Connect with us

ATP

Nicolás Kicker: “No soy rencoroso, todavía me queda tiempo, pero veo la luz en el túnel”

Published

on

El jugador argentino suspendido por arreglo de partidos habló con el PodCast de Tenis número uno “3 Iguales” de todo lo que significó este lapso de tiempo fuera del circuito y el alivio de la reducción de la pena para volver en 2021. Por Javier Ayala.

El 23 de enero del 2021 será el día exacto en donde el jugador argentino de la ciudad de Merlo podrá retornar al circuito luego de que la Unidad de Integridad del Tenis decidiera reducir la sanción por cuatro meses.

Desde mayo de 2018, momento donde quedó firme la sanción por 3 años tras la investigación que evidencio la participación del jugador en arreglos de partidos en el año 2015. El primero, en junio del 2015, en el Challenger de Padua, Italia. Y el siguiente, unos meses más tarde, en septiembre del 2015, en el Challenger de Barranquilla, Colombia.

“Todavía me queda tiempo, pero veo la luz en el túnel”, fueron las primeras palabras que se le escucharon a Nicolás en un medio desde el día de la suspensión.

“Lo peor lo pase y lo viví cuando estaba por jugar Roland Garros y un día antes, aunque ya había pasado por un proceso por un juicio antes que me suspendan me venían investigando y me la venia venir pero no pensé que iba a tener tanta repercusión en los medios”, recuerda el momento más triste de su carrera.

La vida del tenista es una vorágine que no tiene pausa, viajando constantemente y sin ver a la familia, y todo este tiempo, a pesar de la desazón por estar suspendido, el argentino hizo de todo y nunca dejo de entrenar, pero lo más lindo es que pudo compartir tiempo con su hijo, “Desde el día uno que me suspendieron sabía que tenía que volver al circuito y seguir jugando y seguir entrenando que es lo que amo hacer y me gusta hacer. Vivo al lado del club de mis viejos, me levantaba y tenía la cancha al lado de mi casa y eso es mi pasión por el tenis. Todo este tiempo tuve tiempo de hacer de todo, corrí una maratón, me puse un complejo en el club de mi familia donde pusimos canchas de futbol, una cancha de tenis rápida para entrenar. Corrí 4 maratones, estudie inglés, soy papa y me aboqué mucho en mi hijo ya que cuando sos jugador viajas 27 semanas al año y no tenes tiempo para dedicarle lo que lleva un hijo y eso fue muy importante para mí”.

El jugador de Merlo, ciudad de Buenos Aires, recuerda el partido con el estadounidense Frances Tiafoe en el Masters 1000 de Miami en 2018, donde tuvo que jugar con la cabeza en otro lado, “El día anterior tuve 8 horas de juicio cuando fui a jugar con Frances Tiafoe y eso repercute en la cancha y en vez de pensar en el rival estaba penando en el juicio, lo que menos pensaba era en el partido”.

En las palabras de Nicolás se nota que está arrepentido de lo hecho, recordando como fue el proceso de toda la investigación y que el apoyo en su familia fue fundamental, “La investigación desde que yo arreglo el partido de Lapentti hasta el día que me suspenden había momentos que me relajaba hasta que me llegaba un mail que pedían cosas como resumen de llamadas, eso era horrible. Espantoso. A mi familia fue a los primeros que les avise. Cuando termino el partido, me acuerdo ese torneo estaba solo, después que termino el mismo seguía teniendo mucha repercusión en los medios. Como que ellos habían sospechado y el partido

salía por livestream. Obviamente hasta el día de hoy les costó entenderlo, no sé si tenía la necesidad económica de hacerlo o no en ese momento, ellos me bancaban a fondo pero yo no quería seguir dependiendo de mis viejos. Ahora me lo pongo a pensar y en ese momento tenía 21 años, un hijo de un año y meses, me estaba separando, pero no son justificativos para limpiarme”.

