Connect with us

SLAM

Petra Kvitova: “Después del incidente no sabía si volvería a jugar al tenis”

Published

on

Petra Kvitova refrenda su gran comienzo de temporada, enlaza 11 victorias consecutivas, tras la victoria en el torneo de Sidney, después de vencer en las semifinales del Open de Australia, a la gran revelación del torneo, la estadounidense Danielle Collins, alcanzando así su primera final en Melbourne en su carrera profesional. Por Juan Luis Lázaro.

La jugadora checa, que no juega finales sino que las gana tras imponerse en las últimas 8 finales que ha disputado, no ha dejado demasiadas opciones a su rival, y tras un primer set igualado que se resolvió en el tie break, acabó imponiéndose finalmente por 7-6(2) 6-0 tras 1h 34’ de partido. Kvitova alcanza la final después de caer en primera ronda el año pasado, y sin haber cedido un solo set en lo que va de torneo.

La jugadora checa hacía un balance de su encuentro en la sala de prensa:

“He estado un tiempo sin llegar a finales de Grand Slam. Han sido cinco años. Para ello he trabajado bastante duro. Estar de vuelta aquí simplemente sabe muy bien. Estoy muy feliz de estar aquí de nuevo. Para serte sincero creo que no mucha gente pensaba que podía hacer esto otra vez, jugando a este nivel. Creo que muy poca gente confiaba en ello. Estoy muy feliz de tener a esos pocos que creían en mí, a mi alrededor. Se lo agradezco a ellos, a mi familia y a todos los que estaban allí cuando más los necesitaba.”

“Ha sido un largo periodo desde la última final. Me sentí contenta de conseguir los cuartos de final del US Open el año pasado, pero obviamente no es fácil, desde el punto de vista de la mentalidad, lidiar con que cada vez que llegaba a un Grand Slam perdía tempranamente. Tal vez por eso esta final me sabe mejor.”

Respecto al hecho de que el partido se jugara bajo techo debido al calor dijo:

“En realidad lo supe hace unos días que el jueves y el viernes debido al calor, se jugaría bajo techo. Así que esta mañana pregunte al representante de la WTA en qué condiciones se iba a jugar el partido. Ella me dijo que se vería sobre la pista y cuando llegamos, se cerró el techo. Creo que es genial tener esa opción. Creo que a veces es peligroso jugar con este calor y estoy contenta de que exista esa opción.”

En cuanto a su preparación para el torneo, declaraba lo siguiente:

“No creo que haya cambiado nada específicamente en mi preparación. Pienso que cuando me puse en forma durante el año pasado, fui capaz de hacer más cosas de las que hacía antes. No creo que haya hecho nada específicamente diferente. Estar mejor físicamente también ayuda a mi mentalidad. Puedo llegar a más bolas, puedo estar más tiempo en pista aunque haga calor, puedo correr, puedo luchar. Estoy feliz por ello.”

En referencia a su cuerpo técnico indicaba

“Está un poco lejos Europa de Australia, así que probablemente es por eso que haya venido menos gente esta vez conmigo. Han venido mi entrenador, mi preparador físico y mi agente,

que son los que estaban en el palco. Ellos estaban allí cuando los necesitaba. No hay muchos más miembros de mi equipo, pero como he dicho es un largo camino hasta aquí. Hago más o menos lo mismo en todos los torneos, en Wimbledon vino también mi doctor, pero no es por nada especial, simplemente estaban los 3 en el palco por eso.”

También la jugadora checa hacia una reflexión de lo que suponía llegar a una final de Grand Slam, después del incidente que vivió en su domicilio:

“Bueno, para ser honesta, todavía no me creo que estoy en la final. Es un poco raro, puesto que después del incidente no sabía si volvería a jugar al tenis. No fue un buen momento, no solo física sino mentalmente. Necesité mucho tiempo para creer en las personas que me rodeaban y en los hombres especialmente. Así que no estaba segura de querer estar sola en ninguna parte. Recuerdo la primera vez que volví a estar sola en el vestuario de mi club en Praga y le dije a mi equipo que me sentí bien en ese momento. Fue mucho trabajo con la mano. Mucho tiempo de recuperación y tratamiento, aunque creo que mi vida deportiva me ha ayudado mucho en eso. Yo solo pensaba que quería volver y entrenaba con la mano dos o tres veces al día, lo cual no sabía si era muy normal. Necesitaba mi mano para poder estar de vuelta a la pista y no solo en la pista sino también para poder volver a mi vida normal. Esos tres meses fueron muy muy duros. Durante el segundo mes sufrí bastante porque las cicatrices estaban muy duras y no podía hacer nada. Por suerte mi médico me dijo que eso pasaría, así que pienso que ese apoyo mental lo tenía, necesitaba ser fuerte y no pensar negativamente al respecto, aunque los pensamientos negativos estaban allí. Ha sido un largo viaje.”

