Connect with us

Análisis

Ubaldo Scanagatta tiene 150 motivos para celebrar en el US Open 2018

Javier Germán Ayala

Published

on

Foto: Ubitennis/Roberto Dell’Olivo

Un gran reconocimiento recibió Ubaldo Scanagatta por parte del US Open por sus 35 años ininterrumpidos en Flushing Meadows, y que mejor que con una nota para brindarle un homenaje. Por Javier Ayala.

Nuestro director general y creador tuvo muchas razones para levantar una copa de champán en el US Open 2018. El veterano periodista italiano cumplió 69 años el 31 de agosto, el 35º año consecutivo en que celebra su cumpleaños en la sala de prensa del US Open. Quizás aún más impresionante es que el Abierto de Estados Unidos de este año representa su 150º torneo de Grand Slam como miembro acreditado de los medios.

Además de tres décadas y media en Flushing Meadows, Scanagatta también ha cubierto 45 Wimbledon, 43 Roland Garros y 27 abiertos de Australia. Es un increíble trabajo que le ha valido a los florentinos la reputación de ser uno de los escribas más conocedores.

Scanagatta trabajó en su primer US Open en 1984, el año del icónico Super Saturday, quizás el mejor día de la historia del tenis. Desde allí, él estaba enganchado.

“Famoso ’84, dos semifinales que terminaron en el quinto set”, dijo Scanagatta. “Lendl-Cash y McEnroe-Connors. Luego también hubo tres sets entre Evert y Navratilova (en la final femenina). Fue excepcional. Después de un Abierto de Estados Unidos así, no pude perder el siguiente”.

Scanagatta, quien ayudó a establecer la Asociación Internacional de Escritores de Tenis, dice que una de las historias más memorables que ha cubierto en el US Open fue cuando Flavia Pennetta derrotó a Roberta Vinci en la final de 2015.

“Ser italiano, cuando en 2015 tuvimos la final, Penetta-Vinci, fue increíble”, dijo Scanagatta, un excelente jugador universitario y ex director de torneos del ahora difunto evento ATP de Florencia. “Lo que fue más increíble fue la victoria que Roberta Vinci anotó sobre Serena Williams cuando todos esperaban que Serena ganara el Abierto de Estados Unidos, para hacer el Grand Slam, nadie podría siquiera pensar en ganar a Vinci. Por supuesto, el Premier, que es florentino, El primer ministro Matteo Renzi, contrató un vuelo con el presidente del comité olímpico en Italia para ver la final”.

“Tuvo que tomar un avión chárter porque no había tiempo para organizar un viaje porque ganó tarde en la noche. Tuvimos mucha suerte de tener a cuatro niñas entre las 10 primeras, tuvimos a Francesca Schiavone, quien ganó el Abierto de Francia y el puesto número 4, Sara Errani, que llegó a la final en París y semifinales aquí y fue No. 5, Flavia Pennetta ganó aquí y fue No. 6 y Roberta Vinci, que llegó a la final aquí y fue No. 7”.

La carrera periodística de Scanagatta lo ha visto comentar en televisión, escribir para los principales periódicos italianos y, más recientemente, escribir para el sitio web de tenis Ubitennis, un sitio que comenzó hace 10 años. Después de haber cubierto el deporte desde

prácticamente el comienzo de la era Abierta, no sorprende que el afable italiano tenga una colección ecléctica de historias y anécdotas.

Hubo un tiempo en que llevó a John McEnroe en la parte trasera de su moto para comprar joyas para Tatum O’Neal cuando McEnroe jugó en un torneo que dirigió en Florencia, cuando bailaba con Vitas Gerulaitis y cuando le presentó a Ilie Nastase a uno de sus futuras esposas sobre pizza en Toscana.

Otro de sus recuerdos favoritos fue cómo consiguió una entrevista exclusiva con Boris Becker después de que el alemán ganara el Abierto de Australia en 1991.

