Connect with us

ATP

Juan Sebastián Cabal, de estar a punto de abandonar el tenis a ganar 2 Grand Slams

Iván Tricárico

Published

on

El colombiano, quien en 2005 estuvo al borde del retiro y actualmente ocupa la segunda plaza del ranking mundial de dobles, recordó el episodio que casi lo aleja de las canchas. Por Iván Tricárico.

Hace 15 años, el oriundo de Cali lleva una marca en su piel, una cicatriz en su rodilla izquierda, la cual ve en cada momento y le recuerda que estuvo al borde de dejarlo todo. “La veo todos los días, y me recuerda momentos oscuros que viví, así como las enseñanzas que me dejaron”, reconoció uno de los mejores doblistas de la actualidad.

“En 2005 no imaginaba estar en esta posición, en lo más alto del ranking y con títulos de Grand Slam”, confesó el compañero de Robert Farah.

Volviendo a aquella situación que casi lo obligó a abandonar lo que más ama, el cafetero manifestó que en lo único que pensaba en ese entonces era en que su rodilla sanara para no tener que usar bastón el resto de su vida. La lesión se produjo durante un torneo en México en 2005, cuando un mal movimiento le desprendió el menisco lateral y le rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda.

Desde el primer momento, volver a jugar al tenis era algo prácticamente imposible, pero el tenista de 33 años nunca se dio por vencido y con tan sólo 21 años luchó contra todo pronóstico para seguir jugando. “Fueron casi dos años para estar otra vez al 100%”, Fueron 5 meses en muletas, 3 en bastón. A los 8 meses pude volver a trotar, aunque muy suavemente. Y un año después tuve otra cirugía para limpiar la herida porque me molestaba”, agregó

“Tenía 6 horas de terapia al día. Sufría mucho, pero había que recuperar la movilidad, la fuerza. Perdí toda la musculatura. Pero tuve el apoyo de Colsánitas, mi sponsor, que puso grandes profesionales a mi lado que me ayudaron a recuperarme y no decaer. Solo hasta enero de 2007 pude sentir que ya podía jugar al 100% sin ninguna molestia. Todavía me siento orgulloso de superar esa adversidad y de poder seguir haciendo lo que más me ha apasionado en la vida”, continuó el número 2 del mundo de la especialidad por parejas.

Luego de luchar tanto tiempo, el tenis le dio su primera gran satisfacción al colombiano. En 2011 alcanzó la final de dobles de Roland Garros junto al argentino Eduardo Schwank. En aquella definición perdieron con el bielorruso Max Mirny y el canadiense Daniel Nestor. Gracias a esta actuación, Juan Sebastián Cabal se metió por primera vez en su carrera entre los mejores 40 jugadores de la modalidad, lo que le permitió más tarde jugar por primera vez Wimbledon, donde hizo pareja con Farah.

Desde ese momento, la pareja colombiano no paró de crecer. Hasta hoy, sumaron 265 triunfos como dupla y ganaron 16 títulos, incluyendo Wimbledon y el US Open 2019. “Hemos hecho las cosas muy bien todo este tiempo. Tenemos muchas ganas de que sean muchas más temporadas así. Ojalá podamos estar mucho más tiempo jugando y dándole buenos resultados al tenis colombiano”, concluyó el de Cali.

ATP

Horacio Zeballos: “Se hace duro, largo y hay que aguantar y mientras tanto disfrutar”

Published

on

El argentino se encuentra realizando la cuarentena en la ciudad de Buenos Aires y mientras tanto sigue entrenando físicamente y algo con la raqueta, sumado a disfrutar de su familia. Por Javier Ayala.

Horacio Zeballos es sinónimo de Viña del Mar 2013. No hay manera de no recordar la final que le gano a Rafael Nadal para conquistar su primer y único título ATP como singlista. A pesar de levantar el trofeo para Horacio fue su primera victoria ante un Top Ten y el primero zurdo en vencer a Rafa en polvo de ladrillo.

“Esa final la vi muchísimas veces. El otro día lo vi de nuevo, de hecho… y lo disfruto como si fuera la primera vez y no me canso de verlo. Me motiva”, reconoce desde su casa con una sonrisa.

En la actualidad, el nacido en la ciudad de Mar del Plata, se encuentra en su departamento de Buenos Aires con su mujer y sus dos hijos. “Ahora me están exprimiendo un montón…Pero también trato de hacer planes con mi mujer entre mis entrenamientos y disfrutar el día a día”, bromeó el argentino.

La pandemia del Coronavirus golpeo al mundo, lo dejo sin actividades y todo el mundo tiene que cuidarse, “Obviamente estamos cuidándonos muchísimo y saliendo una sola vez por semana al súper… pero estoy seguro que también se disfruta de estar más tiempo con la familia y cuidándonos entre todos. Se hace duro, largo y hay que aguantar y mientras tanto disfrutar”.

