver al ruedo en la catedral del tenis mundial, en Wimbledon. Por Javier Ayala.

Once títulos seguidos en un mismo torneo no es algo que ocurra muy seguido, pero Rafael Nadal lo consiguió y no solo en un torneo, sino en tres. El último domingo se quedó con el trofeo en el estadio Philippe Chatrier, el cual ya tendría que cambiar su nombre por el de la leyenda viva.

¿Qué queda del jugador que ganó por primera vez en 2005 sin ser muy consciente de la importancia que tendría Roland Garros en su carrera?
De la importancia que tenía el torneo era plenamente consciente. De lo que no podía ser consciente es de lo que iba a pasar en el futuro. El futuro es impredecible y no lo puedo controlar. ‘¿Qué queda de aquel Rafa?’ Soy la misma persona, con un poquito menos de energía en algunos momentos y con un poquito más de conocimiento general del mundo y un poquito más viejo desgraciadamente.

Sus otros tres compañeros en el ‘Big Four’, díganse Roger Federer, Novak Djokovic y Andy Murray, tienen mujer e hijos y ya han dejado claro que esa es su prioridad. ¿Usted es el que mantiene hoy un mayor compromiso con el mundo del tenis?
No, yo mantengo un compromiso con lo que me hace feliz. Mi vida me lleva a vivir las cosas de una forma o hacer las cosas de una manera o de otra. Yo también tengo una pareja y no soy sólo yo el que decide las cosas. Hay que adaptarse a las situaciones que van ocurriendo. Yo mantengo el compromiso con el tenis, sí, y con mi felicidad. Yo disfruto de lo que me gusta tanto en el tenis como fuera del tenis. ‘¿Tener familia?’ No sé, las cosas no son tan fáciles de prever. Yo, a esta edad, pensaba que ya estaría retirado y formaría una familia. A mí modo de pensar veo una familia más estructurada con una vida más estable y eso es lo que a mí me hubiera gustado. Los años van pasando pero depende de lo que ocurra con mi tenis y con mi carrera llegará un momento en que habrá que tomar una decisión y cuando llegue, llegará, y sin ningún tipo de estrés. Son cosas naturales que van pasando en la vida.

Usted está cansado de recibir grandes alabanzas y es el primero que siempre toca de pies en el suelo en el análisis. ¿Pero cómo le explica a la gente que no es un súper hombre alguien que gana 11 veces en Roland Garros?
Yo diría que soy una persona normal y corriente que ha hecho algo difícil o muy difícil. Esta es la realidad. Las cosas suceden y suceden desde el día a día. En la mayoría de los partidos que he salido a jugar aquí en París, he salido pensando que se podía ganar y que se podía perder. Y esta es la verdad. He ganado 86 partidos de los 88 que he jugado. Quizás en 75 de ellos, he salido a la pista pensando que podía ganar o que podía perder. Creo que esta es una de las bases del éxito.

¿Tuvo tiempo de mirar la cantidad de mensajes que le han llegado al móvil? ¿Alguno de ellos era de Roger Federer?
No he mirado ninguno. He tenido horas de trabajo el domingo después de la final. Llegué a la cena sobre las once y algo de la noche. Allí, evidentemente, había familia, amigos, equipo, y atendí a la gente que estaba ahí conmigo. No podía estar pendiente del móvil. Supongo que a partir del miércoles, que estaré un poco más tranquilo, empezaré a mirar todo y a intentar contestar a todo el mundo.

