Connect with us

SLAM

Editorial de Ubaldo: Djokovic vs Nadal, la mejor final luego de la derrota de Federer

Published

on

Será el primer partido en dos años y medio entre el número 1 del mundo y el número dos de la ATP. Un récord que Federer no podrá batir. 27 a 25, el historial entre Djokovic y Nadal, el último encuentro fue en Wimbledon y el más destacado uno que duró 5 horas y 53 minutos aquí en Australia. Desde Melbourne, Ubaldo Scanagatta, traducido por Javier Ayala.

Nunca nos cansamos de ver jugar a los mejores. Y no hay duda de que los fabulosos cuatro fueron los mejores de esta era que se remonta al primer Wimbledon ganado por Roger Federer en 2003. Desde entonces, ellos han ganado casi todos los Slams, con muy pocas excepciones.

No repetiré cuántos Slams han ganado cada uno de los fabulosos, sino su total de 54 Slams. Este domingo por la noche serán 55, porque o Rafa Nadal habrá ganado su Slam n.18 o Nole Djokovic habrá ganado su Slam n.15. En el primer caso, Nadal finalmente conquistará un récord que Roger Federer no puede presumiblemente vencer: el doble Slam, que habrá triunfado al menos dos veces en cada una de las cuatro Grandes Ligas.

No creo que sea posible que Roger, incluso si dice que quiere volver a jugar en arcilla y luego a Roland Garros, “he perdido los últimos dos años”, logre ganar el Abierto de Francia por segunda vez, ganó solo una vez en 2009 cuando Robin Soderling le hizo el gran favor de eliminar a Rafa Nadal.

Si por el contrario, Nole Djokovic triunfara, sería la séptima vez aquí en Melbourne y esto también se convertiría en un récord difícil de alcanzar para cualquiera.

Sin embargo, al final, podemos escribir que este primer Slam de 2019 sancionó que la vieja guardia no quiere abdicar, es cualquier cosa menos establecida.

De hecho, la facilidad con la que Nadal se libró de Tsitsipas (y antes de De Minaur y Tiafoe) y con la que Djokovic envió a su casa a Pouille dice que incluso para la Próxima Generación no lo son ni lo serán pronto. Rosas y flores.

En París, si no tiene problemas físicos, Nadal siempre será el gran favorito de un duodécimo Roland Garros. Será difícil descartar a Wimbledon la hipótesis de un favorito Federer o Djokovic (y también Nadal, eh: no olvide que el año pasado Djokovic lo derrotó en la semifinal solo 10-8 en el quinto), en resumen, o Zverev si decide finalmente adivinar un Slam, o Tsitsipas demuestra haber absorbido el golpe a la lección causada por Nadal, o puede que tenga que esperar hasta 2020 antes de ver una Next-Gen en triunfo ante un Major, incluso si en Nueva York, Roger ya haya cumplido 38, Rafa el 33, Nole el 32. Hablé sobre un riesgo, pero no sería un riesgo que la gente quisiera evitar. En efecto. Todos somos muy aficionados a estos campeones que han ganado más de una cuarta parte de todos los Open Slams. Quién es fanático de Roger, quién de Rafa, quién de Nole, son sus grandes rivalidades que han impresionado estos últimos 15 años de gran tenis.

Existe el temor de que con su retiro de la actividad competitiva pueda reducir el interés mundial en el tenis. Y cómo. Aunque los ciclos de grandes rivalidades siempre han estado allí, en los setenta y ochenta Borg, Connors, Vilas, Mc Enroe y Lendl, pero también Wilander y Noah, a fines de esa década, Edberg y Becker con la intrusión de Stich, entonces en la década de los noventa, el cuarteto estadounidense formado por Sampras, Agassi, Chang y Courier, al final del tercer milenio, el paréntesis australiano con Hewitt, Kuerten, Safin, Kafelnikov, Ivanisevic, Nalbandian (espero no olvidar a nadie) antes de la llegada de Federer y de los otros tres fabulosos.

Sin embargo, los Cuatro Fabulosos solo han dejado migajas a todos los demás, a los Wawrinka, a del Potro, a Cilic, cinco Slams en total. ¿Olvidé a alguien?

