Connect with us

ATP

Robin Soderling: “Cuando estás muy enfermo, te das cuenta que tu salud es lo más importante, y no el tenis”

Javier Germán Ayala

Published

on

El ex tenista sueco, quien tuvo que retirarse de la actividad a los 27 años, en el mejor momento de su carrera, a causa de una mononucleosis que no lo dejaba competir, se desahogó y comentó lo más triste de su historial. Por Javier Ayala.

Cuando nombramos o escuchamos el nombre de Robin Soderling, sin ninguna duda nos remonta al año 2009, cuando por los octavos de final de Roland Garros venció a Rafael Nadal por 6-2 6-7(2) 6-4 y 7-6(2) para sucumbir a todo el Bois de Boulogne.

En una entrevista con “Behind the racquet”, el sueco de 35 años, desmembró todo lo que paso por aquel entonces con palabras crudas, pero que explican paso a paso todo lo que tuvo que atravesar por culpa de la mononucleosis.

“Retirarme fue una decisión extremadamente difícil. Jugué mi último partido cuando solo tenía 27 años. Aún me quedaban muchos años de tenis y estaba en el mejor momento de mi carrera cuando tuve la mononucleosis. Me diagnosticaron que estaba estresado, cansado y agotado. A pesar de esto, seguí jugando pero enfermaba en todo momento porque mi sistema inmune estaba débil. Dentro de mi mente, sabía que algo no iba bien. Aunque jugaba bien, tenía muchos altibajos, hasta que contraje la mono. Siento que la combinación de los entrenos con mi mal sistema inmunitario, me afectó. La mono fue lo último que mi cuerpo podía soportar”, comenzó el vikingo.

Alcanzando su mejor ranking en el año 2015, pisando el puesto 4 del escalafón, Soderling recuerda lo que le dijeron los médicos, “Los doctores dicen que primero la contraje en Indian Wells 2011. No iba mal al principio, pero empeoró tras mi último torneo en Bastad. No pude salir de casa en seis meses. Solo después de un año empecé a sentirme mejor. Podía entrenar un poco pero al aumentar la intensidad, los síntomas regresaban. Me volvía el cansancio y la fiebre. Intenté volver en tres años distintos, pero no pude lograrlo. Fue muy frustrante. Pagué un peaje en mi mente y acepté que quizá nunca podría volver a regresar al tenis”.

Cuando llegó el momento de decir basta, fue duro, pero fue una gran relajación para él, “Cuando finalmente acepté la decisión de parar, fue difícil, pero también fue un alivio. Ya no tenía que luchar para volver y vivir en esta incertidumbre. Fue entonces cuando pude pensar cómo iba a vivir mi vida de nuevo. Al principio fue raro, porque ya no tenía que pensar en el tenis. Ya no me importaba regresar. Cuando estás muy enfermo, te das cuenta que tu salud es lo más importante. Es curioso, porque durante mi carrera, el tenis era lo único que me importaba. En aquel momento, solo quería ponerme bien”.

El jugador escandinavo, tuvo una gran carrera, en donde conquistó 10 títulos en total, y recordó que por mucho tiempo no vio tenis, “Tiempo después, empecé a ver tenis en la tele y veía a los jugadores contra los que jugaba. Empecé a desear el estar en la pista de nuevo, compitiendo. Mentalmente fue furo. Me tomó cinco años poder volver a entrenar de la forma en la que quería. Después de tanto tiempo, ya sentía que había pasado demasiado tiempo como para regresar y tampoco tenía la energía necesaria para hacerlo”.

“Hay momentos en los que me culpo a mí mismo, en los que desearía poder dar un paso atrás y no haberme tomado las cosas tan en serio. Vivía en esa burbuja donde todo era tenis. Ahora, lo veo solo como un deporte. Mi problema fue que no tenía ese botón de encendido y apagado. No podía cambiar mi mentalidad entre partidos, entrenamientos y tiempo fuera de la pista. En el tenis no existen tiempos fuera de temporada. Es un deporte que no te permite desconectar e incluso en vacaciones tienes que cuidar de tu cuerpo”, se culpa en no poder desconectarse del tenis ni un solo segundo y en no haber estudiado alguna carrera para el futuro después del tenis, “Si ahora miro atrás, desearía haber pensado en algo más que tenis. Desearía haber estudiado algo con 20 o 21 años, cuando ya empecé a pensar qué haría tras dejar el tenis. Las carreras en el tenis no son largas y el final llega más rápido de lo que crees. Tener algo en lo que pensar fuera del tenis, te permite quitarte un poco de presión. Pensaba que solo debía pensar en el tenis, respirar tenis todo el rato. Creo que esta no es la fórmula correcta”.