Usted comentó el otro día que a nivel personal creía que se debería volver a votar en España. ¿Cree que eso puede romper el consenso unánime favorable hacia su persona que tiene en todo el país?
No, porque las cosas unánimes no pasan. No existen. Dicho esto, es que yo cuando he hablado fuera de lo que es el tenis, primero yo soy un ciudadano, segundo soy persona, tercero me preocupa lo que ocurre en el país en el que yo vivo. Me preocupo por mí, por la gente a la que quiero y por la gente a la que no conozco. Al final estamos en una sociedad en la que cuanto mejor funcione el país más felices seremos todos. Soy un ciudadano que está implicado en que las cosas vayan de la mejor manera posible. Si yo dijera una barbaridad, quizá entiendo que hubiera una fractura con mi opinión. Con lo que yo dije, cualquier persona que no sea radical de nada, no puede fracturar nada. Yo simplemente di una opinión desde el máximo respeto y desde la humildad de no dedicarme a eso. Di una opinión personal de lo que creía que podía ser mejor. Lo dije porque hubo un cambio de gobierno pero sinceramente lo hubiera dicho cinco días antes de saber que había cambio de gobierno. Es que en España habían pasado tantas cosas que quizás era el momento de volver a votar porque al final han sido dos años y medio o tres muy duros para nuestro país en los que han pasado muchísimas cosas. La realidad es que no son fáciles para nadie, ni para los ciudadanos ni para los políticos. Las cosas han sido complicadas y di una opinión. Ni pedí, ni exigí, ni nada de eso. Dije lo que a mí me gustaría. Si una persona me dice que está encantada de que Cataluña sea independiente pues yo no le voy a decir que es un desgraciado por ello. Yo respeto la opinión pero no la comparto. Yo di una opinión pero no radical y desde el respeto. Hay gente que es radical, que no entiende la opinión que no va acorde con la suya y es una pena porque estamos en un país democrático en el que cada uno debería tener una libertad de expresión desde el respeto y desde el aportar. Hay gente que es radical y normalmente eso es malo para la sociedad.

Usted ha mantenido rivalidades históricas con Federer, con Djokovic, con Murray… Ahora parece que empieza otras con Sascha Zverev y con Dominic Thiem.
Me es difícil pensar en rivalidades con jugadores que tienen 10 u 11 años menos que yo. Son rivalidades totalmente diferentes porque no hemos crecido ni hemos hecho nuestra carrera juntos ni la vamos a hacer. Ellos son de generaciones que se unen y que se cruzan pero al final nunca podrá ser una rivalidad como las demás. En todo caso la rivalidad la tienen que hacer entre ellos si consiguen estar muchas veces en las finales de los torneos importantes. Yo ya tengo y he tenido mis rivalidades y las he disfrutado y las he sufrido.

¿Cómo se maneja la presión de llegar cada año a Roland Garros y sentir que todo el mundo le considera como el único favorito?
Es que cuando yo llego aquí tampoco me preocupo mucho de lo que todo el mundo crea o no crea. Yo pienso en lo que creo yo y en lo que está alrededor mío. Yo salto a la pista a hacerlo lo
mejor posible desde el primer día y voy día a día. Es verdad que es el torneo más importante para mí pero no lo voy a ganar siempre y yo no puedo pensar en lo que piensen los demás sino en estar preparado para dar el mejor nivel posible y, después, soy consciente que si eso ocurre, tendré mis posibilidades.

¿Una de las claves de su renovado éxito ha sido la mejoría en su golpe de revés?
Creo que el revés hace tiempo que lo he mejorado, no es algo nuevo. Aunque no creo que Roland Garros haya sido mi mejor torneo en este aspecto. He terminado bien, eso sí, en cuartos, semifinales y final. Pero la primera semana no jugué bien de revés. Quizá ha sido el torneo de tierra que peor he estado de revés pero en general sí que me ha aportado que la pista se hace mucho más grande para los demás aún porque si consigo abrir con mi derecha al revés del rival después si tengo la otra para abrir con el revés a la derecha del rival la pista se vuelve muy grande y se me abren muchas más posibilidades. En los últimos tiempos hemos entrenado muchas veces dos contra uno. Me ha ayudado a coger más direcciones y tener más confianza cuando los hago. Se ha trabajado de una manera diferente pero este año lo he trabajado muy poco con los problemas que tuve en la rodilla y después con lo del psoas la posibilidad de entrenar ha sido prácticamente nula. El trabajo, en todo caso, estaba hecho de atrás. Me gustaría poder entrenarlo un poquito más.

Era la primera vez que Carlos Moyá ejercía de primer entrenador y también la primera vez que Toni acudía como tío. ¿Cómo lo vivió desde la pista?
El equipo no es nada nuevo para mí, es el de siempre. Carlos lleva tiempo conmigo. Estoy feliz con el equipo que tengo y lo demuestra que prácticamente llevamos toda la vida juntos. Yo en mi vida no he echado a nadie. Que Toni haya estado bien, sentir el apoyo de alguien que es familia y quizá el que me conoce más de todos dentro de una pista de tenis. Fue bonito que estuviera en la final. Momento bonito para todos. Yo he pasado momentos difíciles y quizás, sin el apoyo de todos ellos, estaría retirado.

