Connect with us

Primera plana

A trece años del mejor partido de la historia entre Rafael Nadal y Roger Federer

Juan Nicolás Branz

Published

on

Tal día como hoy, pero del año 2008, Rafael Nadal venció a Roger Federer en un maratónico duelo de casi cinco horas y se consagró campeón de Wimbledon. Por diferentes razones que desarrollaremos a continuación, aquel es considerado el mejor partido de tenis de todos los tiempos. Por Juan Nicolás Branz.

Por aquellos años, Federer era, sin discusión, el mejor tenista del mundo. Sin embargo, un jovencísimo Nadal, ya ubicado en el segundo puesto del ranking, amenazaba con arrebatarle el trono. Novak Djokovic, por su parte, había conquistado su primer título grande en el Abierto de Australia, pero aún estaba un escalón por debajo en una pelea que, por el momento, era de dos.

El español era el rey indiscutido en polvo de ladrillo. Entre el Masters de Montecarlo 2005 y el de Hamburgo 2007 encadenó la impresionante cifra de 81 victorias consecutivas, alzándose con los más importantes trofeosEl suizo, por su parte, ejercía tal dominio en canchas duras y césped que logró coronarse en once de los doce Grand Slams disputados sobre dichas superficies entre 2004 y 2007 (solo falló en Melbourne en 2005, cuando cayó en semis contra Marat Safin, quien terminaría superando a Lleyton Hewitt en la final). Previamente, en 2006 y 2007, habían disputado finales consecutivas en Roland Garros y Wimbledon con victorias para cada uno en sus campeonatos predilectos. No obstante, todo estaba a punto de cambiar.

Volvían a verse las caras en la definición del abierto francés y la victoria nuevamente caía del lado del lado de Rafa. Era su cuarta Copa de los Mosqueteros consecutiva y la tercera final seguida ante su mayor rival. Lo llamativo de aquella tarde, que tendría un gran impacto a futuro, fue el marcador: 6-1, 6-3 y 6-0 en 1 h 48’.

Tres semanas más tarde, los dos protagonistas de esta historia definían, también por tercera vez consecutiva, el trofeo sobre el césped londinense. Era un partido contra la historia. Roger buscaba su sexta corona consecutiva allí, que hubiera sido inédito en cualquier Grand Slam superando los cinco Wimbledon consecutivos de Bjorn Borg, y seguir acercándose al récord de catorce Majors de Pete Sampras.

El mallorquín, por su parte, después de la dura derrota del año anterior (Toni, su tío y entrenador, confesó haberlo visto llorando desconsoladamente en el vestuario del All England después de aquel enfrentamiento), buscaba su primer título grande fuera del Bois de Boulogne. Además, una victoria lo dejaba a un paso del número uno del mundo. Aspiraba, también, a ser el primer campeón español allí desde que lo lograra Manolo Santana 42 años atrás.

El partido comenzó favorable para el balear. Dos sets a cero. De todos modos, el trámite del encuentro era muy disputado. Su Majestad ajustó algunas cuestiones en su juego y, estando más preciso en los momentos decisivos, se llevó el tercero en el tiebreak.

El cuarto parcial, también definido en el desempate, fue para el infarto. Nadal tuvo dos puntos para campeonato. En el primero no pudo hacer nada ante un potente y angulado servicio, pero el segundo trajo los fantasmas del año anterior. Con el saque y el 8-7 en su favor, se fue a la red después de un golpe con su derecha. Años más tarde reconoció que con ese tiro se sintió campeón por anticipado. Grave error. Federer, con la frialdad que lo caracteriza, ejecutó un formidable passing shot paralelo de revés, puso el 8-8 y terminó llevándose el set. Todo debía definirse en el quinto y no había tiebreak.

Con el resultado 2-2, y como había sucedido en la tercera manga, apareció el personaje menos deseado, que agregaba el componente de la épica: la lluvia. Por si algo le faltaba a esta inolvidable final. Años más tarde, Toni contó sorprendido que, al encontrarse con su sobrino en aquel segundo parate, este se mostró seguro. Sabía que podía ganar o perder, pero prometió no fallar mentalmente como el año anterior.

