Connect with us

Primera plana

Federer se lamenta: “No puedo creerlo”

Damián Tiscornia

Published

on

El suizo, que tuvo dos match points a su favor, luego del partido habló en conferencia de prensa y se lamentó la oportunidad que desperdició para ganar su noveno Wimbledon en el All England. Por Damián Tiscornia.

No pudo ser para Roger Federer, que en un maratónico partido perdió la final de Wimbledon contra el serbio Novak Djokovic. Luego del partido, el suizo habló en conferencia de prensa y se lamentó la oportunidad que dejó pasar. Además, comparó la derrota de hoy con la sufrida en el 2008 contra el español Rafael Nadal.
“Seguí estando feliz de estar 8 iguales o 9 iguales, no recuerdo el marcador. Intentas ver el lado positivo, de que no vas break abajo y que el partido no se ha acabado. Si me hubieran dicho antes del partido que llegaría con 9 iguales al quinto set, no lo hubiera visto mal. Siempre intentas ver las cosas desde el lado bueno”, dijo sobre los dos match points que no supo aprovechar.
En todo el partido Federer ganó más puntos que el número uno del mundo, aunque ese aspecto poco le importó. “Eso no importa. Sé que lo hice bien y que estuve cerca. No necesito pensar en eso. Puedo estar feliz con mi actuación”, dijo al respecto quien perdió las tres finales que disputó contra Djokovic en el All England.
El gran desgaste físico que tuvo hoy lo llevó a descargar jugar en Montreal para poder recuperarse bien. “Creo que me ha ayudado haber jugado en tierra, para estar en forma. En entrenamientos apenas puedes hacer cosas. ¿Si haré lo mismo el año que viene? No lo sé. Sé que me he sentido muy bien en Halle y aquí. Hay muchas cosas positivas en mi viaje en los últimos meses. Lo que sí hemos decidido es no jugar en Montreal para tener más tiempo para descansar. Iré a Cincinnati y partiremos de ahí”, recalcó el nacido en Basilea.
Según su punto de vista, la de hoy es una dura derrota, comparable a la sufrida en el 2008 contra el español Rafael Nadal. “Es similar a la de 2008. Ahora duele. Cada derrota en Wimbledon duele pero todo pasa por el estado mental. Ahora debes levantar la barbilla y seguir hacia adelante. Intentas olvidar y tomar solo lo bueno. No quiero estar depresivo por lo que ha sido un impresionante partido de tenis”, afirmó.
¿Qué tan dura será esta derrota? “Difícil decirlo. No sé si es peor perder así que por un triple 6-2. Creo que al final eso no importa. Podrías sentirte decepcionado, triste o enfadado. No sé cómo me siento ahora. Lo que siento es que ha sido una increíble oportunidad perdida. No puedo creérmelo”, concluyó.

Primera plana

Pedro Martínez, el español que buscará dejar por el camino a Medvedev

Damián Tiscornia

Published

on

El tenista español, que viene de superar la fase clasificatoria, buscará dar la sorpresa y dejar por el camino al joven tenista ruso. Por Damián Tiscornia.

Pedro Martínez forma parte de una generación de tenistas españoles que tarde o temprano tendrá la responsabilidad de liderar el recambio generacional que va a sufrir el tenis español en el corto y mediano plazo. Ya sin David Ferrer en el circuito desde la temporada pasada y con Feliciano López, Fernando Verdasco, Tommy Robredo y Guillermo García López dando sus últimas pinceladas, su generación tendrá la responsabilidad de defender a su país en breve en los torneos continentales.
Nacido el 26 de abril de 1997 en Alzira, un pequeño municipio de la Comunidad Valenciana, Martínez es nacido el mismo año que los talentosos Carlos Taberner y Jaume Munar, quien ya ha recibido múltiples elogios de Rafa Nadal y es indicado por los especialistas como el sucesor del jugador nacido en Manacor.
Ubicado en el puesto 168 del escalafón mundial, el jugador perteneciente a la academia Granollers-Riba accedió al cuadro principal del primer Grand Slam de la temporada luego de superar la fase clasificatoria, donde tuvo que derrotar al experimentado checo Lukas Rosol en el último partido.
Mejor no pudo haber sido su debut en el torneo, dado que en primer ronda conseguió una muy importante victoria contra el joven alemán Dominik Koepfer. “Nunca había ganado un partido en un Grand Slam y conseguirlo aquí es increíble. Es un premio a muchos años de trabajo, viajando y jugando por pistas no tan buenas como estas de Australia”, dijo el juvenil al sitio oficial de la ATP. “Estoy muy contento de estar donde estoy”, resaltó.
El ruso Daniil Medvedev, que viene de dejar por el camino a Frances Tiafoe, será su rival en segunda ronda. “Es uno de los mejores jugadores del mundo y sus últimos meses han sido un auténtico escándalo. Va a ser un partido muy complicado, pero no puedes salir a mirar al adversario por debajo de los hombros, porque al final y al cabo tienes que competir si quieres ganar”, declaró.
“Muchos pensarán que ganar el partido sería una proeza, pero lo que sí tengo claro es que saltaré a la pista a dar lo mejor de mí y a intentar ponérselo lo más complicado posible”, resaltó el jugador.
El destino quiso que su rival en la tercera ronda pueda ser su compatriota Jaume Munar, si es que ambos pueden sortear con éxito sus partidos en Melbourne Park. Ambos tenistas la próxima semana también formarán parte del cuadro principal del Punta Open, el Challenger que se disputará en Punta del Este, en caso de quedar eliminados.
La Margaret Court Arena fue el escenario elegido por los organizadores para que el español mida sus fuerzas contra Medvedev e intente dar la sorpresa de la jornada. ¿Podrá dejar por el camino al ruso?

