El editorial de Ubaldo: Camila Giorgi ha servido bien pero respondió mal

El editorial de Ubaldo: Camila Giorgi ha servido bien pero respondió mal

Foto: Ubitennis/Roberto Dell’Olivo

Un buen torneo, un gran progreso. ¿Estás realmente listo para implementar un plan B o has faroleado? Serena en progreso y favorita. Este Djokovic puede vencer a Nishikori y Nadal, quizás no a Federer. Por Ubaldo Scanagatta, traducido por Javier Ayala.

Hay pocas cosas insoportables en los artículos escritos por un periodista que las auto citas, esas frases como “yo le había dicho”.

Pero después de leer sus comentarios al partido 200 de Giorgi, la mayoría de los cuales pueden ser compartidos a nivel mundial y por lo tanto capaz de diseccionar un poco de todo lo que había para diseccionar, acabo de tener tan poco que añadir que sólo quiero salir y por favor, autorízame, por favor déjame creer, por lo que escribí ayer en la presentación editorial del partido. Hice una copia y la pegué aquí otra vez.

“Camila debe tener cuidado de no exagerar. Debido a que ella está acostumbrada a tirar todo, una respuesta tras otra, sin embargo, sirve a su oponente. Pero a nadie le sirve como a Serena. Por lo tanto, el riesgo es que te desesperes por obtener puntos inmediatamente incluso contra servicios imposibles”.

Ahora, después de que terminó el buen juego, puedo ver y decir que… no ha tenido cuidado. Puedo decir que Camila ha servido bastante bien, incluso si el porcentaje de bonificación no era extraordinario. En general, cometió algunas dobles faltas a pesar de muchas segundas bolas de riesgo más rápido que los 160 km por hora, pero también que respondió muy mal.

Lo de Serena es bueno, no puede ser una sorpresa. Que deberíamos estudiar al oponente y tratar de tomar las contramedidas apropiadas también debería ser una obligación.

Si Camila los ha llevado con su equipo -el padre Sergio reapareció que no estaba en Londres en lugar de lo que se dijo – o pensó que los tomaría, nunca lo sabremos, ya que su mantra es “Yo hago mi juego” No sigo al tenis femenino, ya que a los otros tenistas no les importa”.

Nunca voy a cambiar de opinión sobre el hecho de que el tenis es un deporte que también debe tener en cuenta las características del oponente. No puede ser ignorado, si conozco a un oponente da más problemas una bola baja en lugar de una más alta, hágase a un lado de la posición vertical en lugar de en el revés, y para mí es irrelevante en una circunstancia dada, el juego que la baja en vez de alta, tire de recta en vez de revés, si no… ¡Estoy equivocado!

Es tan obvio entender esto, que si escucho que “no me importa cómo juega el oponente”, no creo que me digan la verdad. Y prefiero pensar que es así.

Al final del partido, básicamente un partido jugado bien por Camila y también por Serena que se movió mejor de lo esperado aunque en los intercambios extendidos sobre los cuatro dribles el balance fue notable con 16 puntos ganados por Camila y 15 por Serena. La propia Camila admitió que tal vez sería mejor permanecer un metro más atrás para tratar de responder más fácilmente a las balas de cañón de Serena (que en una ocasión sirvió a más de 200 km por hora: “Mi brazo es … increíble, ¡increíble! “, comentaba admirando el orgullo).

Si al final del primer set, sinceramente esperaba que Camila podría realmente hacerlo, pronto se dio cuenta entonces que, lamentablemente, con esa estrategia, que requiere que se ajuste dentro de la línea de fondo para responder siempre a plena vela mayor en cualquier tipo de servicio en llegar, no había oportunidades de preocupar a Serena.

Me gustó Camila por su personalidad, por la falta de respeto por una leyenda viviente como Serena, pero no me gustó por darle la mano al final del partido sin siquiera mirarla, al igual que Serena, que había sido muy amable con ella antes del partido y lo hubiera sido, a pesar de su obvia grosería, incluso después de que ella insinuó que quería decir algo, probablemente para felicitarla y alentarla para la futura carrera.