Y así fue. Después de 4 hs y 48’, con un nuevo match point, una derecha que se estrelló en la red sentenció las acciones por 6-4, 6-4, 6-7, 6-7 y 9-7. Un título para la historia, del que hoy se cumplen trece años.

ATP

Guido Pella recibió WC para disputar el Argentina Open

Damián Tiscornia

Published

on

El tenista bahiense de 32 años formará parte del cuadro principal del torneo organizado por Tennium, en la que será su octava participación. Por Damián Tiscornia.

Guido Pella recibió una invitación especial para disputar el cuadro principal del Argentina Open, el torneo que se disputará en el Buenos Aires Lawn Tennis del 11 al 19 de febrero. El bahiense es el segundo tenista en recibir una wild card, tras la invitación otorgada al austríaco Dominic Thiem.

El bahiense, que viene de caer en la primera ronda del Australian Open, tuvo como resultado el haber sido semifinalista en la edición del año 2019. La de esta temporada será su octava participación en el torneo que es dirigido por Martín Jaite.

Con la presencia confirmada de Guido Pella ya son seis los argentinos que tienen asegurada su participación en el torneo: Diego Schwartzman, Francisco Cerúndolo, Sebastián Báez, Pedro Cachín, Federico Coria y el mencionado Pella. Otros cinco buscarán su lugar desde la clasificación.

El Argentina Open se disputará del 11 al 19 de febrero en las instalaciones que posee el Buenos Aires Lawn Tennis, como es habitual. Su campeón defensor es el noruego Casper Ruud, aunque este año no vendrá a Sudamérica a defender los puntos ganados.

Continue Reading

Primera plana

Los Interclubes, un mundo aparte del circuito profesional

Damián Tiscornia

Published

on

Los torneos interclubes son el medio de vida de muchos jugadores que no tuvieron suerte en el circuito profesional. Conocé más sobre ellos en este informe. Por Damián Tiscornia.

El tenis es un deporte que mueve mucho dinero y demanda mucha inversión para practicarlo a nivel profesional. Sin embargo, no todos los jugadores del circuito tienen la posibilidad de tener una carrera que les permita igualar los gastos que tienen para mantener su carrera deportiva. Por varios motivos: deportivos, económicos y por qué no sociales.
No todos, por ejemplo, tienen la posibilidad de nacer en una familia que cuente con infinitos recursos económicos para tener todo al alcance de la mano y luchar por estar en la élite del tenis mundial. O en un país desarrollado socialmente. Tampoco todos los tenistas tienen la suerte de tener el revés de Roger Federer, la derecha de Novak Djokovic o la fortaleza mental de Rafael Nadal.
La falta de los recursos que sea lleva a muchos tenistas a buscar en los torneos Interclubes la posibilidad de buscar los recursos que necesitan para llevar una carrera deportiva en el circuito profesional. Otros, en cambio, tienen en esta clase de torneos su único medio de vida y dependen pura y exclusivamente de su desempeño en ellos.
Las líneas que se presentan a continuación intentarán reflejar la realidad que viven los deportistas que disputan los torneos Interclubes en Europa. ¿Se puede hacer una carrera jugando exclusivamente esta clase de torneos?, ¿cuáles son los países en los que se paga más dinero?, ¿los tenistas top los juegan a veces?

¿Qué son los interclubes?
Tal como lo dice su palabra, los Interclubes son torneos que se disputan entre clubes en gran parte del continente europeo; por lo menos allí es donde se reparte una muy buena cantidad de dinero. Alemania, España, Italia, Francia, Austria y Suiza son algunos de los países en los que se juega esta clase de torneos.
Los clubes que son animadores de los diferentes torneos poseen un organizado sistema que reúne a destacados deportistas que compiten por la gloria deportiva y por cierta estabilidad económica. En algunos oportunidades, incluso, son reforzados con tenistas top que tienen un espacio en su calendario y deciden jugar.
“Son competencias por equipos entre clubes de Europa. Dentro de cada país hay muchas categorías. En Alemania, por ejemplo, hay una competición nacional con diez equipos, la Bundesliga. Sin embargo, hay 6 divisiones más”, declaró años atrás Antonio Cordonnier en el portal Vida y tenis. “Al momento de fichar un jugador extranjero, los clubes buscan que sea el mejor jugador del equipo para así mejorar la plantilla y tener más posibilidades de ganar”, agregó más adelante.

