Connect with us

SLAM

Cori Gauff, la niña de 15 años que le ganó a Venus Williams en Wimbledon

Damián Tiscornia

Published

on

Foto: Ubitennis/Roberto Dell’Olivo

Este lunes 1º de julio quedará grabado para siempre en la retina de Cori Gauff, la pequeña estadounidense que ingresó en la historia grande del tenis luego de derrotar en su debut en el cuadro principal de Wimbledon a su compatriota Venus Williams, 24 años mayor que ella, por 6-4 y 6-4. De esta forma, la jugadora de 15 años y 122 días se convirtió en la tenista más joven de la Open Era en jugar el certamen profesioanl que se disputa en el All England. Por Damián Tiscornia.

Hace poco más de 3 meses, la pequeña dio la gran bocanada al ganar en su presentación en el Miami Open, sacándole jugo a la invitación que la organización del torneo de Florida le había otorgado. Hoy, la morena volvió a dar que hablar. Coco, 301 del ranking WTA, ingresó a The Championships luego de sortear con éxito la clasificación, lo que la convirtió en la jugadora más chica en lograrlo desde la británica Laura Robson en 2009.

Al conocer a su primera rival en la gran cita londinense, Gauff no se achicó sino que se motivó aun más, ya que del otro lado de la red tendría a una de sus ídolas, la veterna Venus Williams, a quien hoy le dio una cátedra de tenis.

Nacida el 13 de marzo del 2004 en Atlanta, Gauff es una de las grandes promesas que tiene el circuito femenino en el mediano y largo plazo. La adolescente de 15 años, que como junior se consagró campeón de Roland Garros en 2018, dejó de lado el circuito junior para dedicarle más tiempo al circuito profesional.

“He decidido no jugar más eventos junior a excepción del de San Diego, ya que otorga una plaza para disputar el US Open”, declaró la joven que lleva el deporte en la sangre porque es hija de un jugador de un jugador de baloncesto profesional.

Gauff en los últimos meses firmó un contrato de representación con Team8, que es propiedad del suizo Roger Federer, entrenó en la Academia Patrick Mouratoglou y se mudó a Delray Beach, ciudad en donde continúa trabajando bajo la atenta mirada de su padre. “Es genial tenerle como coach, lleva conmigo desde los 6 años. Es un poco cargante a veces, pero ambos sabemos gestionarlo y no creo que vaya a acabar quemada, ni del tenis ni de su compañía. Mi pasión es este deporte”, aseguró.

Por su corta edad solamente podrá disputar un máximo de diez torneos en este año, aunque ese aspecto parece no preocuparle. “Nunca he jugado muchos más torneos que esos. Para llegar al número 1 del mundo junior me bastó con seis o siete eventos así que creo que es la decisión correcta. Mi papá está convencido de que es lo mejor para mí y yo confío en él. Jamás me ha importado el ranking junior, solo quería ganar partidos para poder pasar a profesionales cuanto antes”, dijo al respecto.

De todas formas, al ser menor de edad solamente podrá recibir tres wild cards para jugar torneos a nivel profesional, algo que a ella no le gusta nada. “Cambiaría esa regla porque limita mucho. Sinceramente, creo que merecería una invitación en cualquier torneo., declaró quien sorprende con su carácter ambicioso. “Quiero entrar al top-100 cuanto antes y me veo capacitada para lograrlo incluso en esta temporada”, agregó la jugadora norteamericana.

A su corta edad, la tenista ya factura un millón de dólares en patrocinios, luego de firmar un contrato con el gigante de la pasta italiana Barilla. El acuerdo, que tiene una duración de varios años, se suma a los que firmó a finales del año pasado con New Balance, quienes le ganaron la pulseada a Nike y Head.

Para conseguir esos buenos contratos la adolescente es asesorada por Team 8, la empresa cuyos propietarios son el suizo Roger Federer y Tony Godsick. Tiene todo para ser la sucesora de Serena Williams, pero no deberá dar pasos en falsos para caer rápido en el precipicio y ser una promesa que finalmente no fue.