El Roland Garros 2016 fue el último Slam en el que en la final estuvieron frente al No. 1 del mundo, Djokovic y al No. 2 Andy Murray, quien, aunque perdiera ese duelo, cerraría el año. n.1, ganando Wimbledon y las Finales Atp después de un duelo a muerte con Djokovic.

Ahora aquí está el desafío eterno entre Nadal y Djokovic, n. 53. Nole lidera 27 a 25 y considera que su plan de estudios diferente sobre el cemento australiano debería considerarse favorito, aunque el Nadal visto con Tsitsipas ha aparecido en forma extraordinaria.

Su último duelo fue el que ganó Djokovic en la semifinal de Wimbledon, que duró dos días (10-8 en el quinto) con la famosa querella en el techo cerrado que hubiera favorecido a Nole y que Nadal no hubiera querido.

Nadal ganó todos sus partidos caminando, sin perder un set. Djokovic, al menos uno sufrio, tuvo que lidiar con Medvedev, quien lo puso a prueba durante cuatro sets. Tal vez sea una ventaja para Djokovic haber sufrido al menos un partido…

También Djokovic al final contra un Pouille, que ni siquiera jugó mal, dominó la semifinal de una manera impresionante.

Por segundo año consecutivo, las semifinales del Abierto de Australia fueron extremadamente decepcionantes y olvidables. Hace un año, Cilic dominó a Edmund 62 76 62 y Federer permaneció en el campo solo 62 minutos porque en 61 52 para él, el coreano Chung tuvo que abandonar el campo. Este año la semifinal de Nadal-Tsitsipas duró 1h y 46m, la de Djokovic con Pouille 1h y 23m. Un tormento. En 84, Wilander venció al sudafricano y luego lo transplantó en Florida. ¡Johan Kriek 61 60 62 sobre la hierba de Kooyong en 63 minutos! Kriek había ganado las ediciones de un Abierto de Australia menor en el ’81 y ’82 (nuevamente en el estadounidense Steve Denton).

Hace un año, la final entre Federer y Cilic requería 5 sets, pero nunca fue demasiado incierta. Este año promete ser más, porque incluso si no puedes repetir el de 2012 que duró 5 horas y 53 minutos (francamente no lo deseamos…) los dos juegan de tal manera que imaginen que uno domina al otro.

En un minireferendum hecho en la sala de prensa esta noche, excluyendo a españoles y serbios, se descubrió que, en un número mayor, aquellos que desean la victoria de Nadal, pero son más numerosos los que creen que será Djokovic para ganar nuevamente aquí.

Como escribí en los últimos días, siguiendo el ejemplo de Nadal, aquí Rafa no tuvo demasiada suerte: jugó cuatro finales, pero ganó solo una, la de 2009, cuando parecía que después de un maratón de más de 4 horas con Verdasco era casi imposible Que le gane a Federer en la final.

En la final sin fin de 2012 con Djokovic, lleno de giros y con el marcador en continuo swing, parecía que podía salir en muchos momentos. Pero Djokovic finalmente consiguió lo mejor.

Entonces Rafa saltó la de 2013, lesionado. Mientras que en 2014 había ganado el primer set con Wawrinka cuando estiró su abdomen. Después de eso hubo, entre una primera ronda conectada nuevamente a una situación física en 2016 y la final perdida en 2017 con Federer (durante la cual lideró 3-1 en el quinto, pero perdió 5 juegos seguidos, uno en de manera especialmente delicada).

Mirando a Djokovic aquí seis veces, lo suficiente como para pensar que su primer triunfo se remonta a 11 años, cuando en la final venció a Jo Wilfried Tsonga. Luego hubo el triplete consecutivo 2011-2013, dos victorias sobre Murray intercaladas con la de Nadal ya mencionada. Así que la victoria doble de 2015-2016 sobre su víctima favorita en Melbourne, Andy Murray, aquí, el finalista venció cinco veces.