Por último opinaba de la final sin conocer aún cuál sería su oponente:

“Una se siente mejor sabiendo que tiene mejor porcentaje de victorias que de derrotas en las finales. Cada final es diferente porque cada vez es un lugar diferente, un rival diferente, un tiempo diferente. Y esto es un Grand Slam por tanto también es una final diferente. Nunca se sabe si tienes el 100% de posibilidades de ganar, porque tampoco se a quién me voy a enfrentar. Como dije en la pista, me gusta jugar finales en los grandes estadios y este es uno de ellos. Tengo muchas ganas de jugar ese partido.”

El próximo sábado Kvitova buscará su tercer título de Grand Slam, después de los logrados en Wimbledon en 2011 y 2014, frente a la japonesa Naomi Osaka.

Primera plana

Andy Murray no jugará el Us Open en singles

Damián Tiscornia

Published

on

El exnúmero uno del mundo no disputará el último Grand Slam de la temporada en singles. Conocé los motivos de la decisión en este artículo. Por Damián Tiscornia.

Andy Murray decidió no disputar el Abierto de los Estados Unidos en singles. Según se desprendió de sus propias palabras, el experimentado jugador británico no deseaba esperar las invitaciones especiales que estaba por otorgar la organización del torneo para el cuadro principal.
“No voy a jugar singles del US Open porque primero quería ver cómo me sentía, sumar algunos partidos y un poco de práctica, pero hoy anunciaban los Wild Cards y no querían esperar. Entonces la decisión la tomé con mi equipo. No quería tomar un Wild Card hoy sin saber cómo me sentiría después de este torneo”, declaró el jugador.

El británico de 32 años tomó la decisión luego de perder en por un doble 6-4 contra el francés Richard Gasquet en la primera ronda del Master 1000 de Cincinatti, torneo que decidió otorgarle una invitación especial para que pudiera decir presente en el cuadro principal del torneo.
“No sabía cómo iba a sentirme antes de este partido (contra Gasquet). Tendría que haberme probado antes y jugar algunos partidos más como este antes de tomar una decisión tan importante. Pero incluso si tuviera una semana o diez días más para decidirme, no estaba seguro de poder jugar (el US Open)”, dijo Murray. “Es una decisión que he tomado con mi equipo”, recalcó el jugador.

Vale la pena recordar que en enero de este año Andy Murray anunció su retiro del tenis profesional en el Australian Open, luego de no poder ganar la pelea contra los dolores de espalda que tantos dolores de cabeza le estaban provocando. Sin embargo, una vez que quedó atrás su problema la decisión sobre su futuro está en stand by.

En los últimos meses la carrera del tenista está centrada en el dobles, donde esta temporada ya se consagró campeón junto al español Feliciano López en Queens. Además, junto al experimentado español disputó los torneos de Eastbourne, Wimbledon y Washington, donde llegó a los cuartos de final.
El escocés Andy Murray se consagró campeón del Abierto de los Estados Unidos en el 2012, tras derrotar en un épico partido al serbio Novak Djokovic en cinco sets. Además, fue finalista del torneo en el 2008, oportunidad en la que perdió la final en tres sets contra el suizo Roger Federer.

Continue Reading

ATP

Damian Steiner: “Wimbledon es especial y va a quedar en mi memoria”

Published

on

El umpire argentino brindo una nota con “3 iguales”, podcast de tenis online más escuchado, y dejo muchas anécdotas del tenis y principalmente de la última final de Wimbledon donde tuvo el placer de dirigir. Por Javier Ayala.

El foco en el mundo del tenis siempre esta puesta en los jugadores que son los principales protagonistas, pero también hay otras personas que rodean a ellos, que son fundamentales para que el deporte sea lo que es.

Otro de los protagonistas son los umpire, y los argentinos deberían estar orgullosos, ya que un compatriota forma parte del selecto grupo de árbitros de la ATP.

