Connect with us

SLAM

Editorial de Ubaldo: Nadal y Djokovic están equivocados

Published

on

Las quejas de Rafa y Novak sobre el “adelantamiento de Federer” deben hacerse en los lugares correctos, no ahora. Cinco preguntas en busca de una respuesta. Patrick McEnroe lo piensa diferente que el director. Y mañana el sorteo podría poner a todos en silencio. Por Ubaldo Scanagatta, traducido por Javier Ayala.

La discusión que parece encender esta víspera de Wimbledon al menos hasta que el sorteo no coloque a Federer y Nadal en la misma media pensión, se debe al hecho de que Roger Federer es el n.2 de sembrado y Rafa Nadal es el n.3. A pesar de ser Rafa n.2 del ranking Atp.

¿Está bien? Mal?

Vamos a empezar con un par de puntos fijos. El primero es histórico. El algoritmo estudiado por el comité de Wimbledon, y en el momento aceptado por la ATP, se remonta a 2002, cuando se decidió introducirlo después de que demasiados sembrados fueran ordenados por una computadora que, como el Maestro Rino Tommasi siempre ha mantenido, “no entiende nada de tenis “, demostró ser inadecuado para el tenis de hierba, desapareciendo de las primeras rondas y abrió pasajes y pasillos completamente fortuitos en los que incluso los simples jugadores de tenis mediocres pero muy afortunados lograron escaparse. En detrimento de otros que son más merecedores de lo que eran antes oponentes más fuertes.

Durante años, fui testigo de la llegada a Londres de los principales españoles, pero también de los amos Muster y muchos sudamericanos, argentinos, chilenos, brasileños, que si venían a Wimbledon lo hicieron por el honor de firmar, diciendo que “la hierba es para las vacas “(lo dijo si recuerdo bien también a nuestro Paolo Bertolucci … y esa fue una de las pocas veces en que Barazzutti pareció estar de acuerdo con él), perdieron sin siquiera luchar con gran determinación y el consejo de Wimbledon claramente sufrió en términos de equilibrio y equilibrio entre un sector y otro.

El segundo punto fijo se refiere a una historia mucho más reciente: hace un año. Nole Djokovic es el n. 21 del mundo, pero es el mismo algoritmo que “aparentemente” sacrificó a Nadal para que se deslizara a n. 3 y, por lo tanto, tenga que enfrentarse teóricamente a dos favoritos entre semifinales y final, en lugar de solo uno. Transforma el 21 del mundo de Djokovic en preclasificado n.12. Djokovic luego ganó Wimbledon. ¿Lo habría ganado incluso desde el # 21? Nadie puede decir esto porque quien lo haya dicho debe tener una esfera mágica que le permita ver los diferentes caminos de los otros 127 jugadores.

Me acerco a una primera conclusión: Nadal se queja de la injusticia de este sistema objetivo garantizado por el algoritmo. Y Djokovic está de acuerdo con él. Seré malicioso pero, aunque a menudo reconozco a Nadal y también a Djokovic como un cierto fondo intelectual, sugiero una primera pregunta maliciosa: ¿por qué Djokovic no se quejó del malvado algoritmo de hierba hace un año?

Entonces le sugiero un segundo a Nadal: Rafa ha estado jugando Wimbledon durante toda su vida, lo ha ganado dos veces, también se benefició del algoritmo, aunque casi siempre ha regresado de un triunfo en Roland Garros, su clasificación siempre ha sido excelente y no necesitaba ningún lifting facial… ¿por qué “descubre” este año que el algoritmo herbívoro?

Finalmente, una tercera pregunta: es correcto cuestionar un algoritmo que ha existido durante 17 años para un problema que involucra una “modificación” de las clasificaciones de Atp para dos de los tres mejores jugadores del mundo y esto no ha sucedido para todos los demás jugadores, desde De 3 a 32, ¿quiénes fueron arrojados hacia arriba o hacia abajo año tras año desde 2002?

