Connect with us

ATP

Novak Djokovic: “Es un privilegio levantar grandes títulos, estas es una de las principales razones por las que todavía sigo jugando a nivel profesional”

Published

on

Luego de lograr su quinto título en Paris Bercy, el serbio se presentó en conferencia de prensa y hablo de todo, su rival en la final, la lesión de Nadal, el torneo de maestros y la lucha por el número 1. Por Javier Ayala.

Pareció sencillo el torneo de Novak Djokovic en la ciudad de las luces, sin ceder sets se llevó el torneo y llega de la mejor manera al Masters, pero no dejo de destacar a su rival en la definición, Denis Shapovalov, ni que la final no fue nada sencilla, “Creo que tanto Denis como yo sacábamos muy bien hoy, fue complicado leer su servicio. En cuanto a mi saque, creo que tuve mi mejor partido de todo el torneo, por eso fue todo tan rápido, en solo dos sets, 6-3 y 6-4. Es un gran resultado que no distingue tanto a los dos jugadores, pero fue suficiente para ganar el partido. Jugué un tenis muy sólido, sobre todo en el segundo set, esperando a que cayera su porcentaje de primeros servicios, hasta que funcionó. Luego intenté variarle mucho, pero jugando muy básico para no darle oportunidades. Fue una de mis mejores actuaciones esta semana”.

Un dato característico del partido es que solamente perdió 10 puntos con su saque, “En raras ocasiones me puedo llegar a sentir como Karlovic, ya que es frustrante jugar ante tenistas como él, con un saque tan excelente. En mi caso, también me hace sentir bien cuando encuentro muchos puntos gratis con el saques, no solamente hoy, a lo largo de toda la semana. No perdí un set en todo el torneo y mi servicio fue el arma más importante en cada uno de mis encuentros. Me permitió estar más cómodo”.

Djokovic logro su quinto trofeo en Bercy y 34 Masters 1000 en total, quedando a solamete uno del recordé de Rafael Nadal, “Cada uno es diferente, aunque el primero siempre es el primero. No hay que olvidar que la de hoy también es una gran victoria, no debe considerarse como algo normal, algo común. Es un privilegio levantar grandes títulos, estas es una de las principales razones por las que todavía sigo jugando a nivel profesional, para levantar trofeos, para jugar más años al más alto nivel. Amo el tenis, me gusta jugar al tenis, practicar este deporte”.

En la final tuvo que jugar con Shapovalov por la lesión abdominal de Nadal que no puedo presentarse a jugar la seminifinal, y tuvo un tiempo para hablar de ello, “Me entristece ver que está lesionado de nuevo, esto no se lo podemos desear a nadie. Yo también tuve lesiones importantes en mi carrera, muchas heridas por el camino, así que espero que se recupere y pueda estar en Londres, porque el torneo no será lo mismo si no está él. Es un gran campeón y le tengo mucho respeto”.

“Me encanta entrenar, estar en el circuito, ser profesional, luchar por el número 1 del mundo en los Grand Slams, participar en los eventos importantes, todo esto te cambia la vida. Tienes que adaptar tu estilo de vida por completo para tener una pequeña oportunidad de levantar estos trofeos. Hasta ahora, he tenido el privilegio de contar con el apoyo de toda mi familia y mis seres queridos, porque se necesita un equilibrio tanto dentro como fuera de la cancha. Ahora soy padre y las cosas han cambiado en términos de prioridades, en lo que realmente me importa más de la vida. Necesito recordar esos preciosos momentos porque mi vida es muy

diferente ahora respecto a años anteriores”, fueron las palabras del serbio respecto a la pregunta de dónde saca tanta motivación día a día.

Más allá de todo lo positivo, mañana amanecerá en el puesto número 2 del ranking mundial, por lo que la lucha por ser el líder del escalafón es una de las prioridades, “En términos de puntos, después de ganar aquí, me veo en una mejor situación, pero debo continuar con esta racha ganadora. Me encantaría ganar todos mis partidos en Londres, es algo que yo logré en el pasado. Me gusta mucho ganar allí, pero es una tarea difícil porque también depende de los oponentes que tengo enfrente. Todos ellos serán miembros del top10, así que necesito concentrarme en este objetivo y, si puedo lograrlo, será fantástico. Obviamente, ese resto es una motivación para mí, un objetivo de cada día, uno de los objetivos más importantes que puedo tener a nivel profesional, al igual que ganar tantos Grand Slams como sea posible o luchar por ser el número uno del mundo el mayor tiempo posible. Ahora no es momento de hablar de predicciones, ya que no sería real. Tengo que esperar a Londres y ver si puedo alcanzarlo”.