Las condiciones
El argentino Ariel Rossi, que pasó sin pena ni gloria por el circuito profesional, contó en el 2011 cómo viven quienes juegan esta clase de torneos. “Lo habitual, para nosotros, es alojarnos en casas de familia; en algunos casos, el club te alquila un departamento”, sostuvo en el diario La Nación.
El uruguayo Gonzalo Bancalari, por su parte, agregó que los jugadores en muchas ocasiones viven juntos para abaratar costos. “Siempre fue así para los jugadores de nivel profesional del más bajo y más para nosotros, los sudamericanos, que siempre nos costó mucho todo”, afirmó a Ubitennis.es quien juega en Alemania desde el 2016.
Bancalari defiende desde el 2017 al TC Bischweier junto a sus compatriotas Rodrigo Arus y Erick Silva, quien además es el propietario de la academia en la cual trabaja dando clases. “Tuve oportunidades de jugar en otros clubes, pero me siento muy, muy cómodo en el club donde estoy porque siempre me trataron muy bien”, sostuvo.
El uruguayo de 23 años, además, contó que generalmente la temporada comienza en la primera o segunda semana de mayo y se extiende hasta la última de julio porque en agosto ya comienzan las vacaciones de verano europeo. Esa es una de las grandes diferencias que tienen los Interclubes con el circuito profesional.
Según relató Rossi en su momento, en Francia también se juega en el mismo período de tiempo y la estructura del torneo está dividida en varias divisiones de ascenso. “Uno, si se organiza bien por regiones, puede jugar hasta tres torneos por semana. Si te va bien, se contactan con vos y te llevan”, resaltó.

Hablemos de números
Una de las grandes preguntas que el lector se puede hacer es saber cómo llegan los jugadores a contactarse con los clubes para defenderlos y jugar en ellos. “Las profesionales lo conocen, se sabe, aunque normalmente lo que más funciona es el ‘voz a voz'”, declaró en el 2012 la catalana Laura Pous en el portal Punto de break.
De todas formas, el ‘boca a boca’ no es el único medio que tienen los tenistas para llegar a los torneos según relató la propia Pous. “Incluso hay agentes que se encargan de buscarte clubes por Europa, a cambio de un 5% de lo que ganes aproximadamente; yo lo tuve un tiempo, pero prescindí de él al poco tiempo”, dijo quien se retiró en el 2016.
Sin embargo, no todos pueden jugar esta clase de torneos. O, mejor dicho, no todos la tienen tan fácil, dado que quienes no possen pasaporte comunitario deben sortear otros obstáculos, según contó Juan Manuel Valverde a La Nación en 2011. “Al no tener ciudadanía europea, este año tuve que jugar diez torneos por plata, en certámenes rentados de la Federación francesa. De esa manera quedás habilitado para jugar en los clubes”, dijo.
A la hora de hablar de números Bancalari no duda en afirmar que donde mejor se paga es en Alemania y Suiza. “Eso es sin lugar a dudas”, sostuvo. En 2011 Rossi también se expresó en la misma línea que el tenista uruguayo. “En la Bundesliga se paga mejor”, declaró el argentino en aquel momento.
¿Cuánto puede percibir un jugador por disputar un torneo? Todo dependerá del ránking que tenga: cuanto más arriba está, mayor será la remuneración que recibirá. A un jugador de nivel medio-bajo, por ejemplo, se le puede abonar entre 500 y 800 euros por cada encuentro ganado. Un jugador ubicado en el top 200 podría llegar a cobrar 2.500 dólares y uno del top 100 6.000 dólares. “Los clubes te pagan por jugar, ganes o pierdas”, declaró Antonio Cordonnier años atrás.
Al ser el tenis un deporte deficitario para quienes forman parte del circuito Challenger y por lo general juegan Torneos ITF, éstos muchas veces optar por jugar Interclubes durante algunas semanas para cubrir los gastos que tienen durante todo el año, principalmente en materia de traslados y hospedaje.
La argentina Erica Krauth fue una de las que en su momento jugó los Interclubes para poder llevar adelante su carrera deportiva. “Pude sostenerme económicamente jugando Interclubes, algo que en la Argentina sería imposible”, dijo a La Nación quien en Alemania se consagró campeona con Damen Meister. “Los Interclubes son un mundo aparte”, resaltó quien se retiró de la práctica activa del tenis en el 2010.
“El circuito de la ATP es para cien personas. Para el resto es difícil. No ves plata; estás invirtiendo, más que ganando. Seguís viajando y jugando, pero es un gasto enorme, vas a pérdida. Los Interclubes pueden ser una forma de ganarse la vida y tener una base para seguir intentando con los Futures o Challengers después”, contó Alejandro Kon.
“También se dan mucho los bonus, en los que ganas más según venzas o no, tanto a nivel individual como de equipo, porque al final lo que quieren es ascender de división o no descender, y también les gusta mucho que sientas el equipo”, destacó Laura Pous, que en enero de 2012 llegó a ocupar el puesto 72 del escalafón mundial.
Ahora, ¿de dónde sale todo el dinero que se necesita? Los clubes por lo general cuentan con buenos presupuestos por los ingresos que tienen las diferentes academias de tenis por la cuota social que cobran y el alquiler de canchas. “También cuentan con dinero de los ayuntamientos, además de sponsors de la misma Federación Francesa de Tenis que también hacen aparición en estos campeonatos”, aseguró la periodista francesa Charlotte Ezdra.