Cuarta pregunta: ¿es correcto y apropiado que se plantee la pregunta? Quizás legítima, por el amor de Dios, ¿es una cuestión de duda, no en los asientos y en el momento oportuno, sino en la víspera de los Campeonatos, cuando un procedimiento objetivo tiene reflexiones subjetivas?

Y, quinta pregunta, incluso cuando, si fuera tan importante, también podría manejarse, por parte de Nadal y su administración, de modo que los criterios utilizados por el algoritmo tendrían el deber de saber e incluso estudiar, de tal manera que ¿Hacer el algoritmo prácticamente inofensivo?

Después de todas las preguntas más bien retóricas hasta ahora dirigidas a los lectores de Ubitennis, ciertamente han comprendido cómo me siento. No estoy de acuerdo con las quejas de Nadal y Djokovic. Y menos aún los tiempos en que los expresaron. Sin embargo, no estoy de acuerdo con los ataques excesivos de quienes dieron a Nadal el “llanto” y al oportunista y “político” olvidadizo de Djokovic que se benefició del algoritmo hace un año, pero… hoy, también por su papel en la ATP, es casi obligatorio defender las clasificaciones dictadas por la computadora de la ATP, disputando las gramíneas establecidas por otro organismo.

No me gusta la sensación de que los problemas que sienten los grandes nombres cuando están directamente involucrados deben tratarse de manera diferente a cuando se refieren a otros menos famosos e importantes. Tampoco me gusta si, por el contrario, soy muy consciente del hecho de que existe una diferencia discreta entre ser una cabeza de serie importante, n.2 o n.3, o n.4 y n.6, y en cambio 17 o 19, 27 o 31.

También entiendo con la mayor comprensión la tesis de quienes sostienen que la hierba de finales de los años noventa es muy diferente de la de los años más recientes, eso es lo que favoreció al brillante neologismo clericiano… hierba batida.

El algoritmo herboso era por lo tanto más justificado que hoy. Todo cierto, y luego cae también. Aunque, en mi opinión, ciertas diferencias técnicas y físicas significativas siguen siendo importantes y, a menudo, decisivas para mí para el éxito a largo plazo. Justo como, en mi opinión, la temporada de césped sigue siendo demasiado corta porque no puede considerarse un período anómalo y digno de atención e incluso reglas especiales. Como, por ejemplo, el tema muy discutido del tiebreak recién introducido en el 12 iguales del quinto set. Expresé mis (como siempre cuestionables) convicciones al respecto. Discutir, discutir. Por ejemplo, leí que Patrick McEnroe, una persona a la que respeto mucho, por lo general es más equilibrado que su hermano John, e incluso Brad Gilbert le da razones a Nadal: “¡Rafa debería ser sembrado 2!”. Así que es más probable que los jugadores recompensen un ranking computarizado que tenga en cuenta los resultados de los últimos meses, en lugar de uno basado en un par de meses de hierba de varios años. Consistencia ATP? La desconfianza antiBrit estadounidense por un pueblo siempre atraído por el deseo de manifestarse de manera diferente y por derecho propio… ¿mucho antes del Brexit?

Boh, danos tu opinión. Muchos ya lo han dicho. Me gustaría que tomes posiciones que ignoren la simpatía, o peor aún por los aplausos, para Nadal, Djokovic y Federer. Pero creo que lo mío es pura utopía.

SLAM

Novak Djokovic: “Probablemente fue el partido más exigente y mentalmente más exigente del que alguna vez fui parte”

Published

on

El campeón de la edición 2019 de Wimbledon charló en conferencia de prensa luego del agobiante partido ante Roger Federer y se mostró muy feliz por lo conseguido. Por Javier Ayala.

Con un alto grado de agotamiento físico pero sin lugar a dudas con un mayor porcentaje de cansancio mental, el número uno del mundo se mostró muy contento y con una satisfacción enorme de conseguir su quinto título en la catedral y su 16 de Grand Slam.

