Connect with us

Primera plana

Cómo “descubrí” a Gabriela Sabatini y ella arbitró uno de mis partidos

Published

on

Un Wild Card para el torneo de Santa Croce por portar el mismo apellido. Una final entre periodistas en el Montecarlo Country Club con un pasaje a Botswana en juego que nunca se entregó. Una entrevista en silla de ruedas luego de un nocaut inesperado. Editorial de Ubaldo Scanagatta, traducida por Iván Tricárico.

Me parece imposible creer que Gabriela Sabatini ya tenga 50 años, como también que ahora sea mucho más hermosa (con su cabello negro) que en aquella época en la que estaba fascinado por su magnífico revés a una mano. Tenía un andar ligeramente andrógino, como si acabara de bajar de su caballo. Quién sabe, tal vez también había montado a caballos en la Pampa Húmeda.

Aún no lo puedo creer que tenga 50 años, porque cuando escuché hablar por primera vez sobre Gabriela ella no tenía ni siquiera 14 años. La primera vez que la vi jugar tenía 14 años y un mes. Desde entonces, siempre con la distancia correcta y respetuosa, me encanta. Primero, por cómo es ella, y segundo porque es la única tenista de renombre mundial que … se sentó en la silla del umpire para arbitrar un partido mio. Si a este hecho le agregamos que nació el 16 de mayo, el día de San Ubaldo, comprenderán que nunca olvido su cumpleaños.

Cuando la argentina aún no tenía 14 años, mi gran amigo y colega de ese país, Guillermo Salatino, me llamó desde Buenos Aires. “Querido Ubaldo, tenés que hacerme un gran favor”, me dijo desde su Argentina natal. “Hay una niña que tiene un talento extraordinario. Todavía no tiene 14 años, pero te aseguro que es un fenómeno. Le gustaría jugar el torneo juvenil de Santa Croce, peor no tiene el ranking para participar y sólo puede hacerlo si le dan un Wild Card. ¡Te juro que se lo merece, confía en mí!”, agregó.

Confío ciegamente en Guillermo y en sus conocimientos de tenis. Antes de convertirse en un gran periodista, comentarista de radio y televisión para FOX Sports Sudamérica, fue un excelente tenista, uno de los mejores 20 de su país en aquella época.

Inmediatamente después de su llamado, llamé al director del torneo de Santa Croce, Mauro Sabatini, un hombre de extraordinaria pasión, sin el cual este certamen nunca hubiera existido. Le pedí el Wild Card para Gabi, comentándole las predicciones de Salata (como se lo conoce en el medio) y sumándole sus orígenes italianos. “Los abuelos emigraron de Potenza Picena, provincia de Macerata”, le comenté. Sin embargo, me interrumpió y me dijo: “Ubaldo querido, ¿es posible que pueda negarle una invitación a una tenista de apellido Sabatini como yo?”, dijo entre carcajadas.

Finalmente, Gabi vino a Santa Croce sull’Arno. Creo que fue en abril. Todavía no tenía 14 años y ganó el torneo al llevarse la final sudamericana ante una brasileña unos años más grande que ella.

Si Maruo Sabatini hubiera podido, la habría adoptado. Cada vez que nos veíamos, me daba las gracias, a pesar de que no había hecho nada. Pedí el Wild Card con mucho gusto. Ella también me lo agradeció en más de una oportunidad.

Un mes más tarde, ganó un torneo juvenil mucho más importante. Esta vez, ante la atenta mirada de mis ojos, porque no había podido viajar a Santa Croce. Aquel torneo era nada más ni nada menos que Roland Garros, ya con 14 años. Guillermo Salatino tenía razón. Aunque no tanto como él, me sentí un poco un cazatalentos. Dos años antes, corrimos desde la sala de prensa hasta el Court 3 (ya no está allí) para admirar a otra niña prodigio, una rubia de 12 años con piernas muy largas y un golpe que daba miedo. Se llamaba Steffi Graf.

Pasó un año, y en abril de 1985, Gabriela viajó a Montecarlo. Mientras se jugaba el torneo masculino, que si no me falla la memoría habrán ganado Ivan Lendl o Mats Wilander, creo recordar que se jugó un torneo juvenil en la Riviera francesa. Ese mismo año, el Country Club, sede del certamen monegasco que hoy en día domina Rafael Nadal, organizó un torneo para periodistas. A la final llegamos justamente Guillermo Salatino y yo. Un largo partido de 9 games y un primer premio faboluso: un viaje para dos personas a Botswana, financiado por una agencias de viajes local. El segundo premio era un reloj Ebel. Cosas, de príncipes.