“Boris ganó el Abierto de Australia y estuvo en el mismo vuelo de Lufthansa, de Melbourne a Frankfurt”, recordó Scanagatta. “Le ofrecieron champán porque se convirtió en el número 1 en el mundo, ganando en ’91. Ofreció champaña a todos los primeros y clase ejecutiva. Al lado de mi asiento estaba el doctor de la Federación Alemana de Tenis, un buen amigo de Becker. Boris cayó sobre mí mientras hablaba con él. Estaba dormido y desperté con Boris Becker casi besándome”.

“Le dije: ‘Boris, ¿qué estás haciendo? Él dijo: ‘Lo siento, lo siento, lo siento, ¿qué puedo hacer para disculparme?’ Dije: “La próxima semana jugamos la Copa Davis, Italia contra Alemania en Dortmund. Puede darme una entrevista exclusiva justo antes”. Lo que no se puede esperar es que el jueves en Dortmund en la ceremonia de sorteo, 200 periodistas y escritores alemanes estuvieron allí porque era la primera vez número uno en el mundo. Él dijo: “Por favor, ahora todos salgan de esta sala de prensa, tengo una entrevista personal “. Hay historias increíbles que no todos pueden decir”.

Scanagatta, uno de los cinco periodistas italianos que trabajan en el Abierto de Estados Unidos 2018, dice que su jugador favorito no italiano era Jimmy Connors. “Nunca se rindió, fue increíble”, dijo. “A pesar de que no tenía un gran servicio y no tenía una gran derecha, tenía un tiro increíble que era revés a dos manos”.

“También fue capaz de luchar y competir por cada balón. Fue increíble. Nunca aceptó rendirse cuando Borg y McEnroe lo hicieron mejor. Recuerdo que alguien dijo que John McEnroe tiene un toque tan delicado, que les gustaría que lo acariciara”.

Ubaldo estuve presente en varios de los partidos de Connors en el US Open de 1991 para la televisión italiana, incluyendo el regreso de Connors de dos sets ante Patrick McEnroe en la primera ronda, su juego de cinco contra otro estadounidense, Aaron Krickstein, en la ronda de 16 y en la victoria de cuartos de final sobre Paul Haarhuis de Holanda.

“El partido que Connors ganó contra Krickstein siempre ha sido el partido mostrado en la televisión estadounidense cada vez que estaba lloviendo”, dijo Scanagatta sobre el concurso que se repitió aparentemente cada vez que la lluvia demoraba el juego en Flushing Meadows. “Como teníamos los derechos televisivos en Italia, también mostramos ese partido y lo mostraron con mis comentarios. En Italia, todos los seguidores italianos del tenis han escuchado mis comentarios sobre eso. Fue muy emocionante”.

Otros partidos que destacan por Scanagatta en el US Open incluyen a Fabio Fognini regresando de dos sets para vencer a Rafa Nadal en 2015.

Linda Ferrando venció a Monica Seles en la tercera ronda de 1990 y Becker salvó puntos de partido contra Derrick Rostagno en camino a ganar el US Open de 1989. “Rostagno tiene antecedentes italianos a pesar de que es californiano”, dijo Scanagatta, desviándose hacia otro recuerdo. “Él dijo: ‘Debes pronunciar mi nombre como lasaña: “Rostagno”como “lasaña”, con la suave” g “, no “ro-stag-no”.

Además de su trabajo con Ubitennis, un sitio web que tiene versiones en italiano, inglés y español, Scanagatta también es el principal escritor de tenis para tres periódicos diarios: Il Giorno en Milán, La Nazione y Il Resto del Carlino en Bolonia.

“A veces tenemos un juego de cierta región y quieren más espacio”, dijo. “Si un jugador viene del norte, como Lombardía, Il Giorno quiere más. La Nazione está más en Toscana y Florencia, así que si hay un jugador de la Toscana, quieren más espacio para las entrevistas. Todos los días tenemos que ajustarnos. Fabio es del norte de Italia, pero es el italiano número 1 y el número 13 en el mundo, así que todos lo quieren, es el último superviviente”.

