Connect with us

Challengers

Federico Coria y una temporada soñada: “el mejor año de mi carrera”

Damián Tiscornia

Published

on

El tenista rosarino, que está culminando una gran temporada hasta el momento en el circuito, habló en exclusiva con Ubitennis.es. Por Damián Tiscornia.

Federico Coria está finalizando un 2021 que está siendo muy positivo para él y le permitió dar el salto definitivo a la élite del tenis mundial, a ese sitial donde en algún momento sólo llegan unos pocos privilegiados. Un 2021 que marcará un antes y un después en su carrera deportiva y que le servirá para ser considerado de otra manera por sus pares.

“Vengo teniendo el mejor año de mi carrera”, dice el rosarino en una entrevista exclusiva con Ubitennis.es. Para confirmar su afirmación repasemos sus mejores resultados de esta temporada que está finalizando: llegó a cuartos de final en el Belgrado Open (perdiendo con Novak Djokovic en dicha instancia), fue semifinalista en el Córdoba Open y finalista en Bastad a mediados de año.

Hay otro dato que no termina siendo menor: esta temporada ganó un total de 16 partidos a nivel ATP, por lo que mejoró sustancialmente con respecto a otros años si tenemos en cuenta que llevaba tan sólo siete victorias como profesional en toda su carrera. Entre los triunfos conseguidos se destacan dos logrados en cuartos de final: contra Benoit Paire en Córdoba y contra Christián Garín en Bastad.

A nivel Challenger quien es entrenado por Andrés Schneiter también tuvo muy buenos resultados: ganó en Prostejov y fue finalista en Milan y Salzbugo. Ahora mirando a la distancia Coria reconoce que el haber jugado contra Djokovic en Belgrado y llegar a segunda ronda en Roland Garros le ayudó a conseguir esos buenos resultados. “Me dio mucha confianza para ir a los Challenger y hacer las cosas muy bien”, sostiene quien además fue semifinalista en el Uruguay Open.

A mediados de año el diestro jugador debió interrumpir la segunda parte de la gira europea sobre polvo de ladrillo para disputar los Juegos Olímpicos de Tokio. “Son torneos que se abren mucho porque los mejores del mundo están jugando los Juegos Olímpicos, pero me impulsó mucho el hecho de jugar muy bien los torneos previos”, reconoce. “Por algo pasan las cosas”, remarca el nacido en marzo de 1992.

Las deserciones de una cantidad importante de jugadores le permitieron cumplir un sueño al clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio. “Gracias tenis. Gracias a la vida. Gracias a todos los que me ayudaron hacer posible esta locura de ir a Tokio. Estoy muy emocionado y agradecido”, escribió en su cuenta de Twitter cuando se conoció la noticia. “Fue una experiencia totalmente distinta, representar a mi país por primera vez”, dice hoy tiempo después sobre aquella experiencia.

A lo vivido en los Juegos Olímpicos (donde perdió en primera ronda contra Mijaíl Kukushkin) en septiembre se sumó el haber recibido la primera convocatoria del capitán argentino Gastón Gaudio para formar parte del equipo que defendería a su país en la serie contra Bielorrusia en el Buenos Aires Lawn Tennis. “Vengo juntando muchas emociones muy fuertes este año que me van dando experiencia para afrontar los partidos”, afirma al respecto quien posee un revés a dos manos.

La convocatoria de Gaudio fue la última que realizó el ‘Gato’ como capitán argentino, dado que semanas después la dirigencia encabezada por Agustín Calleri decidió despedirlo y en su lugar contrató a Guillermo Coria, el hermano mayor de Federico. Al respecto Federico opina: “no se deben mezclar las cosas”. “Él me convocará si yo estoy haciendo las cosas bien, si me lo merezco en definitiva”, subraya.

