Antes de su debut en Toronto, Juan Martín del Potro rompió el silencio

Antes de su debut en Toronto, Juan Martín del Potro rompió el silencio

El tenista argentino vive nuevamente una semana intensa, en la cual intentará alcanzar estar en el podio mundial. Este martes, Delpo dio una conferencia de prensa y habló sobre cómo está viviendo este momento tan importante en la temporada. Por Jorge Evangelista.

La semana pasada, Juan Martín Del Potro tuvo su primera oportunidad cercana de volverse el N° 3 del mundo si ganaba en Los Cabos, pero no pudo en la final ante Fognini. Es por ello que habló sobre el asunto y dijo lo siguiente: “Creo que lo hice bien. Alcancé otra final en la temporada lo que es muy bueno para mi año. Fabio (Fognini) jugó mucho mejor que yo y se mereció ganar, pero ahora es un nuevo torneo, con nuevas expectativas y ahora debo mirar hacia adelante para jugar al mismo nivel y ver si puedo seguir obteniendo buenos resultados”.
Tras ser consultado sobre cuál es el pilar principal para su mejora tenística tras la lesión y el largo parate que tuvo, el tandilense destacó: “Creo que mi mejora mental fue lo más importante en estos últimos tiempos, estuve trabajando mucho con mi mente para superar los dolores de la muñeca y lesiones pasadas y eso me mantiene lo bastante fuerte como para sobrellevarlos y continuar en el día a día. Así mi tenis mejora, estoy en buena forma física y creo que es un buen momento para ir por los objetivos que quiero alcanzar”. También se le consultó sobre si durante sus lesiones había pensado abandonar el tenis y que piensa ahora que es nuevamente Top 5, Delpo declaró: “Si, consideré tres años atrás dejar de jugar al tenis, sufría mucho e incluso me deprimí varios meses al no encontrar una solución a mi lesión en la muñeca. Pero ahora se pueden imaginar la felicidad que tengo al poder jugar nuevamente y haber vuelvo a los mejores 5 del mundo tras tanto tiempo, ganando títulos y quizás con un mejor tenis que antes. Este año fue una de mis mejores temporadas y es increíble, nunca me imaginé que tendría un momento así tras tantos problemas. Solo quiero seguir disfrutando esta segunda oportunidad que estoy teniendo en mi carrera”.
Denis Shapovalov había declarado que Del Potro era un ídolo para él, por lo que se consultó si había tenido contacto con el canadiense y dado alguna orientación o consejos, “Bueno, Denis es un muy buen jugador, que mejora en cada torneo y creo que tiene un gran potencial para ser uno de los mejores muy pronto. Además es zurdo por lo que le da una gran ventaja, me gusta la manera en que está jugando, entonces, claro que quiero lo mejor para él, será muy lindo ver a los jugadores jóvenes alcanzar los puestos más altos. Y con él tenemos una buena relación, lo que también es positivo”. Sobre amistades también se destacó el tiempo que Del Potro pasa junto a otros jugadores y como equilibra las relaciones de amistad con luego competir contra ellos: “Si, obvio, uno debe saber dividir los momentos cuando se está en una cancha respecto a salir a comer o a pasear con ellos. Tenemos objetivos en común, pero al fin y al cabo somos personas normales que comparten un mismo trabajo, sabemos cómo son las reglas estando en el estadio o en la pista, pero tenemos buena relación entre todos. Pasamos muchos momentos juntos, vivimos viajando y extrañamos a nuestras familias y amigos, y una buena manera de superarlo es estar cerca de la gente que tenemos, ya sea que compartamos cultura, idioma o costumbres en el día a dia”. Además se le consultó su relación con el Peque Schwartzman, a quien vio jugar en la Rogers Cup ante Edmund: “Si, el chiquito – inició entre risas-. Somos buenos amigos, vamos a cenar juntos hoy. Me gusta verlo en ranking actual (12°) y ver de la forma que está jugando, ganándole a grandes jugadores en el circuito. Es increíble ver a un amigo jugar de esa manera, le deseo lo mejor y ojalá podamos jugar juntos muchos años más”.
Por último se le consultó sobre el recuerdo que tiene de su final alcanzada en la Rogers Cup hace ya nueve años y cómo ve su nivel comparado al de ese año en el que luego ganaría el US Open: “Fue uno de los mejores torneos que jugué en mi carrera, recuerdo que vencí a Andy Roddick y a Rafael Nadal y perdí en la final con Andy Murray, por lo que fue un cuadro muy duro. Pero ahora la situación es muy diferente, estoy jugando muy bien, soy el N°4 del mundo y tengo oportunidad de mejorar dicha posición esta semana, y si no se puede, estaré feliz de todas maneras. Pero intento estar tranquilo y seguir con mi juego”.

CATEGORIES
TAGS
Share This