Al mundo del tenis le ha sorprendido que usted y Federer hayan ganado los últimos seis ‘Grand Slam’.
Sí que me ha sorprendido porque en 2017 yo llevaba dos años sin ganar y él creo que no ganaba un gran título desde 2012. Claro que sorprende porque estamos en una edad avanzada. Cuando llevas tanto tiempo sin ganar no sabes si volverás a hacerlo algún día.

¿Se ve más cerca de plantearse llegar a los 20 grandes del suizo?
Claro que me gustaría tener 20 como Federer o más pero ahora no está en mi cabeza. 17 es un número increíble. Quiero disfrutar del momento. No puedo pensar en ganar más. No me puedo volver loco con eso. No te puedes volver loco si alguien tiene más títulos, más dinero, más casas…

¿Cuándo pisará la hierba?
No puedo pensar cuándo va a ser el primer entrenamiento porque he jugado casi todos los partidos posibles en tierra. El año pasado pensaba que podía llegar lejos en Wimbledon. La decisión será la mejor para mi cuerpo.

Primera plana

Pablo Carreño avanza a octavos de final

Damián Tiscornia

Published

on

El tenista nacido en Gijón se metió en octavos de final del primer Grand Slam del año y ya igualó lo realizado el año pasado en el torneo. Por Damián Tiscornia.

Pablo Carreño continúa a paso firme su andar en el Australian Open. El jugador de 27 años derrotó 6-2, 6-4, 2-6 y 6-4 al italiano Fabio Fognini, en un partido que duró dos horas y media de juego y le permitió clasificarse a los octavos de final del torneo.
“Él al principio ha fallado muchas bolas y me he aprovechado de ello pero lo que tiene Fabio es que en cualquier momento pasa de jugar a un nivel bajo a un nivel altísimo, entonces tenía que estar muy atento porque sabía que en cualquier momento iba a jugar bien, y lo ha hecho en el tercer set, donde he perdido muchos turnos de saque; de eso me quejaba con mi equipo, de que tenía que arriesgar más, porque él estaba jugando muy bien. He intentado ser más agresivo, y por suerte he cambiado la dinámica”, analizó luego del partido el jugador nacido en Gijón el 12 de julio de 1991 en Eurosport.
“Fabio lleva dos años muy buenos y todos sabemos el tenis que lleva dentro después de vencer a tenistas de lo más alto. Lo que pasa es que Kei está todo el rato metido en el partido”, declaró más adelante en conferencia de prensa. “Contra Fabio es incómodo porque está hablando siempre con el entrenador o con alguien de la grada, e incluso hace comentarios un poco despectivos. Pero si hay algo importante en mi juego es que estoy metido en el partido todo el rato”, agregó.
La victoria de hoy le permite al jugador español, que es entrenado por Samuel López y César Fabregar, estirar la paternidad que ostenta contra Fognini, a quien ya había derrotado en los cinco enfrentamientos anteriores. La de hoy fue la primera vez que ambos se veían las caras en un Grand Slam.
Kei Nishikori será el próximo rival del español en octavos de final. El japones, octavo preclasificado del torneo, no tuvo problemas para dejar por el camino al portugués Joao Sousa, a quien derrotó 7-6(6), 6-1 y 6-2.
Con el resultado conseguido hoy, Carreño se aseguró como mínimo igualar lo realizado en el 2018, año en el que llegó a los octavos de final luego de dejar por el camino a Jason Kubler, Gilles Simon y Gilles Müller y perdió en dicha instancia contra el croata Marin Cilic, quien fue finalista el año pasado.
Con la victoria de Carreño de hoy, España se aseguró ser el país que más españoles tendrá en los octavos de final del Australian Open en los octavos de final, con Rafael Nadal, Roberto Bautista y Pablo Carreño luchando por quedarse con el título.

Continue Reading

ATP

Andy Murray oficializa su baja de Montpellier, Marsella y Dubái

Damián Tiscornia

Published

on

El tenista británico, que se retirará esta temporada, comunicó en las últimas horas que no formará parte de los torneos que se disputarán en Francia y en los Emiratos Árabes. ¿Regresará a las canchas? Por Damián Tiscornia.