De todas formas, Coria sabe que no será nada sencillo para él ser convocado. “Tengo mucho trabajo para ganarme el puesto porque hay muchísimos jugadores que vienen asomando”, dice y pone como ejemplos los momentos que están atravesando Sebastián Baez y Juan Manuel Cerúndolo. “Tanto los más jóvenes como los que tenemos un poco más de experiencia estamos jugando muy bien. Eso es bueno para el tenis argentino de que haya mucha competencia entre nosotros”, manifiesta.

Federico dice que ser el hermano de Guillermo Coria en su momento le costó, pero con la ayuda de psicólogos lo pudo ir dejando atrás. “Es algo con (lo que) voy a convivir. Cada vez que me preguntan por mi hermano me genera un orgullo porque hace mucho que él dejó de jugar y dejó un gran recuerdo en la gente por su manera de jugar”, dice. “Ahora lo joden a él de que es mi hermano, pero lo llevamos con tranquilidad”, agrega entre risas.

Coria está terminando la temporada situado en el puesto 69 del ránking mundial. Esto le permitirá ingresar de manera directa a todos los torneos de categoría 250 que se disputen a comienzos de la temporada 2022 y también al Australian Open. De todas maneras, es consciente que para mantenerse en ese sitial debe continuar mejorando ciertos detalles de su juego y seguir dando lo mejor en cada entrenamiento.

“Se siente mucha responsabilidad (por) el hecho de estar entre los mejores cien del mundo. Uno tiene que estar alerta y todo el tiempo tratando de ir mejorando los errores, de hacerse sólido porque hay mucha gente que intenta instalarse en ese lote”, confiesa quien es profesional desde el 2010. “Las expectativas son siempre seguir mejorando y poder jugar en ese nivel que es tan lindo”, resalta.

Por todo lo expuesto anteriormente no quedan dudas que este 2021 fue el año del despegue y consolidación de Federico Coria como tenista. Más allá de los privilegios o no que pudo haber tenido en sus comienzos por ser el hermano de Guillermo Coria, lo cierto es Federico es un jugador al que nunca le sobró nada y siempre se caracterizó por pelear cada pelota hasta el final, como si fuera la última. Por ese motivo no es nada difícil empatizar con su progreso y alegrarse por el presente deportivo que atraviesa…

Challengers

Coria termina el año ganando el Challenger de Brasilia

Damián Tiscornia

Published

on

El tenista argentino ganó su segundo título Challenger del año, cerrando así una gran temporada en lo que a resultados se refiere. Por Damián Tiscornia.

Federico Coria se consagró campeón del Challenger de Brasilia tras derrotar 7-5 y 6-3 al español Jaume Munar. De esta manera, el argentino finaliza la temporada habiendo ganado dos títulos en el circuito Challenger, tras lo realizado a mediados de año en Prostejov.

El argentino, que venía de beneficiarse por el retiro de su compatriota Juan Manuel Cerúndolo en semifinales, necesitó 2 horas y 6 minutos de juego para derrotar al segundo preclasificado del torneo, ganando el 61% de los puntos jugados con su primer servicio y quebrando el servicio de Munar en seis oportunidades.

Los 80 puntos ganados a Coria le permitirán trepar hasta el puesto 63 del ránking mundial, quedando muy cerca de su mejor posición histórica que fue 61. Coria despide la temporada habiendo ganado también el Challenger de Prostejov a mediados de año y también alcanzado las finales en Milán y Salzburgo a nivel Challenger y Bastad a nivel ATP.

“Se siente mucha responsabilidad (por) el hecho de estar entre los mejores cien del mundo. Uno tiene que estar alerta y todo el tiempo tratando de ir mejorando los errores, de hacerse sólido porque hay mucha gente que intenta instalarse en ese lote”, dijo recientemente Coria en una entrevista con Ubitennis.es. “Las expectativas son siempre seguir mejorando y poder jugar en ese nivel que es tan lindo”, resaltó.

Argentina fue el país que más títulos Challengers ganó en este 2021 con 19. Sebastián Baez fue quien más ganó con seis. Juan Manuel Cerúndolo, con tres; Coria y Tomás Etcheverry con dos; Facundo Bagnis, Pedro Cachin, Facundo Mena, Francisco Cerúndolo, Camilo Ugo Carabelli y Thiago Tirante con uno.