Para finalizar se le consultó si hay diferencia entre un Grand Slam y un Masters 1000, “No hay tanta diferencia en términos de nivel de juego. Ya hemos visto algunos NextGen levantando Masters 1000, ya ha sucedido y volverá a suceder muchas más veces. En cuanto a nosotros (Federer, Nadal, Djokovic), intentamos retrasar la retirada el máximo tiempo posible, pero la nueva generación ya está aquí. Medvedev, Khachanov, Thiem, Zverev, Shapovalov, Aliassime… todos se han establecido ya en el top20 y todos van a ir más, cada vez se ven más cerca de levantar títulos grandes. Es solo cuestión de tiempo. Cuando hayan adquirido suficiente experiencia y tengan un día propicio, todo se juntará para que suceda. Luego existe también el factor de la regularidad, que es llevar eso mismo a cabo todas las semanas del calendario. Aquí es donde está el problema. Puedes ganar un partido, un Grand Slam, ¿pero puedes hacerlo regularmente año a año durante toda tu carrera? Pocos jugadores son capaces de lograr esta hazaña, se necesita de todo, mucho tiempo y dedicación”.

ATP

Editorial de Ubaldo: Un gran maestro, un gran ganador. Veo en Tsitsipas el próximo n. 1 en el mundo

Published

on

Entre los jóvenes es la cabeza más sólida. Más que Thiem y Zverev. También tiene personalidad, carisma. Me gusta más y más. El buen presagio para Jannik Sinner. Desde Londres, Ubaldo Scanagatta, traducido por Javier Ayala.

Stefanos Tsitsipas, el “Maestro” más joven desde 2001 con sus 21 años, ha ganado un buen Masters, un Masters de notable calidad, el mejor de los últimos años. Sin realmente ninguna comparación con la edición de 2018 ganada por Zverev a Djokovic (de la que había perdido en el round robin) y lo peor de 2017 de la final de Dimitrov-Goffin. Incluso el de 2016 no fue excelente hasta la comprensión final: de hecho, vivió con la incertidumbre de quién habría sido el número 1 en el mundo y fue bueno que fue la final la que lo decidió. Para aquellos que no recuerdan a Murray, después de salvar un punto de partido con Raonic en las semifinales, venció a Djokovic 63 64 coronando un fantástico segundo semestre. Hubo varios partidos hermosos: Thiem-Djokovic, Nadal Tsitsipas, Thiem-Federer, Federer-Djokovic, Nadal-Medvedev en orden aleatorio.

Hermosa, incierta, emocionante la final entre los dos tenistas por el tenis extraordinariamente efectivo, siempre agresivo e intenso en ritmo y potencia, pero también elegante debido al revés con una mano que hace unos años se creía que era la prerrogativa exclusiva de Federer.

La final, completada 76 en el set decisivo como el de Nalbandian en Federer en Shanghái 2005 (pero hubo 5 sets allí) no podría ser más equilibrada si después de 2 horas y 32 minutos el puntaje estaba en perfecta igualdad: un set igual y 4 iguales en decisivo desempate después de que Dominic Thiem hubiera subido de 1-3 en los juegos y de 1-4 en el desempate. Tal vez fue esa carrera hacia la búsqueda constante lo que le costó mentalmente, porque de los mismos 4 debe estar tan relajado por un momento y se perdió tres líneas rectas, dos de las cuales son bastante libres.

Hace tres años, los dos protagonistas de esta hermosa final se cruzaron por primera vez. Thiem ya estaba entre los finalistas, Tsitsipas había sido invitado a actuar como sparring. Cinco años separan a los dos, pero parece ser capaz de decir que Stefanos ya ha llenado el vacío.

El chico de Atenas nació el mismo día que Pete Sampras, el 12 de agosto, pero 27 años después (1971 Pete, 1998 Stefanos) ha recorrido un largo camino. Hace un año, el chico con el cabello más largo que Borg ganó la Next-Gen en Milán (a De Minaur en la final), en enero ya sorprendió por primera vez a Roger Federer en el primer Slam del año y llegó a las semifinales donde se fui apabullado por Nadal. De Nadal Stefanos se habría vengado de su casa, en España, en Madrid, sin ser intimidado por los vítores del público. Pero, para no arrepentirse, habría ganado dos victorias con el tercero de los Tres Grandes, Novak Djokovic, en dos Masters 1000, en Canadá y Shanghái. En resumen, ¡aunque hoy solo tiene 21 años! – No. 6 del ranking mundial, detrás de los 3 habituales, en Thiem y Medvedev, tengo la sensación de que Stefanos Tsitsipas es el primero de los jóvenes que llegará al trono del tenis. Lo cual, además, también me parece un gran personaje, así como un extraordinario tenista.