SLAM

Rafael Nadal: “Trato de contener las emociones, pero al final ha sido imposible después de todos los acontecimientos que se han dado”

Published

on

Foto: Luigi Serra/Ubitennis

Luego de la emoción por conquistar Nueva York por cuarta ocasión, el español paso por la sala de conferencia para comentar lo que fue el partido y las sensaciones de un nuevo logro en su carrera. Por Javier Ayala.

Un rato mas tarde de disputar un partido para la historia y de haber transpirado casi cinco horas en el Arthur Ashe, Rafael Nadal se tomó un largo rato para conversar de todo con los periodistas presentes.

Al finalizar el encuentro, un video con el repaso de sus títulos de Grand Slam hicieron emocionar al mallorquín hasta las lagrimas, “Las últimas tres horas de partido han sido muy intensas, muy duras en lo mental y en lo físico también. Al final, con el vídeo y esa multitud que siempre ha estado increíble, se han sumado hechos que han provocado un momento súper especial. Un momento inolvidable. Al mismo tiempo, Daniil también creó ese momento. La forma en la que luchó, la forma en la que jugó, son formas de campeón. Bien hecho por él. Realmente creo que tendrá más oportunidades”.

El numero dos del mundo consiguió su titulo Major numero 19, y comentó lo que significa para el dicha conquista, “Todos estos partidos son especiales, si además se producen en la final de un Grand Slam son todavía más especiales. La forma en la que se volvió el partido al final fue muy dramática, hace que el día sea inolvidable, parte de la historia de este deporte. Estoy muy feliz, este trofeo significa mucho para mí. Siento una gran satisfacción personal por la forma en que resistí todos los momentos difíciles. Trato de contener las emociones, pero al final ha sido imposible después de todos los acontecimientos que se han dado”.

Uno de los principales responsables de que el partido quede para la historia, sin dudas, es Daniil Medvedev, y el español tuvo palabras de elogio hacia el, “Todavía tiene 23 años, pero el año que está firmando es impresionante. Tiene un gran futuro por delante, por supuesto, creo que podrá ganar Grand Slams, al menos un par de ellos. En esta vida es imposible predecir el futuro, pero su carrera realmente pinta muy bien”.

“Por supuesto, cuando tiene un punto de break al comienzo del quinto set y vienes de perder los dos últimos, significa que estás en problemas. Realmente, traté de evitar ese pensamiento, siempre confío en que seguiré teniendo oportunidades, esa es la forma en la que afronto esos momentos. En su caso, perdiendo los dos primeros sets y con break en contra en el tercero, es normal que tuviera ese pensamiento, en mi caso era difícil pensar que fuera a perder. En ese momento parecía tener todo bajo control, pero Daniil aumentó mucho su nivel y las cosas cambiaron”, dijo Rafa en relación a los fantasmas que se asomaron al inicio del quinto set.

Nadal quedó a un solo trofeo de Grand Slam de Roger Federer, pero no es algo que no lo deje dormir, “Siempre digo lo mismo, me encantaría terminar siendo el que más Grand Slams gane, pero no estoy pensando en eso, no entreno cada día por eso, no juego al tenis por eso. Sigo jugando al tenis porque me encanta jugar al tenis. El tenis es mucho más que los Grand Slams, necesito pensar en el resto de cosas. Juego para ser feliz y la victoria de hoy me hace muy feliz, pero hace unas semanas gané en Montreal y también fue un momento muy importante para

mí. Si nuestra competencia atrae más fanáticos y genera interés, entonces eso es bueno para nuestro deporte, me siento honrado de ser parte de esa batalla. Pero insisto, no puedes estar todo el día mirando si el de al lado tiene uno más o uno menos que tú, porque entonces acabarás frustrado. Todo lo que logré en mi carrera es mucho más de lo que pensé y soñé, así que no seré más o menos feliz según el número de Grand Slams que tenga. Lo que te da la felicidad es la satisfacción personal de haber dado lo mejor de ti. En este sentido, estoy muy tranquilo y muy contento conmigo mismo”.