Gabriela apareció aquella mañana de la definición. No se jugó en la central, por su puesto, sino en uno de las canchas sobre la colina. Quizás, el lugar más cómodo y cercano para que alguien se siente en la silla del umpire. Si bien no recuerdo cómo fue, se que Gabi se subió allí. El partido comenzó, y con voz tímida pero con una sonrisa brillante, susurró el score. Empecé muy mal. “3-0 señor Salatino”, cantó la niña. En el cambio de lado, le dije a Guillermo. “No te olvides de enviarme una postal desde Botswana”.

“4-3 señor Scanagatta”, dijo Sabatini en voz muy baja”. A pesar de su timidez, se notaba que estaba pasando un buen rato viendo a dos mayores de 45 años rojos como pimientos jugar bajo el sol de Montecarlo. “Ubaldo enviame la postal”, resopló Guillermo. “Prefiero enviársela a Gabriela”, le respondí.

Epílogo. Durante meses llamé a la misteriosa agencia de viajes monegasca para reclamar mi premio. Verdaderamente, fue una tormenta de llamadas. Desapareció, sin honrar mi premio. Nunca fui a Botswana, nunca envío una postal. Por su lado, Guillermo mostró su magnífico reloj Ebel durante años. Para ser honestos, al año siguiente, Bernard Noat, entonces director del torneo, me dio uno también a mí, el cual sigue siendo el favorito de mi esposa Tiziana, con la que comenzaba a salir en ese momento.

Poco más de un mes y medio después de aquel memorable arbitraje, Gabi, con 15 años, llegó a las semifinales de Roland Garros (de mayores), convirtiéndose en la semifinalista más joven de la historia del certamen parisino.

Ahora, les contaré otro episodio que me une a ella. En enero de 1990, Tele + me envió por primera vez al Australian Open. Un calor húmedo y pegajoso. En aquel momento, se jugaba sobre Rebound Ace, una verdadera masacre para los tenistas que se doblaban los tobillos porque las suelas de sus zapatos se adherían a la superficie. Hubo muchas víctimas, entre ellas Sabatini, que había derrotado a Frazier y Bollegraf. Luego de estas victorias, debía jugar contra la alemana Claudia Porwik, pero se tropezó en el primer set. Se detuvo, le envolvieron el tobillo, pero no había nada que hacer. Perdió el primer set por 6-0 y cuando perdía 1-0 en el segundo no tuvo otra alternativa que retirarse.

La llevaron lejos del campo central de Flinders Park en una silla de ruedas. Ahora dime que jugador de tenis, hombre o mujer, se habría presentando en una silla de ruedas en una sala de prensa luego de tal decepción. Gabriela era única. Ella llegó como si no hubiese pasado nada. Respondió las preguntas de la entrevista que me prometió. Una educación magnifica que le enseñó su padre Osvaldo. Una chica fantástica. Cuando se retiró a los 26 años, me enojé, lo lamenté mucho. Fue demasiado temprano, pero ella había perdido la garra y la pasión.

¿Cómo no ser fanático de ella? Si tuve la suerte de conocerla, incluso hoy, ella es tan linda, dulce y cariñosa como siempre. ¿50 años de edad? No lo creo.

ATP

Dominic Thiem y el anuncio sobre su retiro: “Me he quitado mucho estrés”

Damián Tiscornia

Published

on

El austríaco habló ante los medios antes de que comience su participación en el Mallorca Open, uno de sus últimos torneos como profesional. Por Damián Tiscornia.

Dominic Thiem se encuentra disputando sus últimos torneos como profesional, tras anunciar su retiro del tenis una vez que finalice esta temporada. El austríaco esta semana dirá presente en el Mallorca Open, donde debutará ante el francés Gael Monfils, y antes de su debut habló ante los medios acreditados en el torneo.

Las ganas de jugar sus últimos torneos y lo que viene. “Tengo muchas ganas de jugar mis últimos torneos, pero también de todo lo que viene después y estoy tratando de disfrutar mi último mes todo lo posible”.

La retirada de su amigo Diego Schwartzman. “Es un año muy emotivo diría yo, porque Diego y yo hemos anunciado nuestra retirada. También probablemente Rafa y Andy están llegando al final y eso es muy emotivo”.