“Fue el momento que me llego, obviamente contarle a un amigo a otro persona es distinto que a tu hijo que es lo que más querés en el mundo y le tenía que decir la verdad, se lo conté con ciertas palabras para que entienda y lo que me dijo ahora vas a estar más tiempo conmigo”, comentó entre seriedad y risas cuando tuvo que decirle la verdad al hijo y la reacción del mismo.

Siguiendo con el tema de la sanción, repaso el momento por el que pasaba y por lo que cree que tomo tal decisión, “Lo que paso fue haces 6 años. Los sentimiento son diferentes, en eso momento estaba ascendiendo en el ranking me estaba yendo bien, había jugado dos finales de Challenger, había jugado interclubes en suiza y me había quedado muy poca plata. Le seguía pidiendo plata a mis viejos y no podía viajar con entrenador a los torneos y no podía bancarme solo y más teniendo un hijo y creo que más que nada fue por ese lado que cometí ese error. Obviamente estas solo, fue un impulso, y creo que si estaba acompañado ene se torneo seguro que ni se me cruzaba hacerlo”.

Con su vuelta en unos meses, sabe que tendrá que volver desde cero y está agradecido a varios jugadores que lo acompañaron en este tiempo, “Claramente voy a tener que jugar Futures y las Qualis, ojala pueda conseguir invitaciones para algunos torneos y salir rápido de los Futures. El camino lo hizo y sé por dónde es, pero me toca arrancar por los Futures. Entrenando con peque, cuevas: es una motivación enorme entrenar con el peque o Cuevas y los demás chicos, que me llamen para entrenar que me tenga en cuenta, siempre estoy agradecido con ellos y fue como para medirme en el nivel que estaba y que estoy. Desde que me suspendieron nunca deje de entrenar”.

“En ese momento estaba 70 del mundo, 5 de Argentina, jugando como Copa Davis y fue un golpe duro tanto en mi carrera como en mi vida, pero no es la muerte de nadie, hay que mirar para adelante y afrontar lo que le toca a cada uno. Lo que yo cometí es un delito muy grave en el mundo del tenis, yo no medí consecuencias. Es muy complicado. No me daba cuenta que estaba haciendo”, dijo Nicolás.

La Unidad de Integridad del Tenis es la encargada de todo este tipo de situaciones, y Kicker deja en claro cuál es la función principal, “Ellos están para protegernos a nosotros, viene un grupo de apostadores y vos tenes que ir y reportárselos. Es un tema muy complicado, cosas que yo tampoco no lo sé. Mi abogado esta más metido en el tema”.

La vida del tenista cuando recién arranca se hace complicado, más en el rubro económico y Nico explicó porque muchos acceden y como operan este grupo que le hace tan mal al tenis, “Ahí es cuando el jugador de tenis es más vulnerable, en el momento que sos joven no te alcanza la plata para viajar y es ahí donde apuntan los grupos de apostadores. Te prometen muchas cosas que son mentiras y son muchos los que acceden. Me habían contactado antes de Guayaquil, pero el primer acercamiento me habían dicho que era sponsor, que me daban

un auto para manejarme acá en Buenos Aires y te van llevando por ese camino. En una gira de Europa me dijeron que eran apostadores y yo ahí medio que los corte y cuando llego a Barranquilla ahí me ofrecen tanta cantidad de dinero y ahí es cuando decidí aceptar. Me contactaron por Facebook pero la verdad que ya no quiero recordar más ese momento”.

Para el final expresó el deseo de jugar mucho tiempo y que le pidió consejos a Guillermo Cañas, que paso por una situación parecida, “Ojala que pueda jugar hasta los 35-36 y poder cumplir mi meta que es estar dentro de los 30 mejores del mundo. Antes que me suspendan tenía pensado jugar hasta los 31. Pero voy a tener que jugar un poco más. Cuando me habían suspendido me junte con Guillermo Cañas para hablar sobre como lo había llevado la suspensión muchas otras cosas, como se mantuvo entrenando ese tiempo, y me aconsejo muy bien, ojala pueda volver como él o como Chela que gano como cinco Challenger seguidos”.