Continue Reading

Challengers

Punta Open anuncia que no se jugará el torneo en 2022

Damián Tiscornia

Published

on

A través de un comunicado de prensa la organización del torneo informó los motivos por los cuales no se disputará el torneo en el 2022. Por Damián Tiscornia.

La organización del Punta Open informó a través de un comunicado de prensa que el torneo estará ausente del calendario en 2022. La noticia confirmó el rumor que se corría en el ambiente y lo que incluso Ubitennis.es ya sabía desde hacía algunos días, pero que las fuentes habían solicitado reserva hasta que se hiciera oficial el anuncio.

“Hicimos todo lo posible para llevar a cabo la cuarta edición de nuestro Punta Open, pero nos encontramos con inconvenientes logísticos y económicos derivados de la pandemia que nos impidieron seguir adelante con la organización del certamen, dijo el director del torneo Marcel Felder en un comunicado que fue difundido a los medios de prensa en la tarde de este miércoles.

“Esperamos con muchas ganas tener la posibilidad de trabajar para retomar el torneo a partir del verano 2023”, agregó más adelante quien hoy en día se encuentra trabajando en los Estados Unidos.

Es el segundo año consecutivo que el Punta Open no se puede llevar adelante el torneo que tuvo su primera edición en 2019 en las instalaciones que posee el Cantegril Country Club. En las tres ediciones que se disputaron hasta el momento sus campeones fueron Guido Andreozzi en 2018 y Thiago Monteiro en 2019 y 2020.

Continue Reading

Challengers

Juan Ignacio Londero y la búsqueda consigo mismo para ir “por el buen camino”

Damián Tiscornia

Published

on

El tenista argentino Juan Ignacio Londero habló en exclusiva con Ubitennis.es y contó los motivos que lo llevaron a tener un mal comienzo de temporada este año. Por Damián Tiscornia.

Juan Ignacio Londero puede ser que no sea uno de esos tenistas que anime habitualmente los torneos, aunque siempre está metido en la conversación y sabe bien lo que significa salir campeón. Sin embargo, es un jugador dueño de una historia de superación y perseverancia que bien vale la pena narrar, indagar y admirar.

De alguna manera la vida de este cordobés nacido en Jesús María en octubre de 1993 cambió el 10 de febrero del 2019. Aquel día el diestro jugador se consagró campeón de la primera edición del Córdoba Open tras derrotar a su compatriota Guido Pella en la final, habiendo recibido una wild card de la organización para disputar el torneo porque su ránking no le permitía ingresar directamente.

En un abrir y cerrar de ojos el ‘Topo’ pasó de ser el 112 del escalafón mundial a ocupar el puesto 69. “Obviamente me llegó muy rápido” el haber ganado un torneo ATP, reconoce en entrevista exclusiva con Ubitennis.es. Sin embargo, hay algo en lo que no tiene ninguna duda por más evidente que parezca: “Mental, física y tenísticamente estaba preparado porque si no no lo ganaba”, dice.

Ese 2019 podría decirse que hasta el momento fue el mejor año de su carrera deportiva, dado que además fue finalista en Bastad, llegó a cuarta ronda de Roland Garros (perdiendo contra Rafael Nadal en dicha instancia) y terminó el año con un récord positivo de 22 victorias y 21 derrotar a nivel ATP. “Fue el trabajo de tiempo, de esfuerzo, de dedicación”, señala al respecto quien es profesional desde el 2010.

Pero así como su ascenso fue meteórico también su caída lo fue a la misma velocidad. El 2020 ya había tenido un año muy irregular (su mejor resultado fueron las semifinales alcanzadas en el Argentina Open) y en este 2021 tuvo un comienzo de temporada para el olvido con un récord de 0-8 en los primeros torneos ATP que disputó. Recién pudo ganar su primer partido ATP en el Mutua Madrid Open contra el serbio Laslo Djere, aunque no cuenta como oficial porque correspondió a la fase clasificatoria.