¿Cuándo? Quizás antes de lo imaginado. Ya ha logrado dos victorias sobre Federer (y, como es habitual en los estadios, todo profesional Roger “¡Vamos Roger, vamos Roger!”), Dos a Djokovic, solo uno por ahora a Nadal pero, cuidado, perdió aquí en Londres solo 7-5 en el

tercero después de ganar el primero. Los lectores que nunca pierden la oportunidad de señalar cierta obviedad, no necesitan leer que es inevitable que si bien mejorará nuevamente, el top3 no lo hará.

En comparación con Medvedev, me parece más completo y, en cuanto a Thiem, él también está en progreso si recordamos las dificultades que tuvo para expresarse en el “interior rápido”, y no estamos hablando de hierba, creo que puedo decir que el austriaco es un poco menos sólido de la cabeza. Ha sido fuerte durante varios años, especialmente en arcilla (2 finales y 2 semifinales en Roland Garros), pero lo he visto perder más juegos sobre su cabeza que ciertamente su brazo, que es realmente excelente. Pienso en lo que perdió ante Del Potro en el US Open, cuando ya era un partido ganado. Aquí, en mi opinión, Tsitsipas no pierde un juego como este. O perderlo desde el principio, pero no lo lances si va a ganarlo.

No podemos discutir sobre hipótesis que no se pueden probar, pero creo que si Tsitsipas hubiera ganado el primer set, como pudo: falló la transformación de 3 puntos de quiebre, Dominic de dos, no habría jugado un par de juegos desastrosos, especialmente el primero, como sucedió en Thiem al comienzo del segundo set. En lugar de golpear el ko al griego Thiem, cometió el ingenio para distraerse y volverlo a correr. 4-0 en pocos minutos y prácticamente se perdió el esfuerzo que había hecho para ganar el primer set.

Sin embargo, espero que en 2020 los Slams no sean prerrogativa del Fab habitual (3 o 4, en Murray todavía no me expreso) a pesar de que Nadal todavía lo veo como favorito en Roland Garros si está bien y no veo a Tsitsipas o Thiem demasiado peligrosos para Wimbledon. El Abierto de Australia y el Abierto de Estados Unidos son los torneos que podrían graduar a un nuevo campeón de Slam. Hace tres años, Tsitsipas ganó el Bonfiglio y, con un poco de presunción excusable en un niño, estableció un objetivo claro: “¡En tres años me gustaría ganar un Grand Slam!”. Bueno, por ahora ha ganado las finales mundiales ATP. Pero en Australia fui uno de los 5 que lo precedieron en el ranking ATP, me gustaría conocerlo lo más tarde posible. Y quizás mejor nunca.

Mientras escribo esto, y hablo de los dos espléndidos finalistas de este Masters, me pregunté: ¿qué habría pensado mi amado Thomas Fabbiano? ¿Habrá visto la final?

Te has dado cuenta de que en dos torneos de Slam, no en dos 250, el joven de Grottaglie que acaba de salir del top 100 después de haber estado allí todo el año, es n.117, de lo contrario, entre los 100 mejores italianos tendríamos 9! – ¡En Wimbledon venció a Stefanos Tsitsipas y en el US Open Dominic Thiem! Hoy parece increíble, pero también lo es el tenis. Nunca ser golpeado antes de salir al campo, cualquier cosa puede suceder.

De hecho, para mantenernos en el tema, de hecho en Thiem, si el austríaco hubiera ganado este Masters, obteniendo 4 victorias de 5, podríamos haber descartado eso… sí. Matteo Berrettini fue el único en vencerlo

La presencia de Matteo, por cierto, ha despertado interés en este Masters que durante 41 años no nos permitió animar a nadie. Fue una experiencia útil, estoy seguro de que Matteo se beneficiará de ella. Luego, por el amor de Dios, hay quienes comienzan a los 21 años y ganan el torneo y eso comienza a los 23 años y medio y está más que legítimamente satisfecho de estar

en una élite mundial, ya que era absolutamente impensable hace 6 meses y atrapó una victoria que, aunque se logró a expensas de un jugador que ya calificó para las semifinales, sigue siendo el único italiano en la historia en ganar un partido en este evento de fin de año.