El futuro con Sinner y Alcaraz. “Aun así, hay algunos jugadores de la antigua generación que siguen jugando un tenis increíble y tenemos una nueva generación también increíble. Ahora ya hay dos chicos que han sido número 1, Sinner y Alcaraz, que son increíbles y hacen un gran tenis. Me encanta verlos y probablemente a todos los aficionados también, así que el tenis está en muy buenas manos”.

El balance de su carrera deportiva. “He tenido una muy bonita carrera, siempre le he puesto mucha pasión en todo momento y lo he dado todo, pero ahora que he anunciado mi retirada estoy muy contento porque me he quitado mucho estrés”.

¿Cómo le gustaría ser recordado? “Creo que lo más importante de todo es que espero que muchos niños, especialmente en Austria- porque soy de Austria y probablemente donde más conocido soy es allí, en mi propio país- empiecen a jugar al tenis por mí. Eso sería el legado más importante. También espero que la gente me recuerde como una buena persona del circuito, que a la gente le gustara mi juego eso también es importante. Espero que sea un buen legado”.

 

 

 

 

 

Continue Reading

ATP

Jannick Sinner gana en Halle su primer título en césped: “Significa mucho para mí”

Damián Tiscornia

Published

on

El tenista italiano sumó su primer título Atp sobre césped y comenzó de buena manera su preparación para lo que será Wimbledon dentro de algunas semanas en el All England Club. Por Damián Tiscornia

Jannik Sinner se consagró campeón del Atp 500 de Halle tras derrotar 7-6(8) y 7-6(2) al polaco Hubert Hurkacz en la final disputada este domingo. De esta manera, el italiano ganó su primer título Atp sobre césped y demostró que puede ser uno de los favoritos para ganar Wimbledon.

“Sabía que si quería vencer a Hubert Hurkacz en la final tenía que estar muy atento en todo momento y desplegar mi mejor versión”, declaró el número 1 del mundo luego del partido. “Ganar este torneo significa mucho para mí”, añadió luego quien necesitó 1 hora y 49 minutos para quedarse con la victoria.

Con este resultado Sinner comienza a preparar de buena manera lo que será su participación en Wimbledon dentro de dos semanas. “Estoy deseando competir allí. Sé que la hierba es un poco distinta a la de esta semana, pero ya el año pasado hice un buen tenis allí y ahora voy a presentarme con más confianza todavía”, dijo al respecto.

Sinner, que suma 38 victorias en los 41 partidos que lleva disputados esta temporada, se convirtió en el cuarto jugador en grabar su nombre como campeón de Halle siendo número 1 del mundo. Los anteriores fueron Yegveny Kafelnikov, Lleyton Hewitt y Roger Federer en diferentes años.

Hubert Hurkacz, por su parte, no pudo repetir el título conseguido en 2022, aunque este lunes trepará hasta el puesto 7 del ránking mundial (su mejor ubicación histórica). El polaco culminará la gira sobre césped en Wimbledon, donde este año buscará repetir las semifinales alcanzadas en 2021.

 

 

 

Continue Reading

ATP

Tommy Paul se convierte en el nuevo campeón de Queen’s

Damián Tiscornia

Published

on

El tenista estadounidense venció al italiano Lorenzo Musetti en la final jugada este domingo, ganando así su segundo título de la temporada. Por Damián Tiscornia

Tommy Paul se consagró campeón del Atp 500 de Queen’s tras derrotar 6-1 y 7-6(8) al italiano Lorenzo Musetti en la final disputada este domingo. De esta manera, el estadounidense ganó su segundo título de la temporada y este lunes ascenderá hasta el puesto 12 del ránking mundial.

El quinto preclasificado del torneo, que venía de dejar por el camino a su compatriota Sebastián Korda, necesitó 1 hora y 31 minutos de juego para quedarse con el partido. El estadounidense quebró el servicio de su rival en tres oportunidades y en el segundo parcial salvó un set point que tuvo a su favor el italiano.

“Escuchar los nombres (de los antiguos campeones) en el vestuario es algo increíble”, declaró luego del partido el estadounidense, quien además agradeció a todo su equipo técnico el título conseguido.

El nacido en la ciudad de Nueva Jersey, que este año ya había ganado en Dallas, se convirtió en el noveno estadounidense en consagrarse campeón en Queen’s, en un listado que incluye a Pete Sampras y Andy Murray, y que el último en conseguirlo había sido Sam Querrey.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Continue Reading
Advertisement code here

Tendencias