“[Marco] Cecchinato es siciliano, por lo que es muy importante en el sur. Su carrera en el Abierto de Francia, todos los periódicos estaban pidiendo dos páginas. Un día tuvimos que escribir 10 artículos sobre Cecchinato cuando llegó a las semifinales, y no pude hacerlo solo”.

Los partidos nocturnos en el US Open hacen que cumplir los plazos para las historias sobre Fognini y Cecchinato sea más difícil que, por ejemplo, en París o Londres, pero Scanagatta dijo que eso es parte de lo que hace único al US Open.

“El entusiasmo, la participación de la multitud, cada torneo tiene sus detalles”, dijo Scanagatta. “Este es un torneo que da la oportunidad a los mejores jugadores de ganar”. Tienes que ser un especialista en canchas de arcilla para ganar en arcilla. En hierba, lo mismo, ganan en hierba pero en ninguna otra parte. La cancha dura es un equilibrio, todos pueden hacerlo. Hay muchas razones por las cuales el US Open es un golpe importante que no debe perderse.

“Ver a Todd Martin, a las 2 a.m. correr tras una gran victoria y dar ‘choque los cinco’ a todos los espectadores de la primera fila, nunca sucedería en Wimbledon”.

Nota en inglés que el sitio del US Open realizó sobre Ubaldo
https://www.usopen.org/en_US/news/articles/2018-09-05/2018-09-05_ubaldo_scanagatta_has_150_reasons_to_celebrate_at_the_2018_us_open.html?chip=4

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Análisis

Jurij Rodionov, la perla austriaca que pide terreno

Damián Tiscornia

Published

on

El joven atraviesa por un gran momento deportivo y es una de las promesas que tiene el tenis austriaco en la actualidad. Por Damián Tiscornia.

El tenis austriaco atraviesa por un gran presente en el circuito ATP. Si bien solo cuenta con Dominic Thiem y Dennis Novak solamente dentro entre los mejores cien del ránking, en los últimos años logró renovarse y cuenta con otros tenistas que tienen condiciones para pegar el salto en cualquier momento.

Y uno de esos tenistas que está pronto para ingresar a ese selecto grupo de los cien mejores del mundo es Jurij Rodionov. Nacido el 16 de mayo de 1999 en Nüremberg, esta semana tendrá la posibilidad de defender a su país por Copa Davis gracias al gran momento deportivo por el que atraviesa.

Zurdo y con un revés a dos manos, comenzó a jugar al tenis a los cuatro años. Su gran deseo era jugar al fútbol, pero en su ciudad a los niños no se lo permitían hacer hasta los seis años. En sus años de juventud creció admirando el juego de Marat Safin, Roger Federer y Rafael Nadal.

En las últimas semanas Rodionov ha tenido un ascenso vertiginoso en el ránking gracias a muy buenos resultados que consiguió en el circuito Challenger; en un mes ascendió del puesto 362 al 194. El ascenso comenzó luego de haber ganado el Challenger de Dallas, tras vencer en la final al local Denis Kudla. Dos semanas después se consagró campeón en Morelos y la pasada semana fue semifinalista en Columbus.

En una entrevista con el sitio web de la ATP Jurij contó qué cambió en él para conseguir los buenos resultados. “Quería escuchar mi cuerpo; escuchar a los entrenadores y otras personas a mi alrededor que me conocen y conocen mi tenis. Antes, era más como ‘me conozco mejor, puedo hacerlo yo solo’, pero a veces escuchar desde un punto de vista diferente puede ser muy beneficioso y eso me ayudó mucho en los últimos meses”, afirmó.

En las últimas semanas, además, el austriaco incorporó a su equipo al argentino Javier Frana, quien venía de entrenar al chileno Nicolás Jarry. “Antes, estaba peleando por conseguir el ritmo y la mentalidad correcta. Y creo que Javier realmente me ayudó en esto. Siempre supe que era un buen jugador de tenis, pero por alguna razón en 2019 no estaba jugando lo mejor posible en los torneos. Con Javier tengo un entrenador talentoso y experimentado de mi lado. Creo que esto marcó la diferencia”, dijo quien también es entrenado por Wolfgang Thiem, el padre de Dominic.
Sus grandes rendimientos lo situaron en el puesto 5 de la Race to Milan para menores de 21 años. “Es uno de mis objetivos este año, porque es el último año que puedo jugarlo. Sería enorme jugar allí, es una motivación. Me siento muy orgulloso de estar de vuelta, ser yo mismo y competir de nuevo muy bien”, declaró.