ATP

Horacio Zeballos: “Se hace duro, largo y hay que aguantar y mientras tanto disfrutar”

Published

on

El argentino se encuentra realizando la cuarentena en la ciudad de Buenos Aires y mientras tanto sigue entrenando físicamente y algo con la raqueta, sumado a disfrutar de su familia. Por Javier Ayala.

Horacio Zeballos es sinónimo de Viña del Mar 2013. No hay manera de no recordar la final que le gano a Rafael Nadal para conquistar su primer y único título ATP como singlista. A pesar de levantar el trofeo para Horacio fue su primera victoria ante un Top Ten y el primero zurdo en vencer a Rafa en polvo de ladrillo.

“Esa final la vi muchísimas veces. El otro día lo vi de nuevo, de hecho… y lo disfruto como si fuera la primera vez y no me canso de verlo. Me motiva”, reconoce desde su casa con una sonrisa.

En la actualidad, el nacido en la ciudad de Mar del Plata, se encuentra en su departamento de Buenos Aires con su mujer y sus dos hijos. “Ahora me están exprimiendo un montón…Pero también trato de hacer planes con mi mujer entre mis entrenamientos y disfrutar el día a día”, bromeó el argentino.

La pandemia del Coronavirus golpeo al mundo, lo dejo sin actividades y todo el mundo tiene que cuidarse, “Obviamente estamos cuidándonos muchísimo y saliendo una sola vez por semana al súper… pero estoy seguro que también se disfruta de estar más tiempo con la familia y cuidándonos entre todos. Se hace duro, largo y hay que aguantar y mientras tanto disfrutar”.

“Hago físico, cuatro o cinco veces por semana, con algunos trabajos que me manda el PF. Empecé a hacer voleas contra la pared para trabajar el antebrazo y por lo menos sentir la raqueta en la mano, para no perder los cayos y evitar que me salgan ampollas cuando volvamos”, explicó el primer doblista argentino en meterse dentro de los 10 mejores del mundo.

Actual número 4 del mundo en el circuito de dobles, pero que llegó a estar en el tercer lugar del escalafón, admite todo el tiempo libre que tienen cuando están de gira, cosa que hoy no sucede, “Justamente en estos momentos te das cuenta todo el tiempo libre que te queda cuando estas afuera, de gira. Ahora que tengo dos chicos, Fausto que está por cumplir 2 años y Emma que tiene 3, se nota muchísimo más, cuando no me acompañan se nota y el día no se me pasa más y se me hace larguísimo: no me llego a cansar, porque más allá de los partidos o de entrenar tengo muchas horas para recuperar “.

En su carrera como singlista, Horacio alcanzó el puesto 39 de ranking en el año 2013, pero como doblista sin dudas su carrera es superior, “Estoy contento y emocionado de haber llegado al No. 3 del mundo y hoy ser Top5. No me lo esperaba que llegara tan rápido”.

En pareja ha ganado 15 títulos y lo ya mencionado en el ranking mundial, y admite que gracias a todos estos logros no extraña tanto el singles, “Que Me me haya empezado a ir bien en el dobles y haya podido lograr objetivos y la hazaña de haber sido el primer argentino en ser Top 10 hace que no extrañe tanto el single porque pude lograr cosas con el dobles… cada tanto igual miro la final contra Rafa o partidos que jugué y me encanta verlos o recordarlos”.

A pesar que no sabe cuándo volverán a la actividad, Horacio no dejará de entrenar, “Ahora toca seguir mejorando, entrenando, tengo el deseo de ir por más… Esa es la clave del éxito”.