Para culminar el día de ensueño para Rafa, se le consultó sobre la posibilidad de quedar como nuero uno del mundo ya que quedó a muy pocos puntos de Novak Djokovic, “No compito por ello. Solo hago mi camino, si puedo ser Nº1 haciendo lo que quiero, pues genial. Siempre digo lo mismo, hoy por hoy no es mi objetivo principal. Por supuesto, es fantástico estar en esa pelea, aunque para mí no es una pelea. Solo trato de ser competitivo las semanas que necesito para competir. Con mi edad y mis objetivos, no puedo perder energía ni tiempo pensando en el Nº1, necesito pensar en mi carrera de una forma diferente. Mi objetivo principal es jugar el mayor tiempo posible siendo competitivo, si te pones a perseguir el Nº1 corres el riesgo de perder dos años de tu carrera. Si puedo jugar bien hasta el final de temporada sé que tendré mis opciones, será asombroso, pero no es mi objetivo”.

Continue Reading

SLAM

Daniil Medvedev: “Esta noche la recordaré siempre”

Published

on

El joven de 23 años demostró estar a la altura de las circunstancias en la final del US Open 2019, firmando su mejor temporada y con serias posibilidades de meterse entre los mejores del mundo. Por Javier Ayala.

Sin lugar a dudas la temporada americana para el ruso Daniil Medvedev fue una de las mejores de la historia, y para coronarla accedió a la final del US Open donde estuvo a muy poco de dar el golpe en su duodécimo torneo de Grand Slam disputado.

“Esta noche la recordaré siempre. Incluso cuando se hable de los 19 Grand Slams de Rafa Nadal, estoy seguro que él también recuerda su primera final, aunque él la ganó y yo la he perdido. Fue un partido increíble, una historia asombrosa. En general, todo este verano ha sido asombroso para mí, recordaré cada momento. Ahora me viene a la cabeza que tuve puntos de break con el 5-4 del quinto set, estoy decepcionado con el resultado, pero contento por la forma en que jugué. Hablando de tenis tengo muy buena memoria, lo recordaré hasta cuando tenga 70 años”, fueron las primeras palabras del ex NetxGen en la conferencia de prensa posterior al encuentro.

Después de perder los dos primeros parciales, se vio una gran remontada del ruso, y explicó como fue que lo hizo, “Todo reside en las tácticas. En Cincinnati, por ejemplo, vi que Novak me estaba atacando con el segundo servicio, así que tuve que aumentar mi rendimiento con el primero. Hoy ha pasado lo mismo. Los dos primeros sets estuve cerca, pero Rafa es una bestia, sentía que tenía una respuesta para todo lo que hacía, así que intenté cosas nuevas. Me iba a hacia la red, pasaba algunos slices, metía alguna dejada, lo probé todo. Estos jugadores son leyendas, la forma en la que juegan es increíble, competir con ellos tácticamente es más difícil que contra cualquier otro”.

“No quiero hablar sobre relevos ni cambios en el juego, eso es mejor para ustedes, que son los expertos. Todos los jóvenes estamos luchando lo mejor que sabemos para hacer realidad esa transición, pero es realmente difícil, esta gente sigue jugando un muy buen tenis. Es realmente difícil vencerlos, incluso ganarles algún set. Seguiremos peleando hasta lograr que suceda, hoy puedo decir que hice todo lo que pude”, explicó Daniil sobre los jóvenes que se vienen y la posibilidad de desbaratar al Big 3.