Damian Steiner, de 44 años, árbitro internacional desde el año 1996, tiene en su haber más de 50 Grand Slam entre supervisor y juez de silla. Esta temporada, tuvo el privilegio y mayor logro de su carrera al dirigir la final de Wimbledon entre Novak Djokovic y Roger Federer, sin dudas algo que nunca olvidara.

En el capítulo 27, del podcast tenístico 3 iguales, que realizan los periodistas Danny Miche, Quique Cano y Daniel Corujo, tuvieron el privilegio de entrevistar a Damian que dejo mucha información enriquecedora.

Como consecuencia a una votación de quien de los 3 primeros del ranking iba a terminar en el primer lugar del ranking a fin de año, el argentino comentó, “El circuito es muy exigente. Estamos hablando de 3 jugadores fantásticos, es mu y probable que en unos años tengamos una falta de este tipo de jugadores, han dado lo mejor de la historia y es una suerte haber compartido una cancha con ellos. Somos unos privilegiados de ver a estos grandes”.

“Nadie se levanta a la mañana y dice quiero ser arbitro de tenis. Hace 25 años que hago esto y es la primera vez que estoy tan cerca de la prensa después de la final de Wimbledon. Se fue dando por varias circunstancias, juegue al tenis, di clases, y comenzas a estar en el circuito. Al mismo tiempo que estaba estudiando periodismo tuve la opción de empezar a hacer partidos de tenis y eso me llevo a viajar a torneos internacionales y se fue dando. Mi objetivo era hacer periodismo vinculado al tenis”, se explayó Damian al ser consultado si siempre pensó en ser umpire.

La vida del árbitro es similar a la de un jugador en cuando al tiempo fuera de casa, siempre se programa un calendario y trabajan tanto de umpire, como supervisor y tareas administrativas. Al ser sudamericano, Damian tiene destinada su región, y cuenta que hay una merma de torneos en todo el continente. Se paso de 25 que él tenia para supervisar o dirigir a unos 18 este año.

Para coronar una gran carrera, aunque no es el final, sino el principio de muchas finales, comentó como fue el momento en que le comunicaron que iba a dirigir el partidazo en la cancha central del All England Lawn Tennis, “Me lo dijeron el jueves a la noche, que ese día había dirigido un doble mixto y cuando termino ese encuentro fuimos a la sala de árbitros y me dicen que fui elegido para dirigir la final de singles el día domingo, y la verdad es que me shockeo”.

“La realidad es que venía trabajando Wimbledon hace unos años, porque tenía el anhelo y sabia que había una oportunidad de la gente que elige los árbitros, que me habían contado que tenía ganas de que algún día haga la final de Wimbledon, teniendo en cuenta que el año pasado había hecho la semifinal de Djokovic y Nadal y el anterior cuartos”, extendió el comentario Steiner.

“Estuve muy nervioso viernes y sábado pero cuando empezó el partido me sentí muy cómodo, todos los nervios que había tenido habían pasado y hasta lo disfrute un montón, con la intención de que no se termine. Fueron 4 horas y 57 minutos que disfrute mucho. La ceremonia fue muy linda, la cena de los campeones fue inusual porque nosotros no vamos a esas fiestas, así que todo el entorno desde el jueves a la noche fue placentero”, dijo Damian como se sintió antes, durante y después del gran encuentro.

Luego de hablar sobre lo lindo que fue toda esa semana, el argentino sorprendió con unas palabras de que no va a dirigir ninguna final mas de Grand Slam y que está cerca de dejar la silla de umpire, “Un montón de circunstancias hacen que seguro sea mi única final, yo trabajo para ATP y nosotros somos como invitados a los torneos de Grand Slam, entonces hay torneos que aceptan mas árbitros, otros menos, también tiene que ver con las relaciones personales que uno va armando, pero yo personalmente quería hacer una, especialmente la de Wimbledon, la hice y me baje de la silla y dije “ya estoy”. A veces estoy pensando en encarar otro tipo de cosas relacionadas con el arbitraje, por eso estoy seguro que será la última, por eso lo disfrute. Estoy cerca del partido homenaje pero hay que ver cómo se van desarrollando estos meses”.

Después de hablar de su mejor momento de su carrera, tuvo unos minutos para contar anécdotas de su extensa carrera, “Una situación muy grande fue en Roland Garros 2005 entre Rafael Nadal y Sebastian Grosjean, donde el francés me quedaría parar el partido por una bola que quería que vaya a chequear y que había ido a jugar el punto y después vuelve y fue la peor sensación que tuve en una cancha porque pensé que no salía ya que la cancha central de Paris estaba en contra mío y si salía me tenía que volver a Buenos Aires, pero tuve que volver porque el partido se suspendió por lluvia, pero después me di cuenta que tenía razón”.