“Hago físico, cuatro o cinco veces por semana, con algunos trabajos que me manda el PF. Empecé a hacer voleas contra la pared para trabajar el antebrazo y por lo menos sentir la raqueta en la mano, para no perder los cayos y evitar que me salgan ampollas cuando volvamos”, explicó el primer doblista argentino en meterse dentro de los 10 mejores del mundo.

Actual número 4 del mundo en el circuito de dobles, pero que llegó a estar en el tercer lugar del escalafón, admite todo el tiempo libre que tienen cuando están de gira, cosa que hoy no sucede, “Justamente en estos momentos te das cuenta todo el tiempo libre que te queda cuando estas afuera, de gira. Ahora que tengo dos chicos, Fausto que está por cumplir 2 años y Emma que tiene 3, se nota muchísimo más, cuando no me acompañan se nota y el día no se me pasa más y se me hace larguísimo: no me llego a cansar, porque más allá de los partidos o de entrenar tengo muchas horas para recuperar “.

En su carrera como singlista, Horacio alcanzó el puesto 39 de ranking en el año 2013, pero como doblista sin dudas su carrera es superior, “Estoy contento y emocionado de haber llegado al No. 3 del mundo y hoy ser Top5. No me lo esperaba que llegara tan rápido”.

En pareja ha ganado 15 títulos y lo ya mencionado en el ranking mundial, y admite que gracias a todos estos logros no extraña tanto el singles, “Que Me me haya empezado a ir bien en el dobles y haya podido lograr objetivos y la hazaña de haber sido el primer argentino en ser Top 10 hace que no extrañe tanto el single porque pude lograr cosas con el dobles… cada tanto igual miro la final contra Rafa o partidos que jugué y me encanta verlos o recordarlos”.

A pesar que no sabe cuándo volverán a la actividad, Horacio no dejará de entrenar, “Ahora toca seguir mejorando, entrenando, tengo el deseo de ir por más… Esa es la clave del éxito”.

Continue Reading

ATP

Nicolás Massú fue categórico: “Va a haber un antes y un después para la humanidad”

Damián Tiscornia

Published

on

El entrenador del austríaco Dominic Thiem habló en una entrevista del momento que atraviesa el planeta por el coronavirus. Por Damián Tiscornia.

Lo rápido que se está expandiendo el coronavirus por el mundo obligó a las autoridades a suspender y/o postergar diversos eventos deportivos que todos los años reúnen a una cantidad importante de aficionados. El virus que tuvo su primer foco de infección en la ciudad de Wuhan está ocasionando problemas de diversa índole a nivel mundial.

“Esta es una situación que absolutamente nadie se podría imaginar. Creo que después de esto, va a haber un antes y un después para la humanidad. Es una situación muy complicada pero estoy seguro que conseguiremos salir hacia adelante”, declaró sobre este momento Nicolás Massú, en una entrevista que concedió al diario El Mercurio.

“Esta no es una situación en la que un jugador está lesionado y no pueda jugar durante un par de meses. Aquí todos están con la misma situación y están en sus casas intentando mantener la forma física, con la esperanza de que esto pase cuanto antes y puedan volver a competir con total normalidad”, resaltó.

El Vampiro, medalla de oro de dobles en Atenas 2004, también hizo referencia a cuál será la clave para derrotar a esta pandemia. “De esto tenemos que salir todos juntos, cuidándonos, haciendo caso (…) Es un momento muy difícil, de mucha tristeza, pero hay que saber también que depende de nosotros el poder salir adelante para volver a tener la vida que teníamos”, sostuvo.
Al ser consultado sobre qué tipo de trabajo realiza en su domicilio, el chileno declaró: “trabajo mucho en el computador, veo muchos partidos, temas relacionados con el tenis, ordeno mis cosas. Hago harto ejercicio, una o dos veces al día, así que armé un pequeño gimnasio en la terraza de mi departamento”.

Más allá de todo, Massú afirmó que está al tanto de lo que sucede en el mundo con el coronavirus. “Obviamente también estoy pendiente de lo que pasa en el mundo, viendo noticias (…) Y hablo harto con mis amigos que están en lugares donde la situación está más complicada”, dijo.

Continue Reading

ATP

Robin Soderling: “Cuando estás muy enfermo, te das cuenta que tu salud es lo más importante, y no el tenis”

Published

on

El ex tenista sueco, quien tuvo que retirarse de la actividad a los 27 años, en el mejor momento de su carrera, a causa de una mononucleosis que no lo dejaba competir, se desahogó y comentó lo más triste de su historial. Por Javier Ayala.

Cuando nombramos o escuchamos el nombre de Robin Soderling, sin ninguna duda nos remonta al año 2009, cuando por los octavos de final de Roland Garros venció a Rafael Nadal por 6-2 6-7(2) 6-4 y 7-6(2) para sucumbir a todo el Bois de Boulogne.