El futuro de Andy Murray en el circuito es una incógnita. Conocida ya su decisión de retirarse de la practica activa del tenis esta temporada, solo resta conocer si podrá hacerlo delante de su público en la hierba de Wimbledon o si optará por priorizar su salud física y ponerle punto final a su carrera en las próximas semanas.
Por lo pronto, en las últimas horas se conoció que el británico se bajó de manera oficial de los torneos que iba a disputar en Montpellier, Marsella y Dubai, torneo que supo ganar en dos oportunidades. El británico, ganador de 45 títulos ATP en su carrera deportiva, confirmó la noticia a través de un portavoz.
De esta manera, el nacido en Glasgow en 1987 no disputará ningún torneo durante el próximo mes de febrero, por lo que solo resta confirmar cuáles serán los próximos pasos que dará para mejorar su salud y su cadera.
Vale la pena recordar que hace pocos días el británico sorprendió al mundo del tenis al anunciar su retiro del tenis por los dolores que tiene en su cadera. En el Australian Open tuvo una actuación más que aceptable en la primera ronda del torneo, cayendo en cinco sets frente al español Roberto Bautista luego de estar en desventaja dos sets a cero. “Si fue mi último partido, fue una manera brillante de terminar”, afirmó luego del partido.
“Básicamente tengo dos opciones. Una es tomarme los siguientes cuatro meses y medio de descanso para fortalecerme y luego jugar en Wimbledon. Pero ante una cirugía como esa, no existe ninguna garantía de que pueda volver a jugar”, declaró el jugador de 31 años sobre las alternatiivas que maneja para su futuro.
“Donde me gustaría poner fin a la competición es en Wimbledon, pero no estoy seguro de que vaya a poder hacerlo. Creo que hay posibilidades de que el Abierto de Australia sea mi último torneo”, sostuvo. “Puedo jugar con límites. Pero los límites y el dolor al mismo tiempo no me permiten disfrutar de la competición ni de los entrenamientos”, agregó.
“Esa es la decisión que tengo que tomar. Sin duda, mejorará mi calidad de vida, tendré menos dolor al hacer actividades normales como caminar y ponerme los zapatos”. contó el escocés con un poco de resignación.

Continue Reading

Primera plana

Carreño ganó y Leo Mayer quedó eliminado

Damián Tiscornia

Published

on

El español no tuvo problemas para derrotar a Ilya Ivashka, mientras que el argentino cayó frente al italiano Fabio Fognini y no pudo avanzar a la tercera ronda del primer Grand Slam del año. Por Damián Tiscornia.

La cuarta jornada del Australian Open trajo suerte dispar para los tenistas latinoamericanos, dado que el español Pablo Carreño Busta no tuvo problemas para derrotar al bielorruso Ilya Ivanshka, mientras que el argentino Leonardo Mayer no corrió la misma suerte al caer en sets consecutivos frente al italiano Fabio Fognini.
Carreño, que en el 2018 perdió en octavos de final frente al croata Marin Cilic, no tuvo demasiados problemas para dejar por el camino a Ivanshka, que venía de dejar por el camino al tunesino Malek Jaziri. El español no acusó demasiados problemas luego de sufrir más de la cuenta en primera ronda para dejar por el camino al italiano Luca Vanni.
Con la victoria del jugador nacido en julio de 1997 ya son cuatro los españoles instalados en la tercera ronda del Australian Open: Rafael Nadal, Fernando Verdasco, Roberto Bautista y Pablo Carreño, uno más que en el 2018, año en el que llegaron a dicha instancia Rafael Nadal, Albert Ramos y Pablo Carreño.
El italiano Fabio Fognini será el próximo rival del gijonés en tercera ronda. El experimentado jugador italiano derrotó en la jornada de hoy al argentino Leonardo Mayer, a quien venció en un partido parejo por 7-6(3), 6-3 y 7-6(5).
“Fabio está mejor que nunca, mucho más regular. En esos partidos yo me aproveché de su falta de consistencia, ahora ha cambiado eso. Va a ser un partido largo y difícil, pero me veo preparado”, declaró en conferencia de prensa el gijonés, a quien ya derrotó en los cinco partidos que disputaron con anterioridad.
Así, el correntino igualó lo realizado en el 2018 cuando perdió en segunda ronda contra el español Rafael Nadal. El tenista de San Remo, por su parte, continúa en carrera en busca de repetir lo realizado en el 2018 cuando consiguió su mejor resultado en el primer Grand Slam del año al alcanzar los octavos de final.
Con la derrota del ‘Yacaré’, el único argentino que continúa con vida en el torneo es Diego Schwartzman, quien en tercera ronda enfrentará al checo Tomas Berdych. Vale la pena recordar que el tandilense Juan Martín Del Potro no disputó el torneo por estar recuperándose de una lesión.

Continue Reading

Tendencias