Gracias a sus muy buenas actuaciones, además, este fin de semana forma parte del equipo austriaco de Copa Davis que enfrentará a Uruguay en Graz, buscando un lugar en la fase de grupos de Madrid. Será el segundo singlista del equipo, debutando el domingo contra Pablo Cuevas a segundo turno.

Nueva Generación. Ese es el nombre con el cual la ATP denominó mediáticamente a la nueva camada de jugadores jóvenes que se van ganando un lugar importante en el circuito gracias a los buenos rendimientos y resultados que han obtenido a temprana edad. Son varios los jugadores que surgieron en los últimos meses, dando muestras claras que la renovación estará en buenas manos. Y Jurij Rodionov es una de las jóvenes promesas que integran ese selecto grupo…

Continue Reading

Análisis

Andy Murray, el renacido

Published

on

El británico, hoy N°243 del mundo, volvió a ganar un título individual luego de 2 años, tras una lesión y con incluso coquetear con el retiro. Repasamos como fue la travesía de Murray en hasta su título del día de hoy en Amberes, Bélgica.

Sin saberlo, el 4 de marzo del 2017, sería una fecha bisagra para Andy Murray, ese día vencía a Fernando Verdasco en la final del torneo de Dubai de esa temporada. Levantando su 45° trofeo en su carrera individual. Hasta ese día estaba en un gran momento: era el 1° del mundo, venía de haber ganado el año anterior el oro Olímpico en Rio de Janeiro , y el pasado diciembre había recibido el título de caballero de la corona británica. Luego de ese día, empezarían a aparecer las molestias físicas que le generarían irregularidad en su juego y lo obligaría a terminar prematuramente su temporada en septiembre del 2017.

A comienzos del 2018 decidiría operarse la cadera para recuperarse, todo ese parate que lo relegó hasta más de la mitad de temporada, lo hizo salir del Top 100 tras 13 años. En sus intentos de regresar a jugar podía sentir que su rehabilitación no estaba completa por lo que incluso se bajaría de Wimbledon con mucho pesar, para volver a un Grand Slam recién en el US Open, donde en segunda ronda sería batido por Verdasco. Luego se bajaría del torneo de Beijing por una molestia en el tobillo, terminando ahí su temporada.

A comienzo de este 2019, previo al Australian Open, Murray anunciaba que se retiraría debido a la lesión de cadera, dado que le molestaba constantemente. Declaró que también analizaba una segunda operación de carrera pero que dudaba que dicha intervención prolongue demasiado su carrera, por lo que su idea era llegar hasta Wimbledon y retirarse en el césped londinense.

Tras una cirugía de revestimiento de cadera, el escocés contó que ya no sentía dolor y que no forzaría el físico y que probaría su condición jugando dobles. Los médicos eran optimistas con la recuperación del británico. Su regreso al circuito sería en Queens junto a Feliciano López, con quien se llevarían el título. Jugaría Wimbledon tanto en dobles masculinos (con Pierre-Hugues Herbert) como en mixtos (con Serena Williams). Murray volvió a jugar en singles en Agosto en Cincinnati, siendo batido en primera ronda por Richard Gasquet. Andy jugó luego en Winston Salem, Mallorca, y en la gira china: Zhuhai, Beijing y Shanghai. Hasta esta semana, no había podido hilvanar más de 3 victorias consecutivas. Hoy, tras 960 días, 2 operaciones de cadera y 242 puestos abajo a su puesto como N°1 en Dubai, Andy Murray hace su retorno triunfal a un título ATP. Venció al suizo Stan Wawrinka por 3-6, 6-4 y 6-4 luego de 2 horas y 27 minutos de juego. En el camino, el escocés tuvo una etapa final del torneo desgastante: si bien en las primeras dos rondas no pasó sobresaltos, en tercera ronda le tomó más de 2 horas y media vencer a Marius Copil (6-3, 6-7(9) y 6-4) y en semifinales al francés Ugo Humbert le llevó también 2 horas y 22 minutos (3-6, 7-5 y 6-2). Ahora deberá prepararse para lo que resta del año y alistarse para la próxima temporada, a la que esperemos, lo volvamos a tener codo a codo con los mejores del mundo.