“Fue un gran alivio al final, honestamente. En este tipo de partidos, trabajas, vives, dan sentido y le dan valor a cada minuto que pasas en la pista entrenando y trabajando para estar en esta posición y jugar el partido con uno de tus mejores rivales. Quiero decir, eso fue algo que me prometí, venir a la cancha hoy, necesitaba mantener la calma y compostura, porque sabía que la atmósfera sería la que era. Obviamente Roger está jugando bien. Quiero decir, ya predije los escenarios en mi cabeza, visualicé lo que va a pasar. Probablemente fue el partido más exigente y mentalmente más exigente del que alguna vez fui parte. Tuve el partido más exigente físicamente contra Nadal en las finales de Australia que duró casi seis horas. Pero mentalmente este era un nivel diferente, por todo. Obviamente estoy emocionado y lleno de emociones por estar sentado aquí frente a ti como ganador. Este partido lo tenía todo. Podría haber ido fácilmente a su manera. Estaba sirviendo extremadamente bien, pensé, todo el partido. Tuve muchas dificultades para leer su servicio. Bueno, fue una especie de flashback del US Open cuando también salvé los dos puntos de partido contra él. Pero, en este tipo de momentos, solo trato de nunca perder la confianza en mí mismo, solo mantengo la calma, solo concéntrate en recuperar la pelota, la devolución, lo cual no me fue muy útil hoy. Pero en los momentos más importantes, los tres desempates supongo que, si puedo decirlo, encontré mi mejor juego”, fueron las primeras sensaciones del serbio. Nole tuvo palabras de elogio para el suizo, “Jugar contra Roger en cualquier superficie, pero en césped, en una final, es mucha presión constante porque se mantiene cerca de la línea. Independientemente de contra quién juegue, si el servicio llega a 150 millas por hora o como el mío, 120, él está allí. Bloquea muy bien los tiros. Anticipa muy bien. Él es tan talentoso. Tiene un juego perfecto para esta superficie. Así que supe que necesitaba traer algo de variedad en el juego. Necesitaba ser fino cuando la oportunidad está ahí, cuando tenga una pelota más corta, para ir por ella. A veces lo hice. A veces, no lo hice. Especialmente en las devoluciones del segundo servicio, no me fue bien en absoluto. Pensé que tenía muchas oportunidades, y simplemente no golpeé la pelota, no aproveché esas oportunidades. Pero, ya sabes, en cierto modo es normal también esperar que haya más nervios en juego. Jugando las finales de Wimbledon contra Roger…”. En la mayor parte del partido, el público londinense se mostró siempre en favor de Federer, por lo que Novak tuvo un párrafo aparte para comentar el tema y se lo tomo con un gran sentido del humor, “A veces simplemente intentas ignorarla, lo cual es bastante difícil. Me gusta transmutarlo de una manera: cuando la multitud canta ‘Roger’ escucho ‘Novak’ (sonriendo). Suena tonto, pero es así. Intento convencerme de que es así. Es similar a ‘Roger’ y ‘Novak’ (risas)”.

En los últimos años, Djokovic está más cerca que nunca de los títulos alcanzados por Federer y Nadal, y destacó que gracias a esa competitividad él puede alcanzar este nivel, “Parece que me estoy acercando, pero también están ganando slams. Nos estamos complementando. Nos estamos haciendo crecer y evolucionar unos a otros y aún estar en este juego. Creo que por ellos dos, probablemente sea una de las razones más importantes por las que todavía compito a este nivel. El hecho de que hayan hecho historia en este deporte también me motiva, me inspira a tratar de hacer lo que han hecho, lo que han logrado y aún más. Si voy a poder hacerlo o no, no lo sé. Quiero decir, en realidad no estoy considerando la edad como una restricción de ningún tipo para mí al menos. Lo que dije en la cancha, realmente lo dije en serio: Roger realmente me inspira con su esfuerzo a su edad. Solo depende de cuánto tiempo voy a jugar, si voy a tener la oportunidad de ser el No. 1 histórico o los slams. Depende no solo de mí mismo, depende de las circunstancias de la vida. No soy solo un jugador de tenis, soy un padre y un marido. Tienes que equilibrar las cosas. Obviamente, necesitas tener las circunstancias correctas, el apoyo adecuado para que las cosas se desarrollen de la manera correcta”.