Me complació ver finalmente a los enviados del Corriere della Sera, de la Repubblica, de la Stampa presentes en este torneo, además de los de los periódicos deportivos y el equipo de Ubitennis excelentemente representado por el inglés Adam Addicott para Ubitennis.net – the Página de inicio en inglés que le recomendaría que consulte porque desarrolla contenido independiente y creo que está muy bien hecho, por los reporteros Ruggero Canevazzi y Roberto Ferri, que han trabajado tan duro para ofrecer la mejor cobertura posible junto con el fotógrafo Roberto Zanettin, quien ha hecho un gran trabajo.

Sobre la presencia de los medios italianos… Realmente espero que el momento mágico del tenis italiano dure y prospere. Desde la Copa Davis, a partir de hoy voy a “cubrir” para Italia-Canadá, junto con Stefano Tarantino, nuestro “Patria-Man”, tan renombrado porque cuando juegas Cup Davis y Fed Cup, viejo y nuevo, él es el jefe que coordina todo.

Aunque el tema se trata en otra parte, debo dos grandes aplausos por la hazaña de Jannik Sinner después de ganar en Ortisei.

No fue un torneo difícil en sí mismo, pero tener la fuerza para ganarlo después de la “resaca” de atenciones, títulos, entrevistas que siguieron al éxito en el torneo milanés de Next-Gen Atp, podría desorientarlo. No sucedió para demostrar que este chico con rizos rojos tiene la cabeza sobre los hombros. Y que la estructura que Riccardo Piatti puso a su alrededor funciona como lo hace. Además, no lo dudaba en lo más mínimo. Todos ustedes saben que por el n.78 Sinner, que sigue siendo el único de dieciocho años en el top 100 del mundo, la puerta del Abierto de Australia se abrió con un gran hombro. Pero también los de los dos primeros Masters 1000, Indian Wells y Miami. Soñando con esto en las finales de la ATP 2020, me parece cargarlo con responsabilidades excesivas, tendrá 19 años, no 21, pero tal vez en 2021 en Turín, donde espero que se jueguen las próximas finales de Next Gen y ATP, una doble presencia azul, con la pareja Berrettini-Sinner no lo descartaría a priori y, por supuesto, no me importaría en absoluto.

El éxito en Londres de Tsitsipas, hace un año campeón del Next Gen Milanese y un par de meses después, repito, capaz de vencer a Federer en Melbourne, me parece un buen augurio para el futuro de Jannik. Pero para conocer a Federer Sinner en Australia no hay necesidad, no debe tener prisa. Hay tiempo, tal vez más tarde. Tsitsipas tenía 20 años en Milán y Melbourne, no 18. Y créeme, hace una gran diferencia.

Continue Reading

ATP

Stefanos Tsitsipas, de aprendiz a maestro en un sólo paso

Published

on

Foto: Ubitennis/derechos reservados.

El griego se quedó con el ATP Nitto Finals al derrotar al austriaco Dominic Thiem por 6-7(6) 6-2 y 7-6(4) en un partido electrizante y no deja de sorprender al mundo del tenis. Por Javier Ayala.

La cancha central del Arena O2 fue testigo de un partido de alto vuelo, donde Stefanos Tsitsipas y Dominic Thiem demostraron de lo que son capaces y sorprendieron a todo el mundo en las dos horas y 35 minutos que se extendió el match.

Tras haber consiguió el Masters de la nueva generación la temporada pasada, el griego no se quiso quedar sin nada y también se quedó con el de los profesionales, para convertirse en el más joven en ganarlo desde el australiano Lleyton Hewitt en el año 2001.

Sin embargo el primero en dar el zarpazo fueThiem que tras más de una hora se hizo del primer parcial en un desempate en donde tuvo que recurrir al tercer punto de set para poder concretar el mismo.

En el segundo el austriaco desapareció de la cancha, el haber conseguido la ventaja al quedarse con el primer set hizo que la adrenalina bajara y no pueda hallarse en la pista central del Arena O2 y con dos quiebres de saque consecutivos en favor del griego hicieron que este emparde el partido tras conquistar el segundo set por un como 6-2.