Continue Reading

Análisis

Estados Unidos copa el ranking de precocidad en el circuito WTA

Published

on

By

El tenis está dando un giro en cuanto a precocidad se refiere respecto a lo que sucedía en décadas anteriores. El triunfo de Coco Gauff, con 15 años y 7 meses, el pasado domingo en Linz pone de nuevo en el aire, el debate de las tenistas que cada vez saltan al mundo profesional más pronto, quedándose muchas de ellas en el camino y convirtiéndose en auténticos juguetes rotos. Por Juan Luis Lázaro.

El caso de Coco no es el único en la historia del tenis, puesto que ya en la década de los 70 se vivían casos de precocidad similares al de la tenista estadounidense. Repasamos el ranking histórico de tenistas jóvenes en ganar su primer torneo WTA profesional, donde las tenistas estadounidenses los cuatro primeros puestos:

Tracy Austin, estadounidense que llegó a alcanzar el nº 1 del mundo en 1980 y gano en dos ocasiones el US Open, en 1977 se convirtió en la jugadora más joven de la historia en ganar un torneo profesional, al vencer en el Torneo de Portland con tan sólo 14 años y 28 días.

Jeniffer Capriati se convirtió en la jugadora profesional más joven en jugar una final (13 años y once meses). La estadounidense ganaba su primer título cuando le quedaban 7 dias para cumplir 14 años y 210 dias en San Juan de Puerto Rico. Capriati ganaría luego en el año 1992 los JJOO tras derrotar en la final a la alemana Steffi Graff.

Kathy Rinaldi-Stunkel, tenista estadounidense, fue la jugadora más joven en ganar un partido profesional en el torneo de Wimbledon con 14 años y 91 días en el año 1981. Ese mismo año en el mes de Octubre ganaría el torneo de Kyoto, cuando le quedaban 6 días para cumplir 14 años y 212 días.

Andrea Jaeger, tenista estadounidense que perdió una final de Wimbledon y otra de Roland Garros ante Martina Navratilova, consiguió su primer título en Las Vegas en el año 1980, cuando contaba con 14 años y 237 días de edad.

Mirjana Lucic Baroni, tenista Croata nacida en Alemania, ganaba con 15 años y 333 días el titulo de Grand Slam de dobles del Open de Australia junto a la suiza Martina Hingis. A nivel individual lograba su primer título en Bol en Croacia cuando contaba con 15 años y 60 días.

Nicole Vaidisova, tenista checa que cuenta en la actualidad con 30 años, consiguió su primer título WTA en Vancouver cuando tenía 15 años y 118 días.

Monica Seles, jugadora nacida en Serbia que emigró a Estados Unidos para convertirse en profesional, consiguió 9 títulos de Grand Slam con 4 Open de Australia, 3 Roland Garros y 2 US Open, lograba su primer título WTA en Houston ante Chris Evert cuando tenía 15 años y 153 días.

Gabriela Sabatini, tenista argentina ganadora del US Open en el año 1990, lograba su primer título WTA en Tokyo cuando tenía 15 años y 161 días.

Detrás de todas ellas se sitúa Coco Gauff que conseguía el pasado domingo el título en Linz, procedente de la fase previa, con 15 años y 217 días.

En el lado contrario, se sitúa Venus Williams, una de las jugadoras mas veteranas del circuito que cuenta en la actualidad con 39 años y que ganó su ultimo título con 35 años y 250 dias en Kaohsiung en Korea, y un año después perdería la final de Wimbledon en 2017 frente a la española Garbiñe Muguruza.

Continue Reading

Tendencias