Para finalizar, se le consultó sobre que gusto tenía el césped que comió una vez consagrado en la cancha central del All England, y con una gran sonrisa contestó, “Mejor que nunca, sabía increíble, todavía lo estoy digiriendo”.

Continue Reading

Primera plana

Federer se lamenta: “No puedo creerlo”

Damián Tiscornia

Published

on

El suizo, que tuvo dos match points a su favor, luego del partido habló en conferencia de prensa y se lamentó la oportunidad que desperdició para ganar su noveno Wimbledon en el All England. Por Damián Tiscornia.

No pudo ser para Roger Federer, que en un maratónico partido perdió la final de Wimbledon contra el serbio Novak Djokovic. Luego del partido, el suizo habló en conferencia de prensa y se lamentó la oportunidad que dejó pasar. Además, comparó la derrota de hoy con la sufrida en el 2008 contra el español Rafael Nadal.
“Seguí estando feliz de estar 8 iguales o 9 iguales, no recuerdo el marcador. Intentas ver el lado positivo, de que no vas break abajo y que el partido no se ha acabado. Si me hubieran dicho antes del partido que llegaría con 9 iguales al quinto set, no lo hubiera visto mal. Siempre intentas ver las cosas desde el lado bueno”, dijo sobre los dos match points que no supo aprovechar.
En todo el partido Federer ganó más puntos que el número uno del mundo, aunque ese aspecto poco le importó. “Eso no importa. Sé que lo hice bien y que estuve cerca. No necesito pensar en eso. Puedo estar feliz con mi actuación”, dijo al respecto quien perdió las tres finales que disputó contra Djokovic en el All England.
El gran desgaste físico que tuvo hoy lo llevó a descargar jugar en Montreal para poder recuperarse bien. “Creo que me ha ayudado haber jugado en tierra, para estar en forma. En entrenamientos apenas puedes hacer cosas. ¿Si haré lo mismo el año que viene? No lo sé. Sé que me he sentido muy bien en Halle y aquí. Hay muchas cosas positivas en mi viaje en los últimos meses. Lo que sí hemos decidido es no jugar en Montreal para tener más tiempo para descansar. Iré a Cincinnati y partiremos de ahí”, recalcó el nacido en Basilea.
Según su punto de vista, la de hoy es una dura derrota, comparable a la sufrida en el 2008 contra el español Rafael Nadal. “Es similar a la de 2008. Ahora duele. Cada derrota en Wimbledon duele pero todo pasa por el estado mental. Ahora debes levantar la barbilla y seguir hacia adelante. Intentas olvidar y tomar solo lo bueno. No quiero estar depresivo por lo que ha sido un impresionante partido de tenis”, afirmó.
¿Qué tan dura será esta derrota? “Difícil decirlo. No sé si es peor perder así que por un triple 6-2. Creo que al final eso no importa. Podrías sentirte decepcionado, triste o enfadado. No sé cómo me siento ahora. Lo que siento es que ha sido una increíble oportunidad perdida. No puedo creérmelo”, concluyó.

Continue Reading

SLAM

Novak Djokovic campeón en una épica final en Wimbledon

Published

on

En la final más larga en el All England Lawn Tennis Club, el número uno del mundo derrotó a Roger Federer por 7-6(5) 1-6 7-6(4) 4-6 y 13-12(3) bautizando el tie break en el quinto parcial. Por Javier Ayala.