El set definitivo comenzaba con la misma tónica que el segundo, Thiem seguía sin hacer pie en la cancha, mientras que Tsitsipas seguía sin cometer errores, muy sólido de fondo de la cancha haciendo que el austriaco no vuelva. Tras quebrar en el tercer juego y sostener el suyo, Stefanos se adelantaba 3-1 y toda hacía pensar que se terminaría pronto. Pero la garra de Thiem no le iba a permitir rendirse fácilmente. Con grandes tiros con su revés, más la potencia de su drive, hicieron que vuelva al nivel del primer set y en un abrir y cerrar de ojos se encontraba 4-3 arriba. Luego fue todo parejo hasta llegar al tie break, donde los nervios se hicieron presentes en ambos partes de la cancha. Nuevamente quien partía con ventaja era el griego, que se adelantó 4-1. Pero otra vez Dominic volvería y empardaría todo en 4. Una racha de tres puntos logrados por el nacido en Atenas coronó un partido y una semana que nunca se va a olvidar.

Stefanos Tsitsipas es el nuevo maestro, en su debut en el torneo, en donde derrotó en su grupo al ruso Daniil Medvedev, al alemán Alexander Zverev y caería ante el español Rafael Nadal pero ya estaba clasificado. En el día de ayer no dudo al vencer al suizo Roger Federer, para sentenciar en el día de hoy una semana de ensueño, que lo catapulta para el año 2020 como uno de los grandes protagonistas de la temporada.

Continue Reading

ATP

La ATP homenajeo a los jugadores retirados en los últimos meses

Published

on

Foto: Ubitennis/derechos reservados.

Con Tomas Berdych a la cabeza, la ATP honró en la cancha central del ATP Nitto Finals a varios jugadores que se retiraron en los últimos meses. Por Javier Ayala.

El ultimo día sábado, el checo Tomas Berdych anunciaba el final de su carrera tras una lesión que no lo dejaba competir en plenitud y la ATP tuvo la iniciativa de homenajear a él y a otros que se retiraron esta última temporada.

Junto al checo estuvieron David Ferrer, Mikhael Youzhny, Marcos Baghdatis, Nicolás Almagro, Radek Stepanek, Max Mirnyi, Victor Estrella Burgos y Marcin Matkowski.

El ex número 4 del ranking mundial, tuvo que lidiar con una lesión hace varios meses, a pesar que había tenido un buen arranque de temporada con la final en Doha, octavos de final en Australia y Semifinal en Montpellier. Profesional desde el año 2002, el europeo conquistó 13 títulos ATP, destacándose el Masters 1000 de Paris en el 2005 y estando en el Top Ten por varias temporadas consecutivas.

Otro de los grandes jugadores que se retiraron es el español David Ferrer, quien dijo basta el último mes de mayo. David supo ocupar el número 3 del ranking mundial y es uno de los denominados número uno del mundo de los normales. El nacido en Javea conquisto 27 títulos y llego a las 734 victorias a lo largo de su carrera. Tras decir adiós se convirtió en el director del torneo de Barcelona.

El ruso Mikael Youznhy fue otro de los trotamundos del circuito, llego al top ten en el año 2008 ocupando la posición 8 del escalafón y logrando 10 títulos profesionales. El detalle de su carrera es que se quedó a una sola victoria de llegar a las 500.

El chipriota Marcos Baghdatis, gran figura deportiva de su país, sorprendió a todos cuando llegó a la final del abierto de Australia en el año 2006, alcanzado el escalón número 8 en el año 2008. Marcos dijo adiós en el último Wimbledon y se llevó consigo 4 trofeos ATP.

Otro de los grandes protagonistas del circuito en varias temporadas fue el español Nicolás Almagro, que supo ganar 13 títulos ATP y llegó al puesto 9 del ranking en el año 2011.

El que se retiró hace dos años fue Radek Stepanek, quien tuvo una gran carrera tanto en singles como en dobles. En individuales alcanzo el puesto 8 en el año 2006 y conquisto 5 títulos. Con respecto al dobles, fue número 4 en el 2012 y ganó 18 coronas.

Otro de los grandes deportistas de su país, sin dudas fue el bielorruso Max Mirnyi, quien con su 1.96 metros de atura supo conquistar la rama de dobles llegando a la cima del ranking en el año 2003 y ganando 52 trofeos. En lo que respecta a los singles logra un título y alcanzó el puesto 18.

Quien tuvo una carrera particular, sin brillar, fue el dominicano Víctor Estrella Burgos, que le tiene que agradecer sus mayores éxitos a Quito, la capital de Ecuador, en donde supo ganar sus únicos tres títulos ATP y de manera consecutiva (2015, 2016 y 2017). El caribeño llego al puesto 43 del mundo en el 2015.

Por último, Marcin Matkowski, quien hizo toda su carrera en dobles, donde llego al puesto número 7 y conquistó 17 títulos, quedando a muy pocas victorias de las 500.

Continue Reading
Advertisement code here

Tendencias