Entre risas se le consulto si a lo largo de los años había hecho algún papelón desde la silla y comentó un hecho entre dos argentinos, Marcelo Charpentier y Lucas Arnold en el año 1995, “Fue en una semifinal, cuando me baje dijo esto no, vuelvo al periodismo, era una maquina de equivocarme y fue esa situación en donde los dos jugadores estaban en contra del árbitro. Fue un desastre, tenia 19-20 años y dije esto no es para mi”, comentó entre risas.

Para culminar, se refirió a las modificaciones en el tenis, “Habría que hacer algunos cambios con respecto al coaching sin ninguna duda, el coach desde algún lugar debería tener algún tipo de comunicación. Con el tema de las toallas se pensó que se puedan usar solamente en el banco y que los jugadores usen muñequeras más anchas que ocupen mas parte del brazo como para poder secarse. Yo estoy a favor de que no haya LET, es una pérdida de tiempo, y se tendría que seguir como lo que pasa durante el punto, es lo mismo. Habría que seguir la línea del vóley en donde se adapto. Y también creo que el tenis debería pensar que en un deporte mano a mano donde gana el que está mejor físicamente, si tuviste alguna lesión y no podes continuar, me parece que el médico no debería tener la posibilidad de ayudarte. Habría que

tener algún tipo de diferenciación con alguna caída. Llamar al médico es una cosa y que el médico autorice el tratamiento es otra. Se tendría que se mas estricto en solamente dejar al médico o fisioterapeuta para determinado momento y no pedirlo en cualquier momento”.

Continue Reading

SLAM

El Australian Open se renueva: en 2020 cambiará de superficie

Published

on

El primer Grand Slam de la temporada cambia de superficie para la temporada próxima y se hará lo mismo para toda la gira oceánica de principio de año. Por Javier Ayala.

El abierto de Australia, es el Grand Slam que en más ocasiones ha cambiado de superficie a lo largo de la historia. Y para el año entrante volverá a dar que hablar, ya que las canchas de Melbourne Park cambiaran.

“Las características principales de nuestras pistas seguirán siendo las mismas. Se mantiene una superficie acrílica y acolchada, pero el proceso de instalación será mucho más detallado e intensivo con el fin de obtener una calidad más alta y apta para el juego”, fueron las primeras palabras de Craig Tiley, director de Tennis Australia.

Desde el 2008 que las canchas de Australia eran de plexicushion, superficie 100% acrílica, constituida por un conglomerado de látex, goma y partículas de plástica, siempre se puso foco en que hacían más lento el juego.

La nueva superficie elegida es Greenset, cuyo propietario de la empresa es el español Javier Sanchez Vicario, “Tenemos como prioridad el bienestar de los jugadores y sabemos lo importante que es para ellos tener una buena experiencia en la pista”, explicó Craig, tratando de desdramatizar el cambio ya que son pisos similares, aunque se ve más en los torneos indoor y habrá que ver como se adapta al calor extremo que suele atacar al país oceánico en el mes de enero, época donde se desarrolla la gira.

“Nuestro equipo está cualificado para ofrecer un gran nivel en la instalación de las pistas. Personalmente, será maravilloso regresar al Melbourne Park, un lugar del que tanto mi familia como yo guardamos grandes recuerdos”, comentó el ex tenista español.

Luego del césped que se impuso en el Grand Slam que abre la temporada tenística durante los años 1905 y 1987, para pasar al polémico Rebounce Ace que se mantuvo desde 1988 al 2007, generando gran cantidad de lesiones a raíz de que el calor hacia esponjosa la superficie, para luego llegar al plexicushion que dejaremos de ver el año entrante.

Además del abierto de Australia, la nueva ATP Cup, junto los torneos que abren el año, Sidney, Brisbane y Hobart, serán los que se verán con cara nueva en el año 2020, con la nueva superficie compuesta por planchas de aglomerado de madera, recubiertas de resina mezclada con arena.

Será todo un desafío ver la adaptación de los jugadores a esta nueva pista que antes de estrenarse se dice que no será muy lenta ni demasiado rápida.

Continue Reading

Tendencias