Continue Reading

ATP

Nicolás Massú fue categórico: “Va a haber un antes y un después para la humanidad”

Damián Tiscornia

Published

on

El entrenador del austríaco Dominic Thiem habló en una entrevista del momento que atraviesa el planeta por el coronavirus. Por Damián Tiscornia.

Lo rápido que se está expandiendo el coronavirus por el mundo obligó a las autoridades a suspender y/o postergar diversos eventos deportivos que todos los años reúnen a una cantidad importante de aficionados. El virus que tuvo su primer foco de infección en la ciudad de Wuhan está ocasionando problemas de diversa índole a nivel mundial.

“Esta es una situación que absolutamente nadie se podría imaginar. Creo que después de esto, va a haber un antes y un después para la humanidad. Es una situación muy complicada pero estoy seguro que conseguiremos salir hacia adelante”, declaró sobre este momento Nicolás Massú, en una entrevista que concedió al diario El Mercurio.

“Esta no es una situación en la que un jugador está lesionado y no pueda jugar durante un par de meses. Aquí todos están con la misma situación y están en sus casas intentando mantener la forma física, con la esperanza de que esto pase cuanto antes y puedan volver a competir con total normalidad”, resaltó.

El Vampiro, medalla de oro de dobles en Atenas 2004, también hizo referencia a cuál será la clave para derrotar a esta pandemia. “De esto tenemos que salir todos juntos, cuidándonos, haciendo caso (…) Es un momento muy difícil, de mucha tristeza, pero hay que saber también que depende de nosotros el poder salir adelante para volver a tener la vida que teníamos”, sostuvo.
Al ser consultado sobre qué tipo de trabajo realiza en su domicilio, el chileno declaró: “trabajo mucho en el computador, veo muchos partidos, temas relacionados con el tenis, ordeno mis cosas. Hago harto ejercicio, una o dos veces al día, así que armé un pequeño gimnasio en la terraza de mi departamento”.

Más allá de todo, Massú afirmó que está al tanto de lo que sucede en el mundo con el coronavirus. “Obviamente también estoy pendiente de lo que pasa en el mundo, viendo noticias (…) Y hablo harto con mis amigos que están en lugares donde la situación está más complicada”, dijo.

Continue Reading

ATP

Robin Soderling: “Cuando estás muy enfermo, te das cuenta que tu salud es lo más importante, y no el tenis”

Published

on

El ex tenista sueco, quien tuvo que retirarse de la actividad a los 27 años, en el mejor momento de su carrera, a causa de una mononucleosis que no lo dejaba competir, se desahogó y comentó lo más triste de su historial. Por Javier Ayala.

Cuando nombramos o escuchamos el nombre de Robin Soderling, sin ninguna duda nos remonta al año 2009, cuando por los octavos de final de Roland Garros venció a Rafael Nadal por 6-2 6-7(2) 6-4 y 7-6(2) para sucumbir a todo el Bois de Boulogne.

En una entrevista con “Behind the racquet”, el sueco de 35 años, desmembró todo lo que paso por aquel entonces con palabras crudas, pero que explican paso a paso todo lo que tuvo que atravesar por culpa de la mononucleosis.

“Retirarme fue una decisión extremadamente difícil. Jugué mi último partido cuando solo tenía 27 años. Aún me quedaban muchos años de tenis y estaba en el mejor momento de mi carrera cuando tuve la mononucleosis. Me diagnosticaron que estaba estresado, cansado y agotado. A pesar de esto, seguí jugando pero enfermaba en todo momento porque mi sistema inmune estaba débil. Dentro de mi mente, sabía que algo no iba bien. Aunque jugaba bien, tenía muchos altibajos, hasta que contraje la mono. Siento que la combinación de los entrenos con mi mal sistema inmunitario, me afectó. La mono fue lo último que mi cuerpo podía soportar”, comenzó el vikingo.