Tenistas top dicen presente
Cierto es que esta clase de torneos son disputados en su gran mayoría por jugadores que no tuvieron demasiado recorrido en el circuito profesional o que, como vimos, acostumbran jugar Torneos ITF o Challengers y necesitan ganar cierto dinero para minimizar las perdidas. Sin embargo, eso no quita que jugadores ubicados entre los mejores del mundo en algún momento opten por defender a algún club; no hay nada que lo impida.
Años atrás, por ejemplo, el austríaco Dominic Thiem siendo el número ocho del mundo se hizo un hueco en su calendario para representar al TK Mannheim, el campeón de Alemania. Quizás en sus comienzos no, pero está claro que hoy en día el dinero que pueda llegar a recibir en un torneo de esta categoría no le hace la diferencia a esta clase de jugadores.
En ese sentido, Bancalari aseguró que hasta el momento no tuvo la fortuna de compartir equipo con figuras del circuito, aunque sí le tocó enfrentar a jugadores ubicados en el top 200 del ránking mundial y a extenistas de muy buen nivel. “La diferencia es grande, por supuesto”, afirmó quien salió de la escuela del entrenador Marcelo ‘Toto’ Aguirre.
Si bien tenistas ubicados en el top 30 del ránking mundial en algún momento pueden haber jugado algún partido puntual en los Interclubes, lo que abundan son ejemplos de jugadores que luego de haber jugado Interclubes ingresaron a la élite del tenis mundial. Obviamente que esta clase de torneos no tuvieron ninguna incidencia para que ello sucediera, sino que fue consecuencia de la evolución que tuvo el jugador en su juego a medida que fue creciendo.

