Connect with us

Análisis

La travesía de Garbiñe Muguruza

Published

on

Foto: Art Seitz/Ubitennis.es

15 de Julio de 2017: Garbiñe Muguruza levanta el título en las pistas del All England Tennis Club, después de una gran final ante la estadounidense Venus Williams. 11 de Septiembre de 2017: Garbiñe alcanza por primera vez en su carrera el nº 1 del mundo. 9 de Octubre de 2017: La española cede el cetro mundial y desde entonces, no encuentra el camino para volver a recuperarlo. Por Juan Luis Lázaro.

La irregular y frágil mentalmente, Garbiñe Muguruza, había dado paso en el año 2017, a una jugadora fiable, rocosa, capaz de levantarse a las adversidades y de convertirse en la reina del tenis mundial.

Un año más tarde, parece que todo aquello ha desaparecido. La temporada 2018 se está convirtiendo en una pesadilla para la jugadora española, que no parece encontrar freno a su caída libre. La semifinalista el año pasado en Tokyo, caía nuevamente de manera estrepitosa esta semana, frente a la jugadora nº 75 del mundo, la estadounidense Alison Riske, que apenas le dejó sumar 3 juegos en el encuentro.

Garbiñe no es ni la sombra de la jugadora de la temporada pasada. Muchas son las voces que critican la presencia de la española en numerosos actos relacionados con la moda, en la ceremonia de los Oscars, y en otros tantos eventos que publica en redes sociales, y que en épocas de crisis, suponen un argumento fácil para sus detractores. Ni siquiera su sorprendente cambio de look, teñida a rubio platino, ha dejado indiferente a nadie.

Desde el comienzo del curso, la irregularidad ha sido la nota predominante en la temporada de la caraqueña. Dos abandonos en Brisbane y en Sidney antes de caer por sorpresa en la 2ª ronda del Open de Australia ante la jugadora de Taipei, nº 88 del mundo y especialista en dobles, Su Wei Hsieh. Parecía que su camino se enderezaba en el Oriente Próximo, coincidiendo con la presencia de Conchita Martinez en su cuerpo técnico, logrando ser finalista en Doha y semifinalista en Dubai. Sin embargo las cosas se torcían de nuevo en la gira americana, cuando en Indian Wells caía en 2ª ronda ante la estadounidense nº 100 del mundo Sachia Vickery, y aunque en Miami alcanzaba la cuarta ronda y levantaba el título en Monterrey, de nuevo aparecían los fantasmas en el juego de la española al comienzo de la gira sobre la tierra batida.

Retirada en Sttutgart en 2ª ronda, derrota en Madrid en 3ª y en Roma en su primer encuentro, antes del mejor torneo de la temporada, que para ella fue Roland Garros, donde cayó en semifinales ante la actual nº 1 del mundo la rumana Simona Halep.

A partir de ahí, nubarrones muy oscuros en la temporada de la española, sin poder vencer en dos encuentros seguidos. 2ª ronda en Birmingham e idéntico resultado en Wimbledon, donde defendía título y cayó prematuramente ante la belga Van Uytvanck, cerrando una paupérrima gira de hierba.

Una nueva oportunidad llegaba para la española, de nuevo en la gira americana. Pero el panorama lejos de mejorar, empeoraba. Derrota en su primer partido en Cincinnati, donde defendía título, ante Lesia Tsurenko y batacazo sonado en el US Open, donde caía ante la

jugadora nº 202 del mundo, Karolina Muchova, que intervenía por primera vez en su carrera en un Grand Slam.

La última carta para salvar la temporada, la tiene Garbiñe en la gira asiática, pero tras un comienzo prometedor ante Belinda Bencic, nuevamente ha llegado la decepción, ante una jugadora a priori bastante inferior a ella.

Las soluciones pueden pasar por un giro de timón en su cuerpo técnico, porque ya parece un secreto a voces que la relación con Sam Sumyk está viviendo sus últimos momentos. El entendimiento que llevó a la española hasta el número 1 ha desaparecido y el día a día no parece estar viviendo sus mejores momentos. Veremos si hay noticias a este respecto en los próximos días, ya que el puesto 14 que ocupa Garbiñe esta semana, no parece el final de la cuesta abajo de la nº 1 española.

Análisis

Jurij Rodionov, la perla austriaca que pide terreno

Damián Tiscornia

Published

on

El joven atraviesa por un gran momento deportivo y es una de las promesas que tiene el tenis austriaco en la actualidad. Por Damián Tiscornia.

El tenis austriaco atraviesa por un gran presente en el circuito ATP. Si bien solo cuenta con Dominic Thiem y Dennis Novak solamente dentro entre los mejores cien del ránking, en los últimos años logró renovarse y cuenta con otros tenistas que tienen condiciones para pegar el salto en cualquier momento.

Y uno de esos tenistas que está pronto para ingresar a ese selecto grupo de los cien mejores del mundo es Jurij Rodionov. Nacido el 16 de mayo de 1999 en Nüremberg, esta semana tendrá la posibilidad de defender a su país por Copa Davis gracias al gran momento deportivo por el que atraviesa.

