Wimbledon analiza introducir el tiebreak en el quinto set

Wimbledon analiza introducir el tiebreak en el quinto set

El torneo de Wimbledon podría incluir el desempate en el quinto set a partir del próximo año para evitar partidos de excesiva duración y desgaste como el que esta vez enfrentó al sudafricano Kevin Anderson y al estadounidense John Isner. El encuentro de semifinales se prolongó hasta las 6 horas y 36 minutos, y se decidió por 26-24. Por Diego De Mizrahi.

Tras obtener el triunfo, Kevin Anderson no pudo recuperarse y estar bien físicamente para la final del último domingo ante el serbio Novak Djokovic.

En los últimos años, el US Open y la Copa Davis han introducido el desempate en el set definitivo para evitar largos partidos. Por su parte, Roland Garros, el Abierto de Australia y Wimbledon sigue siendo necesaria la diferencia de dos juegos para llevarse la victoria.

Anderson sostuvo la necesidad de que se usara un desempate y tras ser derrotado por Djokovic explicó que partidos de casi siete horas “pueden ser perjudiciales para la salud de los jugadores”.

“A lo mejor hay un término medio en el que podemos incluir un tie break en el 12 iguales. Creo que sería un balance justo. Si un partido llega hasta ahí no creo que sea necesario continuar. Las veces que se llega hasta ese punto son muy raras. Creo que sería una manera de proteger la salud de los jugadores. Estar ahí fuera tanto tiempo puede ser perjudicial para la salud”, explicó el sudafricano, 5º del ranking ATP.

Antes de iniciar el partido ni John Isner (10°) ni Kevin Anderson (8°) se imaginaron que formarían parte de una gran epopeya en la primera semifinal de Wimbledon 2018. Previamente se habían enfrentado 11 veces, en las que Isner había salido ganador en 8 ocasiones.

Asimismo, la otra semifinal que enfrentó a Djokovic y al español Rafael Nadal se tuvo que suspender debido a la duración del partido entre Anderson e Isner y se disputó al día siguiente. El resultado final en el quinto set por 10-8 a favor del serbio provocó que la final femenina se tuviera que retrasar dos horas.

En 1970, el US Open se convirtió en el primer Grand Slam en introducir desempates. La Copa Davis también hizo lo mismo en 2016. Wimbledon ahora está considerando el cambio. Sin embargo, la mayoría de las personas afectadas por la falta de un desempate son los propios jugadores.

La decisión tendrá que esperar hasta noviembre, cuando los organizadores se reúnan y ratifiquen o nieguen la posibilidad de introducir el desempate en el quinto y definitivo set.

CATEGORIES
TAGS
Share This