El Interclubes argentino
Más allá de los torneos que se llevan adelante en territorio europeo y en los que participan jugadores de diversas nacionalidades, en Argentina se disputa anualmente un torneo Interclubes que es organizado por la Asociación Argentina de Tenis (AAT). En él participan los clubes afiliados en las categorías de menores, libres, y veteranos, tanto en caballeros como en damas, y sus competencias son mixtas.
El torneo, que se disputa desde finales de los años setenta, es la competencia más convocante del circuito nacional y tiene como finalidad el desarrollo del tenis en cada uno de los clubes que participa. Además, busca el fortalecimiento de los valores de respeto y camaradería entre instituciones y jugadores.
La AAT como organizadora del campeonato se encarga de distribuir cada uno de los equipos en categorías por las edades de los jugadores y en divisiones que definen y equilibran los niveles de juego. También acompaña a las instituciones participantes en el desarrollo y crecimiento de esta disciplina.
Según informó Clarín en diciembre del 2019, los torneos Interclubes siempre fueron un sostén económico para la AAT por las afiliaciones de las instituciones que participan en ellos y los pagos de inscripciones y de carnets.
A diferencia de lo que sucede en Europa, las instancias finales son disputadas por jugadores que todas las temporadas son grandes animadores del circuito ATP. En el 2019, por ejemplo, Diego Schwartzman, Guido Pella, Leonardo Mayer, Horacio Zeballos y Máximo Gónzalez fueron algunos de los que jugaron para diferentes clubes. “Lo que gana la mayoría de los jugadores es apenas simbólico”, contó a Clarín un entrenador de primer nivel que prefirió no ser identificado.
“Muchas veces los chicos representan a un club porque usan sus canchas para entrenarse, por la afinidad con la comisión de Tenis o, en varios casos, por el cariño que le tienen al club. Distinto es el caso en la Bundesliga alemana, por ejemplo: allí un top 100 puede ganar unos 5 mil euros por partido”, resaltó el mismo entrenador.
Cuarenta años atrás los mejores jugadores argentinos del momento también disputaban el campeonato Interclubes de Primera. En aquel momento, por ejemplo, un club como Ferro Carril Oeste, que en aquel entonces estaba en su máximo apogeo social, deportivo y económico, llegó a invertir unos 35 mil dólares en su equipo de varones.

Como se ve, los torneo Interclubes que se disputan en Europa suelen ser el refugio de muchos tenistas que no tuvieron la suerte de tener una carrera exitosa en el circuito ATP y además son el salvavidas económico de quienes la continúan peleando en los torneos de menor categoría del circuito profesional. Pero de algo no hay dudas amigos lector: también son un mundo aparte…

Continue Reading

ATP

Ben Shelton, el exuniversitario que ya está en cuartos del Australian Open

Damián Tiscornia

Published

on

El tenista juvenil, que en 2022 fue una de las revelaciones del Masters de Cincinnati, ya se metió entre los ocho mejores del Australian Open. Por Damián Tiscornia.

Los Grand Slams y Master 1000 suelen ser esos torneos en los que alguna promesa confirma su buen momento deportivo y la proyección que puede llegar a tener en un futuro no muy lejano. Además, son los torneos donde los mejores tenistas del ránking buscan tener muy buenas actuaciones para continuar creciendo en el ránking. O, por qué no, donde el público comienza a conocer a tenistas que son protagonistas de historias increíbles.

En el 2022 fue el Masters 1000 de Cincinnati quien catapultó al juvenil fue Ben Shelton, quien siendo estudiante de la NCAA recibió una wild card de la organización para disputar el cuadro principal del torneoo y bajo esa condición llegó hasta la tercera ronda venciendo al italiano Lorenzo Sonego y al noruego Casper Ruud.

Meses después es en el Australian Open donde se está descatando al meterse hoy en los cuartos de final del torneo, tras derrotar 6-7(5), 6-2, 7-6(4) y 6-2 a su compatriota J. J. Wolf. De todas formas no debe perderse de vista que la suerte ha estado de su lado y hasta el momento no enfrentó a ningún preclasificado: Zhang Zhizhen, Nicolás Jarry y Alexei Popyrin han sido sus otras víctimas.

Nacido en octubre del 2002 en Atlanta, es hijo Bryan Shelton, quien como jugador profesional llegó a ocupar el puesto 55 del ránking mundial y ganó dos torneos en Newport (1991 y 1992). “Él me está enseñando que no es cuestión de una rápida transición hacia el circuito si no que es más bien un largo proceso”, dijo sobre su padre, quien era su entrenador en la universidad de Florida.

De alguna manera esta temporada 2023 que recién comienza es su primera como profesional, debido a que era universitario y luego de lo que fue su participación en Cincinatti tuvo que abandona la universidad para dedicarse enteramente al circuito ATP. “Gracias a la universidad de Florida por dos años increíbles” escribió al momento de la despedida.

En un abrir y cerrar de ojos el norteamericano ya se encuentra en el puesto 89 del ránking mundial y gracias a lo que está siendo su actuación en Melbourne Park tendrá un gran ascenso una vez que se actualice la próxima semana. Ahora en cuartos se medirá ante su compatriota Tommy Paul, curiosamente otro jugador no preclasificado. No siempre se encuentran tenistas con tanta suerte…

Continue Reading

Tendencias