Continue Reading

Primera plana

Gregoire Barrere, el francés que buscará sorprender a Guido Pella

Damián Tiscornia

Published

on

El jugador francés de 25 años será el rival del nacido en Bahía Blanca en la segunda ronda del Australian Open. Por Damián Tiscornia.

El tenis francés viene atravesando en los últimos años un proceso de renovación. Figuras como Richard Gasquet, Jo-Wilfried Tsonga, Gilles Simon y Nicolás Mahut por diferentes motivos ya no pueden brillar como antes y le van dejando paso a las jóvenes figuras que van haciéndose un lugar en el circuito.
Es así como Lucas Pouille, Ugo Humbert y Corentin Moutet ya lograron posicionarse entre los cien mejores del escalafón mundial y serán quienes tendrán la responsabilidad de representar a su país una vez que los jugadores con mayor experiencia terminen de decirle adiós al circuito profesional.
Y otro de los que está peleando por meterse en ese lote selecto de tenistas es el joven Gregoire Barrere. Nacido el 16 de febrero de 1994 en la comuna de Charenton-Le-Pont, este jugador diestro comenzó a practicar tenis a los cinco años en un club que se encuentra donde su casa.
Entrenado por Marc Gicquel y Nicolas Copin y con un revés a dos manos, su historia no parece ser distinta a la de muchos de los jugadores del circuito, dado que según desprende de su biografía en un momento de su carrera estuvo cerca de retirarse. Sin embargo, no llegó a tomar esa decisión por los consejos que en su momento le dio su novia, la también tenista Marion Codino.
Precisamente con su novia Barrere el año pasado se vio envuelto en una polémica, luego de que el tenista denunciara que apostadores lo estaban amezando tanto él como a su novia. “Vale que me insulten después de un partido, estoy acostumbrado. Pero que insulten a mi novia… ¡Los apostadores se vuelven cada vez más estúpidos! Después de todas las amenazas, todavía estamos esperando”, escribió en su cuenta de Twitter.
En la pasada temporada alternó su participación en el circuito ATP y en los torneos Challenger. Sus mejores resultados los consiguió todos en su país: llegó a los cuartos de final en el ATP de Metz, ganó los Challengers de Quimper y Lille y llegó a la final en Orleans, terminando el año entre los cien mejores del ránking.
En este Australian Open derrotó en la primera ronda al egipcio Mohamed Safwat, que debió superar la fase clasificatoria para acceder al cuadro principal. Ahora en segunda ronda tendrá enfrente a un duro escollo en el argentino Guido Pella, que dejó por el camino al local John-Patrick Smith.

Continue Reading

Primera plana

Alejandro Tabilo, el chileno que quiere dar la sorpresa en Melbourne Park

Damián Tiscornia

Published

on

El jugador trasandino de 22 años clasificó por primera vez en su carrera deportiva al cuadro principal del Australian Open. Por Damián Tiscornia.

Los Grand Slams suelen ser esos torneos en los que alguna promesa confirma su buen momento deportivo y la proyección que puede llegar a tener en un futuro no muy lejano. Además, son los torneos donde los mejores tenistas del ránking buscan tener muy buenas actuaciones para continuar creciendo en el ránking. O, por qué no, donde el público comienza a conocer a tenistas que son protagonistas de historias increíbles.
Esta temporada quien buscará ser la revelación del primer Grand Slam del año en Melbourne Park será el chileno Alejandro Tabilo, quien sorprendió a todos al clasificar al cuadro principal tras haber superado la fase clasificatoria.
Nacido el 2 de junio de 1997 en Toronto, este juvenil es hijo de padres chilenos y se formó en la prestigiosa academia estadounidense de Nick Bollettieri. “Mi papá, que es de Antofagasta y mi mamá, de San Felipe partieron a Canadá y se conocieron en Toronto. Primero metieron a mi hermano mayor, Sebastián (22), a una escuela de tenis, y cuando yo tenía 3 años y medio hice un gran escándalo, con llanto y todo, y entré a jugar. Desde ahí nunca más dejé el tenis”, dijo años atrás en una entrevista.
Quienes conocen al jugador no dudaron en describir cómo es su tenis. “Tiene un tenis muy agresivo, de constante ataque, apoyado en un potente servicio y una fulminante zurda”, dijeron sobre quien se fue a vivir a Chile en 2016.
Esta temporada el juvenil trasandino logró clasificar por primera vez en su carrera deportiva al cuadro principal del Australian Open, donde debutará en primera ronda contra el colombiano Daniel Galán, quien también debió superar la fase clasificatoria para poder decir presente en el cuadro principal.
“Cuando vi que clasifiqué a la qualy de acá, me propuse meterme a todas las de los otros majors. La meta era el top 150, pero viendo cómo estoy jugando ahora, creo que esa meta se modifica y el objetivo de 2020 es asaltar el top 100”, declaró en una entrevista con La Tercera. “Ando con confianza en mí y en mi tenis”, añadió.
El chileno, que esta semana ocupa el puesto 208 del escalafón mundial, va por la misma parte del cuadro que el ruso Daniil Medvedev y en caso de ganar podría enfrentar en segunda ronda al norteamericano John Isner.
En sus palabras se le notó una cierta confianza excesiva, lo que a veces puede jugar en contra si no se consiguen los resultados esperados. “Me he sentido de maravilla y muy prendido. Veo a los top por acá y solo me dan ganas de alcanzar su nivel. No quiero bajar el estándar”, aseguró.

Continue Reading

Tendencias