Zurdo y con un revés a dos manos, comenzó a jugar al tenis a los cuatro años. Su gran deseo era jugar al fútbol, pero en su ciudad a los niños no se lo permitían hacer hasta los seis años. En sus años de juventud creció admirando el juego de Marat Safin, Roger Federer y Rafael Nadal.

En las últimas semanas Rodionov ha tenido un ascenso vertiginoso en el ránking gracias a muy buenos resultados que consiguió en el circuito Challenger; en un mes ascendió del puesto 362 al 194. El ascenso comenzó luego de haber ganado el Challenger de Dallas, tras vencer en la final al local Denis Kudla. Dos semanas después se consagró campeón en Morelos y la pasada semana fue semifinalista en Columbus.

En una entrevista con el sitio web de la ATP Jurij contó qué cambió en él para conseguir los buenos resultados. “Quería escuchar mi cuerpo; escuchar a los entrenadores y otras personas a mi alrededor que me conocen y conocen mi tenis. Antes, era más como ‘me conozco mejor, puedo hacerlo yo solo’, pero a veces escuchar desde un punto de vista diferente puede ser muy beneficioso y eso me ayudó mucho en los últimos meses”, afirmó.

En las últimas semanas, además, el austriaco incorporó a su equipo al argentino Javier Frana, quien venía de entrenar al chileno Nicolás Jarry. “Antes, estaba peleando por conseguir el ritmo y la mentalidad correcta. Y creo que Javier realmente me ayudó en esto. Siempre supe que era un buen jugador de tenis, pero por alguna razón en 2019 no estaba jugando lo mejor posible en los torneos. Con Javier tengo un entrenador talentoso y experimentado de mi lado. Creo que esto marcó la diferencia”, dijo quien también es entrenado por Wolfgang Thiem, el padre de Dominic.
Sus grandes rendimientos lo situaron en el puesto 5 de la Race to Milan para menores de 21 años. “Es uno de mis objetivos este año, porque es el último año que puedo jugarlo. Sería enorme jugar allí, es una motivación. Me siento muy orgulloso de estar de vuelta, ser yo mismo y competir de nuevo muy bien”, declaró.

Gracias a sus muy buenas actuaciones, además, este fin de semana forma parte del equipo austriaco de Copa Davis que enfrentará a Uruguay en Graz, buscando un lugar en la fase de grupos de Madrid. Será el segundo singlista del equipo, debutando el domingo contra Pablo Cuevas a segundo turno.

Nueva Generación. Ese es el nombre con el cual la ATP denominó mediáticamente a la nueva camada de jugadores jóvenes que se van ganando un lugar importante en el circuito gracias a los buenos rendimientos y resultados que han obtenido a temprana edad. Son varios los jugadores que surgieron en los últimos meses, dando muestras claras que la renovación estará en buenas manos. Y Jurij Rodionov es una de las jóvenes promesas que integran ese selecto grupo…

Continue Reading

Análisis

Andy Murray, el renacido

Published

on

El británico, hoy N°243 del mundo, volvió a ganar un título individual luego de 2 años, tras una lesión y con incluso coquetear con el retiro. Repasamos como fue la travesía de Murray en hasta su título del día de hoy en Amberes, Bélgica.

Sin saberlo, el 4 de marzo del 2017, sería una fecha bisagra para Andy Murray, ese día vencía a Fernando Verdasco en la final del torneo de Dubai de esa temporada. Levantando su 45° trofeo en su carrera individual. Hasta ese día estaba en un gran momento: era el 1° del mundo, venía de haber ganado el año anterior el oro Olímpico en Rio de Janeiro , y el pasado diciembre había recibido el título de caballero de la corona británica. Luego de ese día, empezarían a aparecer las molestias físicas que le generarían irregularidad en su juego y lo obligaría a terminar prematuramente su temporada en septiembre del 2017.

A comienzos del 2018 decidiría operarse la cadera para recuperarse, todo ese parate que lo relegó hasta más de la mitad de temporada, lo hizo salir del Top 100 tras 13 años. En sus intentos de regresar a jugar podía sentir que su rehabilitación no estaba completa por lo que incluso se bajaría de Wimbledon con mucho pesar, para volver a un Grand Slam recién en el US Open, donde en segunda ronda sería batido por Verdasco. Luego se bajaría del torneo de Beijing por una molestia en el tobillo, terminando ahí su temporada.

A comienzo de este 2019, previo al Australian Open, Murray anunciaba que se retiraría debido a la lesión de cadera, dado que le molestaba constantemente. Declaró que también analizaba una segunda operación de carrera pero que dudaba que dicha intervención prolongue demasiado su carrera, por lo que su idea era llegar hasta Wimbledon y retirarse en el césped londinense.