Con tan solo 12 torneos de Grand Slam, Medvedev llegó a la final y mas allá de la desazón por haber perdido, sabe que va por buen camino, “Ha sido una experiencia asombrosa. Mi esposa me repite una y otra vez que tengo que estar orgulloso de lo que hice, a veces soy muy autocrítico. Por ejemplo, esta noche no estoy feliz porque he perdido, pero tengo que darme crédito por lo que hice estas dos semanas. Antes del torneo, mi mejor resultado en un Grand Slam era cuarta ronda. He tenido problemas físicos, hubo días que no jugué todo lo bien que quería, pero logré llegar hasta la final. Hoy logré poner en apuros y dar mucha guerra a uno de los mejores de la historia de nuestro deporte. He crecido mucho pero necesito continuar, necesito ser mejor”.

Al finalizar el partido, ambos jugadores se dijeron unas palabras al saludarse y habló sobre esos dichos, “No lo recuerdo todo, pero obviamente lo felicité. Él también me felicitó por el

torneo, me dijo que era un jugador increíble. Yo también le dije que era un jugador increíble. Luego le comenté que tenían una gran competencia entre ellos tres y le deseé suerte para que siguiera en esa pelea. Creo que los tres tienen un gran concurso entre manos, es divertido verlo”.

Casi sobre el final de la charla, se le consultó si sentía miedo por perder y si los nervios le jugaban en contra, “No creo. Sí que tengo miedo a equivocarme, como me pasó en la tercera ronda, a esto sí le tengo temor porque son cosas que no me gustan. SI hablamos de tenis, por supuesto que uno puede sentir miedo, pero te pasa más cuando estás en un mal momento. Este año me pasó una vez, cuando me metí en una racha de cuatro o cinco derrotas consecutivas. Ahí es cuando sientes miedo, cuando sales a la pista y piensas: ¿Voy a perder otra vez? ¿Podré ganar de nuevo? Pero este verano no tuve miedo, tenía todo por ganar. Creo que hoy Rafa era quien tenía algo que perder. Yo salí a dar todo lo que pude y por eso estoy orgulloso. A pesar de que era mi primera final de Grand Slam, lo cierto es que llevo jugando a este nivel desde los 17 años. Ya tuve muchos partidos importantes, aunque no tan grandes como éste. Lo que quiero decir es que estoy listo para estos momentos, para estar allí y tratar de ganarlos. No es cuestión de concentración o miedo en un quinto set, es la dificultad de pelear uno contra uno dentro de la cancha, por eso el tenis es un deporte tan difícil, porque solo estás tú y tú oponente, no tienes a nadie más allí abajo. Hoy Rafa fue el mejor de los dos y lo admito, no tengo excusas”.

Sin lugar a dudas, el ruso es uno de los jugadores del futuro y es consciente de todo lo que necesitar realizar, “Me veo a los 33 años corriendo y compitiendo como Rafa Nadal. Aunque Rafa ya dijo que tuvo que cambiar su juego desde una edad temprana para poder competir al más alto nivel, así que quizá tenga que hacer lo mismo, no se puede saber. Sobre mi delgadez, es simplemente mi estructura. Trabajo mucho físicamente, especialmente en los dos últimos años y medio, donde he empezado a dedicar toda mi vida al tenis. Mis entrenadores me matan físicamente para estar listo en este tipo de torneos y este tipo de partidos, así que estoy orgulloso de haber mostrado mis habilidades durante todo el verano”.

Continue Reading

SLAM

19 veces Rafael Nadal

Published

on

Foto: Luigi Serra/Ubitennis

El español le ganó partido electrizante de 4 horas y 53 minutos de juego al ruso Daniil Medvedev por 7-5 6-3 5-7 4-6 y 6-4 y conquistó así Nueva York por 4° vez para quedar a un solo título de Grand Slam de Roger Federer, máximo ganador de la historia. Por Javier Ayala.

Increíble, fascinante, dramático, apasionante… y podríamos seguir agregando adjetivos que demuestren lo que fue la final del US Open 2019. Rafael Nadal y Daniil Medvedev hicieron de la final un espectáculo único, con terribles sensaciones que dejaron a más de uno al borde del infarto.