Dos palabras sobre la final de mujeres… ya las escribí ayer. Es bueno que quien gane se convierta en n.1. Kvitova merece ser al menos por un tiempo, por la agresión sufrida en el hogar que parecía poder poner fin a sus carreras. Pero si Osaka repitiera la hazaña de Nueva York, bueno, la historia siempre sería periodísticamente hermosa. Esta vez ciertamente no sería silbada.

Vi a Musetti golpeando a un Zeppieri algo desconcertado. Para Musetti, que tiene mucho talento, aunque entre el boi de Ubitennis, las opiniones están divididas _ según Luca, el futuro es más Zeppieri, para mí no: es la segunda final de Slam. La primera semifinal que se jugó en Nueva York fue una experiencia que probablemente valió la pena. También para ver y animar a Musetti estaba Patrick Mouratoglou, que lo conoce desde hace algún tiempo. Y entre una Serena y un Tsitsipas encuentran el tiempo para seguir también a Lorenzo.

Su oponente en la final, Emilio Nava, es un estadounidense de origen mexicano, pero ha dado los primeros pasos de tenis en la vecina California. Del partido ganado por Musetti en Zeppieri, escribió Luca Baldissera LINK, y también de sus declaraciones posteriores al partido, pero ciertamente el partido del turno fue el de la tercera ronda ganada en el canadiense Draxl: con él solo tuvo tres juegos en el torneo que había precedido esto desde Melbourne aquí en Australia. La final se jugará alrededor de las 14.30 locales, que son las 4 y las 30 de la mañana en Italia. El verdadero curioso pondrá el despertador.

SLAM

Novak Djokovic, rey de Melbourne

Published

on

¡Monstruoso! Novak Djokovic apabulló a Rafael Nadal por 6-3 6-2 y 6-3 y se quedó con su séptimo título en Australia. Por Javier Ayala.

No está leyendo mal, el titulo dice que Nadal fue apabullado, el culpable?, el número uno del mundo, Novak Djokovic. En tan solo 2 horas y 4 minutos de partido, el serbio dio una exhibición de tenis y conquisto nuevamente Australia.

El partido inicio de una manera en que se podía presagiar semejante nivel de tenis, en tan solo unos minutos, Nole se colocaba 3-0 con un parcial de 9 a 1 en cantidad de puntos ganados. Un quiebre en 15 y dos servicios ganados en 0, puro dominio del serbio.

Rafa pudo conseguir su primer game en el cuarto juego tras levantar un break point y quería meterse en partido. Pero Novak no lo iba a dejar. Dos turnos de saque en 0, y el español ganando sus dos turnos de servicios, llevaban al número uno del mundo a servir para el set 5 a 3, sin ceder ningún punto con su saque. Con la presión para quedarse con el primer parcial, Nole perdería el primer punto con su servicio, pero solo sería ese y cómodamente se adelantaba por 6-3 en 35 minutos y con solo 3 errores no forzados.

En la segunda manga, el número dos del mundo quería meterse en partido, rápidamente ganó el primer juego de saque. El serbio nuevamente sin perder puntos igualaba el marcador. El segundo set fue partido hasta el 2 iguales. En el quinto game, el español cedería su saque y todo seria de Nole. Al siguiente juego, luego de un largo game, el serbio se colocaba 4 a 2 y salía con yodo su potencial a definir el segundo set. Con un nivel galáctico, Djokovic quebraría nuevamente y tras mantener su saque en 0, quedaría a un paso del título. Fue 6-2 en 40 minutos y con tan solo un error no forzado en el set.

El partido que todos estábamos esperando nunca apareció, Novak jugo de manera brillante, siempre tomando la iniciativa, encontrando los espacios tanto con la derecha como con el revés, sumado a un Nadal muy errático, que nunca pudo meterse en partido, cometiendo muchos errores y sin encontrar la manera de contrarrestar los tiros del serbio que nunca se vio en problemas.

El último set comenzó como el segundo, el español sosteniendo su saque en el primer juego y el serbio igualando en 1. Rápidamente en el tercer juego Nole quebraría el saque y todo se encaminaba al triunfo. Con el partido con menos intensidad que en los primeros dos sets por la supremacía de Djokovic, fueron ganando sus juegos de saque hasta que en el noveno juego Rafa sacaba 3-5 para seguir en juego pero el número uno piso el acelerador y quebró de nuevo para terminar la clase magistral de tenis que demostró.