Tras una cirugía de revestimiento de cadera, el escocés contó que ya no sentía dolor y que no forzaría el físico y que probaría su condición jugando dobles. Los médicos eran optimistas con la recuperación del británico. Su regreso al circuito sería en Queens junto a Feliciano López, con quien se llevarían el título. Jugaría Wimbledon tanto en dobles masculinos (con Pierre-Hugues Herbert) como en mixtos (con Serena Williams). Murray volvió a jugar en singles en Agosto en Cincinnati, siendo batido en primera ronda por Richard Gasquet. Andy jugó luego en Winston Salem, Mallorca, y en la gira china: Zhuhai, Beijing y Shanghai. Hasta esta semana, no había podido hilvanar más de 3 victorias consecutivas. Hoy, tras 960 días, 2 operaciones de cadera y 242 puestos abajo a su puesto como N°1 en Dubai, Andy Murray hace su retorno triunfal a un título ATP. Venció al suizo Stan Wawrinka por 3-6, 6-4 y 6-4 luego de 2 horas y 27 minutos de juego. En el camino, el escocés tuvo una etapa final del torneo desgastante: si bien en las primeras dos rondas no pasó sobresaltos, en tercera ronda le tomó más de 2 horas y media vencer a Marius Copil (6-3, 6-7(9) y 6-4) y en semifinales al francés Ugo Humbert le llevó también 2 horas y 22 minutos (3-6, 7-5 y 6-2). Ahora deberá prepararse para lo que resta del año y alistarse para la próxima temporada, a la que esperemos, lo volvamos a tener codo a codo con los mejores del mundo.

Continue Reading

Análisis

Estados Unidos copa el ranking de precocidad en el circuito WTA

Published

on

By

El tenis está dando un giro en cuanto a precocidad se refiere respecto a lo que sucedía en décadas anteriores. El triunfo de Coco Gauff, con 15 años y 7 meses, el pasado domingo en Linz pone de nuevo en el aire, el debate de las tenistas que cada vez saltan al mundo profesional más pronto, quedándose muchas de ellas en el camino y convirtiéndose en auténticos juguetes rotos. Por Juan Luis Lázaro.

El caso de Coco no es el único en la historia del tenis, puesto que ya en la década de los 70 se vivían casos de precocidad similares al de la tenista estadounidense. Repasamos el ranking histórico de tenistas jóvenes en ganar su primer torneo WTA profesional, donde las tenistas estadounidenses los cuatro primeros puestos:

Tracy Austin, estadounidense que llegó a alcanzar el nº 1 del mundo en 1980 y gano en dos ocasiones el US Open, en 1977 se convirtió en la jugadora más joven de la historia en ganar un torneo profesional, al vencer en el Torneo de Portland con tan sólo 14 años y 28 días.

Jeniffer Capriati se convirtió en la jugadora profesional más joven en jugar una final (13 años y once meses). La estadounidense ganaba su primer título cuando le quedaban 7 dias para cumplir 14 años y 210 dias en San Juan de Puerto Rico. Capriati ganaría luego en el año 1992 los JJOO tras derrotar en la final a la alemana Steffi Graff.

Kathy Rinaldi-Stunkel, tenista estadounidense, fue la jugadora más joven en ganar un partido profesional en el torneo de Wimbledon con 14 años y 91 días en el año 1981. Ese mismo año en el mes de Octubre ganaría el torneo de Kyoto, cuando le quedaban 6 días para cumplir 14 años y 212 días.

Andrea Jaeger, tenista estadounidense que perdió una final de Wimbledon y otra de Roland Garros ante Martina Navratilova, consiguió su primer título en Las Vegas en el año 1980, cuando contaba con 14 años y 237 días de edad.

Mirjana Lucic Baroni, tenista Croata nacida en Alemania, ganaba con 15 años y 333 días el titulo de Grand Slam de dobles del Open de Australia junto a la suiza Martina Hingis. A nivel individual lograba su primer título en Bol en Croacia cuando contaba con 15 años y 60 días.

Nicole Vaidisova, tenista checa que cuenta en la actualidad con 30 años, consiguió su primer título WTA en Vancouver cuando tenía 15 años y 118 días.

Monica Seles, jugadora nacida en Serbia que emigró a Estados Unidos para convertirse en profesional, consiguió 9 títulos de Grand Slam con 4 Open de Australia, 3 Roland Garros y 2 US Open, lograba su primer título WTA en Houston ante Chris Evert cuando tenía 15 años y 153 días.

Gabriela Sabatini, tenista argentina ganadora del US Open en el año 1990, lograba su primer título WTA en Tokyo cuando tenía 15 años y 161 días.

Detrás de todas ellas se sitúa Coco Gauff que conseguía el pasado domingo el título en Linz, procedente de la fase previa, con 15 años y 217 días.

En el lado contrario, se sitúa Venus Williams, una de las jugadoras mas veteranas del circuito que cuenta en la actualidad con 39 años y que ganó su ultimo título con 35 años y 250 dias en Kaohsiung en Korea, y un año después perdería la final de Wimbledon en 2017 frente a la española Garbiñe Muguruza.

Continue Reading

Tendencias