En una entrevista con “Behind the racquet”, el sueco de 35 años, desmembró todo lo que paso por aquel entonces con palabras crudas, pero que explican paso a paso todo lo que tuvo que atravesar por culpa de la mononucleosis.

“Retirarme fue una decisión extremadamente difícil. Jugué mi último partido cuando solo tenía 27 años. Aún me quedaban muchos años de tenis y estaba en el mejor momento de mi carrera cuando tuve la mononucleosis. Me diagnosticaron que estaba estresado, cansado y agotado. A pesar de esto, seguí jugando pero enfermaba en todo momento porque mi sistema inmune estaba débil. Dentro de mi mente, sabía que algo no iba bien. Aunque jugaba bien, tenía muchos altibajos, hasta que contraje la mono. Siento que la combinación de los entrenos con mi mal sistema inmunitario, me afectó. La mono fue lo último que mi cuerpo podía soportar”, comenzó el vikingo.

Alcanzando su mejor ranking en el año 2015, pisando el puesto 4 del escalafón, Soderling recuerda lo que le dijeron los médicos, “Los doctores dicen que primero la contraje en Indian Wells 2011. No iba mal al principio, pero empeoró tras mi último torneo en Bastad. No pude salir de casa en seis meses. Solo después de un año empecé a sentirme mejor. Podía entrenar un poco pero al aumentar la intensidad, los síntomas regresaban. Me volvía el cansancio y la fiebre. Intenté volver en tres años distintos, pero no pude lograrlo. Fue muy frustrante. Pagué un peaje en mi mente y acepté que quizá nunca podría volver a regresar al tenis”.

Cuando llegó el momento de decir basta, fue duro, pero fue una gran relajación para él, “Cuando finalmente acepté la decisión de parar, fue difícil, pero también fue un alivio. Ya no tenía que luchar para volver y vivir en esta incertidumbre. Fue entonces cuando pude pensar cómo iba a vivir mi vida de nuevo. Al principio fue raro, porque ya no tenía que pensar en el tenis. Ya no me importaba regresar. Cuando estás muy enfermo, te das cuenta que tu salud es lo más importante. Es curioso, porque durante mi carrera, el tenis era lo único que me importaba. En aquel momento, solo quería ponerme bien”.

El jugador escandinavo, tuvo una gran carrera, en donde conquistó 10 títulos en total, y recordó que por mucho tiempo no vio tenis, “Tiempo después, empecé a ver tenis en la tele y veía a los jugadores contra los que jugaba. Empecé a desear el estar en la pista de nuevo, compitiendo. Mentalmente fue furo. Me tomó cinco años poder volver a entrenar de la forma en la que quería. Después de tanto tiempo, ya sentía que había pasado demasiado tiempo como para regresar y tampoco tenía la energía necesaria para hacerlo”.

“Hay momentos en los que me culpo a mí mismo, en los que desearía poder dar un paso atrás y no haberme tomado las cosas tan en serio. Vivía en esa burbuja donde todo era tenis. Ahora, lo veo solo como un deporte. Mi problema fue que no tenía ese botón de encendido y apagado. No podía cambiar mi mentalidad entre partidos, entrenamientos y tiempo fuera de la pista. En el tenis no existen tiempos fuera de temporada. Es un deporte que no te permite desconectar e incluso en vacaciones tienes que cuidar de tu cuerpo”, se culpa en no poder desconectarse del tenis ni un solo segundo y en no haber estudiado alguna carrera para el futuro después del tenis, “Si ahora miro atrás, desearía haber pensado en algo más que tenis. Desearía haber estudiado algo con 20 o 21 años, cuando ya empecé a pensar qué haría tras dejar el tenis. Las carreras en el tenis no son largas y el final llega más rápido de lo que crees. Tener algo en lo que pensar fuera del tenis, te permite quitarte un poco de presión. Pensaba que solo debía pensar en el tenis, respirar tenis todo el rato. Creo que esta no es la fórmula correcta”.

Para culminar, rememoró aquel partido con Rafa Nadal en el court central de Roland Garros, “La gente siempre se acuerda cuando gané a Nadal en Roland Garros 2009. Fue una gran sensación. Creo que nadie en el mundo esperaba que yo ganara ese partido. Fue extraño, porque justo después del apretón de manos, me di cuenta que no era la final. Pensé para mí mismo: No estés muy feliz, no te relajes. No quería ser ese jugador que ganó a Rafa pero que luego perdió en la final. Quería estar concentrado porque si te relajas, pierdes un partido de forma fácil. En ese momento, no me di cuenta de lo que había logrado. Cuando llegué al vestuario, tenía como 350 mensajes y fue ahí cuando empecé a darme cuenta que aquello era grande. Aprecio el apoyo que tuve aquel día y que sigo teniendo por ganar ese partido pero la verdadera historia es Nadal. Nunca veremos a nadie ganar 12 Roland Garros de nuevo”.

Continue Reading
Advertisement code here

Tendencias