6-3 6-2 Y 6-3 para Novak Djokovic que conquistó por séptima vez el abierto de Australia para llegar a 15 coronas de Grand Slam y quedar a dos de Rafael Nadal y a 5 de Roger Federer.

Un nuevo record para el serbio que se convierte en el primer jugador en lograr 3 titulos de Grand Slam consevutibos sin perder ningún set en la final. Por el lado de Nadal, es la primera vez que pierde una final de Slam sin al menos ganar un set.

Melbourne Park es la segunda casa del número uno del mundo, el serbio supero a Roger Federer y Roy Emerson que contaban con 6 títulos en el primer torneo grande del año. Con este triunfo, Nole se escapa en la primera posición del escalafón mundial y tiene serias chances de quedarse con todo en este año.

Continue Reading

SLAM

Novak Djokovic: “Voy a intentar contemplar lo que han sido estos últimos 12 meses”

Published

on

Novak Djokovic hoy borro de la cancha Rafa Nadal, el serbio dominó desde el comienzo del partido, jugó con muchísima precisión, no le permitió al español realizar el juego implacable que lo había depositado en la final y por ello se quedó con el Australia Open. Por Rodrigo Desmedt.

Las primeras reacciones del serbio llegaron en la ceremonia de entrega de trofeos. Allí Djokovic quiso resumir un viaje de doce meses… Pero le costó encontrar adjetivos para ello. “Voy a intentar contemplar lo que han sido estos últimos 12 meses. Hace justo ese tiempo tuve una operación y estar aquí habiendo ganado tres de los últimos cuatro Grand Slams… es simplemente increíble. No tengo palabras”.

El serbio volvió implacable, su juego lo hace temible y es el único que le puede pelear en este momento y con este nivel a Nadal en arcilla. Por ello Nole prácticamente de seguir en este nivel será sin dudas casi invencible durante toda la temporada.

Los títulos consecutivos de Wimbledon, US Open y Abierto de Australia vuelven a ensalzar la figura de un equipo que vale oro para Djokovic, como así quiso destacar. “Muchas gracias a mi equipo. Es un deporte individual pero siempre estáis conmigo. Me toleráis en los malos días, me apoyáis siempre y habéis conseguido una fórmula de éxito. Marian, muchas, muchas gracias por volver conmigo”.

Y el equipo es parte de este regreso, porque hoy ‘Nole’ ha salido a la pista como todo un campeón. Sintiendo que era suyo una vez más. Con una determinación que sólo él sabe sacar, sin fallar una bola, pegando con máxima intensidad todas y cada una de ellas. Ni un momento de respiro le concedió a Nadal, apenas sí le dio pie y esperanza al español a que remontara.

Nole también tuvo palabras de afecto para su familia, en especial su esposa Jelena y sus hijos Stefan y Tara. “Me gustaría decir hola a mi familia. Saludar a mi mujer y mis hijos, que me dijeron que verían el partido desde casa. Los trofeos son aún más especiales cuando tienes a la gente que quieres para celebrarlos. Son las personas más importantes de mi vida junto a mis hermanos y mis padres. Quiero agradecerles el sacrificio que hacen por mí, por dejarme vivir mi sueño. Por su amor incondicional”, dijo emocionado.

Lo primero que quiso hacer Djokovic fue devolver los halagos a Nadal. “Volviste de lesión tras estar parado desde septiembre y has pasado por momentos muy complicados en tu carrera con las lesiones. Pero nos enseñas a mí y a todos tus compañeros y los jugadores de tenis que justo empiezan lo que es la definición de espíritu luchador y resiliencia. Muchas gracias por ello”.

Continue Reading

SLAM

Rafa Nadal: “cuando él juega así se necesita algo más, algo que no he tenido esta noche”

Published

on

Rafa Nadal hoy no tuvo forma de controlar la presión que le impuso Novak Djokovic durante todo el partido, por ello la dimensión del triunfo se hace mucho más importante teniendo en cuenta la dimensión de su rival. Por Rodrigo Desmedt.