Nunca he soportado la actitud de Sara Errani que se comporta de la misma manera cuando termina un partido perdido, siempre me resultó bastante agradable Flavia Pennetta en todas las ocasiones mostró buenas maneras sin duda derivadas de los padres, la gente civilizada.

Seré pasado de moda, pero la rudeza no lo digiero, no puedo evitarlo. Me sorprendió el otro día un tipo que fuera y dentro del campo es siempre amable y educadísimo, Simone Bolelli. Me dijeron que por más de un espectador de la primera fila y creo que simplemente les digo esto, porque la blasfemia es justo, libre, molesta, y una pista de tenis, que debería ser un deporte de cierta elegancia y estilo, es un comportamiento solo estridente Inaceptable.

Camila dice que no sigue el tenis en la televisión, obviamente nunca ha visto cuidadosamente Wimbledon y la conclusión de las reuniones de ver que la pista central está fuera con su oponente, el caso está buscando una forma de respeto, y su oponente del público. Hoy en día, a los jugadores ya no se les pide que se dobleguen ante la Caja Real, y allí es exagerada, pero incluso los jóvenes de hoy deben entender que el respeto de una determinada etiqueta es parte de nuestro deporte, es bueno que sobreviva. También responder cortésmente a las preguntas que se le hacen en una conferencia de prensa es parte de esa educación, de ese estilo, que nunca se debe abandonar.

Terminada esta prédica de que muchos serán tan insoportables como la cita inicial, vuelvo a hablar sobre el juego. Buen juego, por supuesto.

Pero permitirle a Serena ganar todos esos juegos de servicio sin darle la menor cantidad de estrés le daba una ventaja, incluso psicológica, demasiado grande. Camila, sonriendo pero tal vez burlándose de nosotros en la sala de conferencias, dijo que tenía más experiencia, era más madura y estaba lista para implementar el “plan b!”. Creo que estaba bromeando, pero esperamos que sea cierto. Contra Serena, un plan B, es decir, asumir una posición más atrasada en la fase de respuesta, hubiera sido útil. Quizás en el tercer set vimos la tendencia del segundo. Con experiencia… tal vez ella pueda hacerlo la próxima vez.

Serena ha tenido 14 juegos de servicio: ¡siete las han ganado a cero! Por el amor de Dios, todos sabemos que Serena tiene el mejor servicio entre todas las mujeres del circuito (y también de varios hombres). Es fuerte, poderoso, variado, impredecible. Pero también puso un montón de segundos. No hay forma de que nunca respondas.

¿Siete servicios de jeu blanc, como dicen los franceses, o servicio de amor como dicen los ingleses, pero en otros? Se eliminó el único descanso sufrido en el sexto juego del primer set,

cuando Camila hizo cuatro puntos (con la contribución de dos errores no forzados y un rifle Serena) y se elevó a 4-2, Serena en el primer set tuvo 3 servicios a cero. Entonces ella había perdido 4 puntos. En el segundo set dio 7, porque tres veces Camila llegó a 30, uno a 15 y el otro a cero, en el tercer set concedió 3 en los primeros dos servicios, el primero a 15 y el segundo a 30, y luego mantuvo tres servicios seguidos hasta cero.

En resumen, si eliminamos esa ruptura, hay 13 turnos de servicio: en esos siete, se han perdido a 0, dos a 15, cuatro a 30. Ni siquiera de uno a 40, ni siquiera la sombra de un punto de quiebre.

Por esta razón desde el primer set, o más bien desde ese momento en el 1 iguales del segundo set y 15-30 (después de los iniciales 0-30), Camila ha cometido un error trivial de revés – además del primero, eh, así que estaba allí, ¡nunca podría estar mal! – Nunca se sintió como si Serena pudiera perder el partido.

En Camila, por otro lado, debe notarse que ella era buena para interpretar sus juegos de servicio. Entonces, cómo fue cómplice en los servicios de Serena que ayudo a que ganara sin esfuerzo, incluso Serena perdió muchas respuestas, también se ha comprometido varios con errores no forzados y, de hecho, Camila sus servicios en el segundo y tercer set, excepto las de los dos de ruptura (en 2-1 del segundo set a 30, en el 1 a 1 del tercero a cero), los mantuvieron sin Serena alcanzando los 40.