Para culminar, rememoró aquel partido con Rafa Nadal en el court central de Roland Garros, “La gente siempre se acuerda cuando gané a Nadal en Roland Garros 2009. Fue una gran sensación. Creo que nadie en el mundo esperaba que yo ganara ese partido. Fue extraño, porque justo después del apretón de manos, me di cuenta que no era la final. Pensé para mí mismo: No estés muy feliz, no te relajes. No quería ser ese jugador que ganó a Rafa pero que luego perdió en la final. Quería estar concentrado porque si te relajas, pierdes un partido de forma fácil. En ese momento, no me di cuenta de lo que había logrado. Cuando llegué al vestuario, tenía como 350 mensajes y fue ahí cuando empecé a darme cuenta que aquello era grande. Aprecio el apoyo que tuve aquel día y que sigo teniendo por ganar ese partido pero la verdadera historia es Nadal. Nunca veremos a nadie ganar 12 Roland Garros de nuevo”.

ATP

Andrey Rublev, Kaizer de Hamburgo

Published

on

El ruso venció al girego Stefano Tsitsipas en la final y se consagró en el ATP 500 alemán. Por Matías Romero.

El quinto quinto cabeza de serie, Rublev batalló ante el griego, segundo favorito, durante dos horas y veinte minutos de juego para derrotarlo por 6-4, 3-6 y 7-5.

De esta forma, el tenista de 22 años alcanzó el quinto título de su carrera y el tercero de la temporada, tras obtener los torneos de Doha y Adelaida.

El moscovita, quién había llegado a la final durante la edición anterior en 2019, sumó 210 puntos, llegando así a 2624, números que lo depositan en el duodécimo lugar del ranking ATP, su mejor posición histórica.

El oriundo de Moscú llegará con otra cara a Roland Garros. Motivado, y con muchas chances de ser top ten por primera vez en su carrera, ya que no disputó el torneo en la temporada anterior.

Ambos tenistas viajarán rápidamente a París, donde partirán como preclasificados. Andrey debutará ante el estadounidense Sam Querrey, mientras que Stefano Tsitsipas lo hará ante Jaume Munar.

Continue Reading

ATP

Andrey Rublev, una vez más en la final de Hamburgo

Iván Tricárico

Published

on

El ruso superó en sets corridos al noruego Casper Ruud y se instaló en la definición del certamen alemán que se disputa sobre polvo de ladrillo. Por Iván Tricárico.

A paso firme. El número 14 del mundo se impuso por 6-4 y 6-2 en una hora y 25 minutos de juego y extendió su gran presente también sobre la arcilla europea.

Luego de ceder en la segunda ronda del Masters 1000 de Roma, el moscovita, quien llegara hasta los cuartos de final del US Open, logró adaptarse al cambio de superficie y accedió a la final del ATP 500 de Hamburgo cediendo sólo en set en toda la semana.

El ruso, finalista el año pasado en este certamen, buscará su tercer título del año luego de las conquistas de Qatar y Adelaida a comienzos de temporada, y el primer ATP 500 de su carrera profesional. El último Zar en ganar el Abierto de Hamburgo fue Nikolay Davydenko en 2009.

El rival de Andrey Rublev en la gran final del domingo saldrá del duelo que protagonizarán el griego Stefanos Tsitsipas y el chielno Chirstian Garín. En caso de levantar el trofeo de campeón, el oriundo de Moscú volverá a la 12° posición del ranking mundial.

Continue Reading

ATP

Cuevas dio pelea pero no pudo con Tsitsipas en Hamburgo

Damián Tiscornia

Published

on

El tenista uruguayo jugó un partido de igual a igual contra el griego, pero terminó cayendo en dos sets y ahora piensa en Roland Garros. Por Damián Tiscornia.

Pablo Cuevas se despidió del ATP 500 de Hamburgo, tras caer 7-5 y 6-4 frente al griego Stefanos Tsitsipas. De esta manera, el uruguayo quedó eliminado definitivamente del torneo, dado que decidió no jugar en dobles.

Tsitsipas, que venía de caer tempranamente en Roma, necesitó 1 hora y 31 minutos para eliminar al jugador entrenado por Marcelo Filippini y Facundo Savio. El griego se mostró más eficaz a la hora de aprovechar las oportunidades de quiebre, y ahí marcó la diferencia a su favor para quedarse con el partido.

Más allá de la derrota, Cuevas tuvo una buena actuación en el torneo que en el que fue finalista en 2016, dado que el fin de semana debió superar la fase previa para meterse en el cuadro principal.

Finalizada su participación en el torneo alemán, ahora Cuevas viajará a París para disputar Roland Garros, torneo que cerrará la gira europea sobre polvo de ladrillo. Este año el salteño deberá defender la tercera ronda alcanzada en 2019, cuando perdió en cuatro sets contra el austríaco Dominic Thiem.

Tsitsipas, por su parte, jugará en cuartos de final contra el serbio Dusan Lajovic, que hoy dio una de las sorpresas de la jornada al vencer con autoridad 6-1 y 6-2 al ruso Karen Khachanov, octavo preclasificado del torneo.

Continue Reading

Tendencias