No hay muchos calificativos que puedan demostrar en palabras lo que demostraron Novak Djokovic y Roger Federer en esta final del tercer Grand Slam del año. En la final más extensa en la historia de Wimbledon, tras 4 horas y 55 minutos, el líder del escalafón mundial conquista Londres por quinta ocasión dejando a Roger sin poder llegar a nueve coronas.

El encuentro comenzó con ambos jugadores jugando de manera conservadora, sin tomar demasiados riesgos, convirtiéndose en una final sin muchas emociones.

El único momento de atención, ocurrió en el cuarto juego con el saque de Nole, cuando tuvo que salvar un break point, luego fue todo parejo hasta llegar al tie break. En el desempate tres rachas de puntos consecutivos, dos para el serbio y una para el suizo, dejaron al número uno con el set a su favor por 7-5 tras 58 minutos de partido.

En el segundo set, se vio un Federer más metido, mientas que Djokovic con la relajación de haberse quedado con la primera manga salió a la cancha más tranquilo. Esa tranquilidad hizo que en un abrir y cerrar de ojos el suizo logre dos quiebres de servicio y se ubique rápidamente 4 a 0 arriba. Con un parcial prácticamente terminado, el suizo consiguió quedarse nuevamente con el saque del serbio en el séptimo juego y por ende, tras 25 minutos se quedaba con el set por 6-1 y dejaba el partido igualado.

El tercer set también se definiría en un tie break, siendo este parcial el más parejo, donde ninguno de los dos cedería oportunidades de quiebre. Otra vez Nole fue más en el desempate y tras un cómodo 7-4 se adelantaba dos sets a uno sembrando la duda de cómo iba a responder Roger físicamente.

Más allá del cansancio acumulado en la semifinal frente a Rafael Nadal, Roger no se iba a dar por vencido. Tras un inicio parejo, en el quinto game el suizo quebró el saque de Djokovic para sacar una ventaja y con la intención de mandar todo a un quinto set. Un nuevo quiebre en el séptimo juego casi sentenciaba el parcial, pero Nole pudo recuperar un servicio. Luego de 39 minutos, Federer pudo cerrar el set por 6-4 y todo se marcharía al último parcial.

El último parcial seria de película, con una duración de dos horas y dos minutos, inaugurarían el tie break en el quinto set en la catedral del tenis. Con un comienzo en donde ambos sostendrían sus saques, fue el serbio que sacó primero la ventaja en el sexto game, donde pudo quebrar el saque del suizo y se colocaba 4 a 2 con todo a su favor. Pero al siguiente juego, Roger recuperaría el saque y todo continuaba igualado. En el momento de mayor tensión ambos sacaron a relucir su mejor tenis, convirtiendo el partido en tensión pura. En el décimo quinto juego, con el saque del número uno, Federer lograría quebrar y quedar con su servicio para coronarse. Con el público al borde de la silla, el número tres del mundo se ponía 40-15 con doble match point para consagrarse por novena ocasión. Pero enfrente estaba uno de los grandes batalladores, y tras aprovechar unos errores del suizo quebraría el saque y todo quedaba igualado en 8.

Nole se convirtió en el segundo jugador en ganar una final de Grand Slam tras levantar punto de partido, después del argentino Gastón Gaudio en la recordada final de Roland Garros 2004 frente a su compatriota Guillermo Coria.

Tras las quejas de que los partidos se hacían interminables, este año Wimbledon decidió que en el 12-12 del quinto set, este se defina en tie break. Y para ponerle más dramatismo al partido, llegamos al 12 iguales.

Un nuevo tie break en el encuentro, el tercero en total, todos ganados por Djokovic. Y este no iba a ser la excepción. El serbio fue más, fue una muralla que devolvía todos los tiros de Federer y con un 7-3 ganaría el maratónico encuentro, ganando en la catedral por quinta vez.

Novak Djokovic consigue su título de Grand Slam número 16, quedando a tan solo 2 de Rafael Nadal y 4 de Roger Federer, haciendo su carrera más grande aun todavía.

Continue Reading

Tendencias