En este sentido, como observó oportunamente el miembro del Salón de la Fama Steve Flink en el video en inglés, este partido fue más similar en el rendimiento a ciertos singles masculinos que la mayoría de los femeninos. Solo tres breaks, uno por set, decidieron el partido.

Por primera vez desde que escuché a Camila hablar después del partido, la escuché decir “Jugué bien”, incluso si hubiera perdido. Serena ha tenido éxito, con su credibilidad y fortaleza, para hacer incluso este pequeño milagro.

Y fue bastante extraordinario cuando, en respuesta a mi observación de sólo 14 puntos perdidos y si estaban relacionados más a la gran eficacia de sus servicios, o una cierta impaciencia por Camila en frente a ellos, dijo, textualmente: “Honestamente ambas cosas. Sabía que tenía que servir muy bien porque era muy agresiva en las respuestas. Pero también respondo más o menos de la misma manera. No soy muy paciente. Yo también arriesgué casi todas mis respuestas. No es necesariamente algo malo”.

Después de verla en este estado, que mientras tanto ha aumentado gracias a esta victoria a 181 al 51 (” Bueno… estamos en el camino correcto, n.1 hay dentro… el 5 no tiene nada que ver con eso), en mi opinión, es el favorito No. 1 del torneo. Se movió incluso mejor de lo que pensé que era capaz, incluso si se protegía: “Es solo mi cuarto torneo, sin duda mejor que en Roland Garros voy… No tengo absolutamente ninguna presión para ganar, si pierdo… adelante, la maternidad te ayuda a relativizar”.

En mi opinión, Goerges no puede vencerla. Y ni siquiera contra Ostapenko. La única que puede vencerla en mi opinión es Kerber que una vez, hasta que ganó el Abierto de Australia, jugó mejor en otros torneos que en el Slam. Entonces se convirtió en n.1 del mundo. Este año no jugó muy bien en los diversos torneos, pero en el Slam se deslizó una semifinal tras otra.

En cuanto a Camila, bueno, hizo un gran torneo, jugó muy bien con Makarova, venció a un oponente difícil como Siniakova que tiene talento. Veremos ahora que debería elevarse a 34, en dos etapas a partir de un lugar entre la cabeza de serie del Abierto de EE.UU. y 4 de su mejor clasificación, si Camila es capaz de demostrar que la continuidad que ha sido hasta ahora el talón de Aquiles. Si ha madurado como parece, ya no debería perder, como regla, con los jugadores de tenis ubicados más allá del quincuagésimo lugar. Veremos. Finalmente, para sus próximas conferencias de prensa, espero que el padre Giorgi no aparezca. Las de Camila cuando no hay Sergio son mucho más relajadas, graciosas, sinceras.

Finalmente, palabras en Novak Djokovic: Creo que él devolvió lo que nunca, como él mismo dijo, fue durante una docena de años entre los primeros tres jugadores del mundo. Parecía finalmente incluso optimista, más pacífico. Puede que no sea la de 2011 o 2015, cuando ganó un Grand Slam tras otro hasta llegar a 12, pero sinceramente creo que va a dominar a Nishikori y jugará a la par con Nadal que debe ser capaz de vencer a un Del Potro juzgado por una maratón de 4 horas y 25 donde peleó durante dos días con Gilles Simon. Nole perdió seis juegos con Sandgren, otros seis juegos con Zeballos, nueve juegos con Edmund después de perder el primer set (el único hasta el momento en el torneo), ocho juegos con Khachanov que también, como Edmund, tiene un servicio de Señor. Si llegamos a la semifinal programada Djokovic-Nadal, ¿estás seguro de que Nadal es el favorito? No mucho. Creo que este Djokovic ya puede derrotar a Nadal y a Nishi. Pero aún no Federer.

CATEGORIES
TAGS
Share This