Ahora, ¿a qué le atribuye esos malos resultados que tuvo a principios de año? “Un montón de factores que van pesando: mentales, físicos, tenístico. Una serie de cosas que me fueron pasando”, declara. “Me fui encerrando en un agujero negro, se me hizo muy difícil salir”, se sincera más adelante el jugador que esta temporada cambió dos veces de entrenador y hoy en día es dirigido por Sebastián Prieto.

En una conferencia de prensa virtual que brindó en el Estoril Open Londero consideró que el hecho de que en marzo haya dado positivo de coronavirus también estaba repercutiendo en su rendimiento. “Mi juego requiere mucho de estar bien de energía y de peso. La verdad que me pegó bastante duro”, dijo. “Es un poco de todas las cosas”, agregó en aquel momento.

En esa misma conferencia de prensa el argentino también había manifestado su intención de parar unas semanas una vez que finalizara Wimbledon, pero finalmente no pudo hacerlo como lo había planificado. “Justo se cerró el país y no pudimos volver, así que me quedé jugando obligadamente”, afirma hoy tiempo después. “Mi idea era parar ahí y después se me juntó todo”, remarca quien hasta esta semana registraba como mejor resultado del año el haber alcanzado las semifinales del Challenger de Salzburgo.

Finalmente pudo poner una pausa cuando terminó su participación en el US Open, torneo en el que perdió en la primera ronda de la fase clasificatoria contra el local Christián Harrison. Durante cinco semanas el cordobés pudo desconectar un poco la cabeza, pasar más tiempo con su familia y estar rodeado de sus seres queridos. Pero sobre todas las cosas entrenar sin esa exigencia de tener que hacerlo en los torneos con la obligación de ganar para continuar con vida y sumar puntos para el ránking.

“Entrené, entrené físico, entrené tenis y desde ahí empecé a marcar de a poco un nuevo camino”, afirma al respecto. “Empezar de cero”, así define Londero lo que está intentando realizar en este momento; de alguna forma procura volver a sus raíces para reencontrarse con esa versión suya que lo llevó a tocar el cielo con las manos y conseguir derrotar a grandes tenistas, como por ejemplo a Richard Gasquet en dos oportunidades en 2019.

“Para lo que resta de la temporada (busco) seguir encontrándome como mi mejor momento, seguir en la búsqueda esa porque siento que estoy bien, que voy por el buen camino”, dice. “Seguir jugando, seguir pudiendo disfrutar de jugar al tenis y poder luchar todos los partidos, todos los puntos”, resalta luego quien la próxima semana disputará el Challenger de Campiñas.

Por lo pronto esta semana ese trabajo interior que se encuentra realizando le dio buenos resultados, dado que este sábado clasificó a la final del Uruguay Open tras derrotar a Jaume Munar en tres sets luego de perder el primero 6-0. En el camino consiguió importantes victorias contra Francisco Cerúndolo en primera ronda y Thiago Monteiro en cuartos de final.

Por el momento el cordobés asegura que todavía no tiene un objetivo específico para la temporada 2022 que se avecina. “Ni me lo puse a plantear, ni nada”, sostiene. “Creo que más adelante cuando me pueda encontrar y tenga una solidez, una estructura más firme mentalmente en varias seguidillas de partidos ahí me podré un objetivo, pero hoy en día no”, agrega quien también es un apasionado del motocross.

Quién diga que cuando termine de encontrarse consigo mismo y pueda tener esa armonía tan necesaria no vuelva a obtener resultados similares a los logrados en Córdoba y Bastad en 2019; quién podrá quitarle la posibilidad de soñar con que así sea por la cantidad de ejemplos que se podrían citar. Quiere ilusionarse: “Si uno está entrenado y con la cabeza puesta en lo que hace después las cosas vienen”.

Continue Reading
Advertisement code here

Tendencias