En el atardecer neoyorkino comenzaba la definición del último Grand Slam del año, donde el español quería quedarse con su cuarta corona en la gran manzana y el ruso quería estrenar sus vitrinas con un título Major.

En el comienzo del juego, fue el ruso que inicio adelante, ya que en el tercer game lograría quebrar el saque y adelantarse en el marcador por 2-1 pero Rafa rápidamente recuperaría y todo quedaría igualado. Cuando el ruso servía en el duodécimo juego para mandar la definición al tie break, fue ahí cuando el español apretó y volvió a quebrar para llegar el primer set en 1 hora y 4 minutos de un larguísimo partido.

En la segunda manga, el español comenzaría un poco dubitativo, ya que en el segundo game tuvo que levantar tres puntos de break, a pesar que se veía que el ruso estaba con poco resto físico para lo que quedaba de encuentro. Finalmente en el quinto juego el número dos del mundo se quedó con el saque de Daniil y lo volvería a hacer en el séptimo para quedar 5-2 y saque para llevar todo a un tercer set. Pero el joven de 23 años demostraría que no venía de paseo al Arthur Ashe, se quedó con el saque del español para descontar, pero luego cedió nuevamente para que en 45 minutos Nadal quede a un paso del trofeo.

El tercer parcial comenzó con ambos firmes con sus saques, cediendo pocos puntos, hasta que en el quinto game, el ruso cedería el suyo, dejando a Rafa en las puertas del triunfo. Pero en un extenso sexto juego, Medvedev seguiría mostrando una garra extraordinaria y le quebraría el saque para igualar en 3. Luego sería todo parejo hasta el juego 12, cuando con la poca energía que le quedaba, Daniil quebró el saque de Rafael y mandaba al cuarto set el partido, haciendo delirar a la gente.

En un cuarto set extraordinario, donde ambos jugadores se vieron con signos de cansancio, los dos mantuvieron sus servicios alrededor de todo el set, salvo Nadal que cuando sacaba para igualar en 5, el ruso saco dos o tres tiros de otro planeta, dejando al español parado y con el público exultante se llevaba el cuarto parcial en 52 minutos y todo se definía en el último set.

No podía ser mejor la definición del US Open, con el partido para definirse en el quinto set, después de más de tres horas y media de partido. Al inicio del parcial fue el ruso que venía con la energía después de levantar el partido y tras ganar su primer game de saque, en el juego de saque de Nadal tuvo tres posibilidades de quiebre para empezar a derivar el partido a su favor pero el mallorquín pudo levantarlos y le dio una inyección anímica importante. En el quinto game, Rafa quebró el saque y con una diferencia de físico que se notaba pudo volver a quebrar en el séptimo y quedo 5 a 2 arriba con todo a su favor. Pero nuevamente el ruso no iba a

rendirse, pudo quebrar el servicio y descontar, para luego en su juego de saque levante tres pintos de partido y se coloque 4-5 y se ilusionaba con el batacazo. El español sacaba para el título por segunda vez, y el cansancio y la potencia del ruso hicieron que este tenga un break point para igualar las cosas, pero Nadal sacó su coraje y pudo levantarlo. En su cuarto punto de partido el español pudo celebrar y ganar su corona número 4 en Flushing Meadows.

Rafa logra su título número 19 de Grand Slam, quedando a solo uno de Roger Federer, cuando en 2010 cuando Roger lograba el título en Australia le había sacado 10 de diferencia.

Con 4 títulos en el US Open, 12 Roland Garros, 2 Wimbledon y un abierto de Australia, Nadal va en camino a convertirse en el máximo ganador de títulos de Grand Slam dejando en el camino a Federer.

Mañana cuando salga el nuevo ranking, Rafa aparecerá a tan solo 640 puntos del número uno del mundo, Novak Djokovic, y analizando que no defiende puntos hasta fin de año, tiene grandes posibilidades de llegar a la cima del escalafón ya que Nole defiende más de 2000 puntos.

Continue Reading
Advertisement code here

Tendencias