Novak le dio a Rafa de su propia medicina, jugó un partido intenso y eso evito que el jugador español lograra en ninguna parte del partido realizar esa propuesta agresiva que venía jugando. Por ello el valor que tiene el triunfo de Nole toma otra dimensión y así lo manifestó el Nadal: “Hay que felicitar a Novak y a todo su equipo por el increíble nivel de tenis que ha ofrecido esta noche. Han sido dos semanas muy emocionantes para mí, de eso no hay duda, aunque esta noche no haya sido mi mejor día. Enfrente he tenido a alguien que ha jugado mejor que yo, pero han sido dos semanas muy importantes. He tenido que pasar por momentos muy difíciles durante la temporada pasada, momentos que solo me dejaron disputar 9 torneos y me obligaron a retirarme de otros, como por ejemplo éste. Llevaba desde el US Open sin disputar un partido profesional, así que es muy especial regresar hasta este lugar después de las lesiones”, dijo Rafa previamente en la entrega de trofeos.

Ya en conferencia de prensa el español confirmó lo expresado en la premiación: “Es complicado decirlo, Es cierto que él ha jugado fantástico, pero es verdad que cuando él juega así se necesita algo más, algo que no he tenido esta noche. La manera en la que ha jugado ha sido increíble, de eso no hay duda, pero quizá he pagado el no haber sufrido demasiado en las dos semanas previas. Llevaba cinco meses sin competir y hoy tenía un gran desafío delante de mí, he sentido que no estaba preparado para ofrecer ese nivel extra. Es complicado hacer frente a este nivel si uno no da su 100%. De haberlo tenido, probablemente podría haber luchado más”.

El juego que Djokovic propuso fue una tortura para Rafa y esa tortura lo llevó a generar muchos errores no forzados y el español hablo sobre ello: “Cometí más errores porque él me presionó mucho más, no porque estuviera nervioso. Nervios tenía los de siempre, estamos en una final de Grand Slam. La cuestión es que todo empezó demasiado rápido y él comenzó presionándome en cada bola. Lo que otros días eran bolas para afrontar desde una posición más ofensiva, hoy han sido más defensivas, muy diferente a los días previos. No quiero dar una excusa, pero es que realmente ha jugado muy bien en todos los aspectos. Se ha movido muy bien, ha restado increíble”.

Tras la derrota, Rafa debe analizar como positivo este torneo, ya que en base al juego que ha realizado, es el segundo extraterrestre sobre la tierra que juega al tenis, por ello cuando habla de sensaciones Nadal manifestó: “He intentado dar todo lo que he podido, pero a este nivel

sabes que puedes ganar y puedes perder. En deporte podemos hablar mucho pero cuando un rival hace todo mejor que tú no puedes quejarte de nada. Hay que felicitar al rival. Por mi parte, máxima satisfacción tras estas dos semanas, jamás podría haber imaginado el llegar hasta la final después de todos los momentos duros que pasé desde el final del US Open. Mi objetivo desde hace tiempo es estar sano para competir y tener la oportunidad de seguir entrenando cada día”.

Sobre lo que viene en un futuro el mallorquin manifestó: “Necesito partidos pero tampoco puedo ir como un loco a jugar todos los torneos. Sé que tengo 32 años y necesito encontrar mis prioridades en el calendario. Ahora lo único que quiero es volver a casa y descansar. Luego ya seguiremos trabajando el físico en esta misma línea para mejorar en esas posiciones defensivas que, aunque siempre las haya controlado bien, ahora tengo que refrescarlas para volver a competir en partidos de tan alto nivel. Mi próxima parada es Acapulco, un torneo que me encanta jugar y donde me ha ido bien históricamente. Después ya pensaremos en Indian Wells, no quiero pensar más allá. Mi objetivo principal, por encima de ganar partidos, sigue siendo ser feliz. Y para ser feliz necesito estar sano”.

Un Nadal reflexivo ante una durísima derrota. Un traspié que lo puede fortalecer en base a su carácter ganador y llevarlo a profundizar el gran juego que desplegó en Australia.

Continue Reading

Tendencias