Alcanzando su mejor ranking en el año 2015, pisando el puesto 4 del escalafón, Soderling recuerda lo que le dijeron los médicos, “Los doctores dicen que primero la contraje en Indian Wells 2011. No iba mal al principio, pero empeoró tras mi último torneo en Bastad. No pude salir de casa en seis meses. Solo después de un año empecé a sentirme mejor. Podía entrenar un poco pero al aumentar la intensidad, los síntomas regresaban. Me volvía el cansancio y la fiebre. Intenté volver en tres años distintos, pero no pude lograrlo. Fue muy frustrante. Pagué un peaje en mi mente y acepté que quizá nunca podría volver a regresar al tenis”.

Cuando llegó el momento de decir basta, fue duro, pero fue una gran relajación para él, “Cuando finalmente acepté la decisión de parar, fue difícil, pero también fue un alivio. Ya no tenía que luchar para volver y vivir en esta incertidumbre. Fue entonces cuando pude pensar cómo iba a vivir mi vida de nuevo. Al principio fue raro, porque ya no tenía que pensar en el tenis. Ya no me importaba regresar. Cuando estás muy enfermo, te das cuenta que tu salud es lo más importante. Es curioso, porque durante mi carrera, el tenis era lo único que me importaba. En aquel momento, solo quería ponerme bien”.

El jugador escandinavo, tuvo una gran carrera, en donde conquistó 10 títulos en total, y recordó que por mucho tiempo no vio tenis, “Tiempo después, empecé a ver tenis en la tele y veía a los jugadores contra los que jugaba. Empecé a desear el estar en la pista de nuevo, compitiendo. Mentalmente fue furo. Me tomó cinco años poder volver a entrenar de la forma en la que quería. Después de tanto tiempo, ya sentía que había pasado demasiado tiempo como para regresar y tampoco tenía la energía necesaria para hacerlo”.

“Hay momentos en los que me culpo a mí mismo, en los que desearía poder dar un paso atrás y no haberme tomado las cosas tan en serio. Vivía en esa burbuja donde todo era tenis. Ahora, lo veo solo como un deporte. Mi problema fue que no tenía ese botón de encendido y apagado. No podía cambiar mi mentalidad entre partidos, entrenamientos y tiempo fuera de la pista. En el tenis no existen tiempos fuera de temporada. Es un deporte que no te permite desconectar e incluso en vacaciones tienes que cuidar de tu cuerpo”, se culpa en no poder desconectarse del tenis ni un solo segundo y en no haber estudiado alguna carrera para el futuro después del tenis, “Si ahora miro atrás, desearía haber pensado en algo más que tenis. Desearía haber estudiado algo con 20 o 21 años, cuando ya empecé a pensar qué haría tras dejar el tenis. Las carreras en el tenis no son largas y el final llega más rápido de lo que crees. Tener algo en lo que pensar fuera del tenis, te permite quitarte un poco de presión. Pensaba que solo debía pensar en el tenis, respirar tenis todo el rato. Creo que esta no es la fórmula correcta”.

Para culminar, rememoró aquel partido con Rafa Nadal en el court central de Roland Garros, “La gente siempre se acuerda cuando gané a Nadal en Roland Garros 2009. Fue una gran sensación. Creo que nadie en el mundo esperaba que yo ganara ese partido. Fue extraño, porque justo después del apretón de manos, me di cuenta que no era la final. Pensé para mí mismo: No estés muy feliz, no te relajes. No quería ser ese jugador que ganó a Rafa pero que luego perdió en la final. Quería estar concentrado porque si te relajas, pierdes un partido de forma fácil. En ese momento, no me di cuenta de lo que había logrado. Cuando llegué al vestuario, tenía como 350 mensajes y fue ahí cuando empecé a darme cuenta que aquello era grande. Aprecio el apoyo que tuve aquel día y que sigo teniendo por ganar ese partido pero la verdadera historia es Nadal. Nunca veremos a nadie ganar 12 Roland Garros de nuevo”.

Continue Reading
Advertisement code here

Tendencias